China ofrece cooperación y USD 10.000 millones en préstamos a Africa

China fortaleció el domingo su estrategia africana al anunciar que otorgará 10.000 millones de dólares en préstamos bonificados a Africa, agregando que está dispuesta a desempeñar un papel para apoyar "la paz y la seguridad" en ese continente."Nosotros ayudaremos a Africa a desarrollar sus capacidades financieras (...). Nosotros suministraremos 10.000 millones de dólares a Africa en préstamos bonificados", anunció este domingo el primer ministro chino, Wen Jiabao, al inaugurarse el Foro China-Africa en el balneario egipcio de Charm El Cheij.Luego de referirse a "un nuevo punto de partida" entre su país y el continente africano, el jefe de gobierno chino precisó que esos préstamos formaban parte de varias medidas que serán tomadas durante los tres próximos años.El Foro China-Africa, en el cual participan unos 50 países, se desarrolla el domingo y el lunes en Charm El Cheij con el objetivo de reforzar una cooperación económica ya intensa entre el gigante asiático y el continente africano.Durante el anterior foro de este encuentro trienal, realizado en 2006 en Pekín, las autoridades chinas prometieron una ayuda financiera a Africa de 5.000 millones de dólares. Pekín también concluyó acuerdos de reducción o de anulación de la deuda con 31 países de ese continente.El domingo, China volvió a comprometerse a reducir el peso de la deuda de ciertos países africanos."China está dispuesta a profundizar su cooperación concreta con Africa", dijo Wen, agregando que su país también deseaba desempeñar un papel en "la solución de las cuestiones relativas a la paz y la seguridad".El primer ministro chino también se refirió al fortalecimiento de las relaciones en varios sectores más, como el medio ambiente, con la instauración de 100 proyectos vinculados a las energías limpias, la educación y la ciencia.El presidente egipcio Hosni Mubarak inauguró esta cuarta conferencia ministerial del Foro sobre la Cooperación Sino-Africana (FOCAC, según sus iniciales en inglés) en presencia de varios jefes de Estado y de gobierno.En su alocución, Mubarak calificó de "nueva etapa" y de "importante paso hacia adelante" esta reunión, destinada a fortalecer "la paz, la seguridad y el crecimiento" y "profundizar la cooperación entre China y Africa".Según estadísticas oficiales chinas, las inversiones directas chinas en el continente africano pasaron de 491 millones de dólares en 2003 a 7.800 millones a finales de 2008.Los intercambios comerciales entre China y Africa van en aumento desde el comienzo de esta década, alcanzando los 106.800 millones de dólares en 2008, un alza de 45,1% en un año.Las autoridades chinas, que se limitan a hacer negocios y no hablan de derechos humanos, son acusadas con frecuencia de "neocolonialismo" y de avalar a golpe de talonario a regímenes que pisotean los derechos humanos.China es también uno de los principales aliados a nivel internacional y socio económico de Sudán, sobre cuyo presidente Omar el Bechir pesa una orden de arresto internacional por crímenes de guerra y contra la Humanidad en Darfur.Antes las críticas, China sostuvo que mantiene una estrategia de no injerencia en los países donde invierte.

China fortaleció el domingo su estrategia africana al anunciar que otorgará 10.000 millones de dólares en préstamos bonificados a Africa, agregando que está dispuesta a desempeñar un papel para apoyar "la paz y la seguridad" en ese continente."Nosotros ayudaremos a Africa a desarrollar sus capacidades financieras (...). Nosotros suministraremos 10.000 millones de dólares a Africa en préstamos bonificados", anunció este domingo el primer ministro chino, Wen Jiabao, al inaugurarse el Foro China-Africa en el balneario egipcio de Charm El Cheij.Luego de referirse a "un nuevo punto de partida" entre su país y el continente africano, el jefe de gobierno chino precisó que esos préstamos formaban parte de varias medidas que serán tomadas durante los tres próximos años.El Foro China-Africa, en el cual participan unos 50 países, se desarrolla el domingo y el lunes en Charm El Cheij con el objetivo de reforzar una cooperación económica ya intensa entre el gigante asiático y el continente africano.Durante el anterior foro de este encuentro trienal, realizado en 2006 en Pekín, las autoridades chinas prometieron una ayuda financiera a Africa de 5.000 millones de dólares. Pekín también concluyó acuerdos de reducción o de anulación de la deuda con 31 países de ese continente.El domingo, China volvió a comprometerse a reducir el peso de la deuda de ciertos países africanos."China está dispuesta a profundizar su cooperación concreta con Africa", dijo Wen, agregando que su país también deseaba desempeñar un papel en "la solución de las cuestiones relativas a la paz y la seguridad".El primer ministro chino también se refirió al fortalecimiento de las relaciones en varios sectores más, como el medio ambiente, con la instauración de 100 proyectos vinculados a las energías limpias, la educación y la ciencia.El presidente egipcio Hosni Mubarak inauguró esta cuarta conferencia ministerial del Foro sobre la Cooperación Sino-Africana (FOCAC, según sus iniciales en inglés) en presencia de varios jefes de Estado y de gobierno.En su alocución, Mubarak calificó de "nueva etapa" y de "importante paso hacia adelante" esta reunión, destinada a fortalecer "la paz, la seguridad y el crecimiento" y "profundizar la cooperación entre China y Africa".Según estadísticas oficiales chinas, las inversiones directas chinas en el continente africano pasaron de 491 millones de dólares en 2003 a 7.800 millones a finales de 2008.Los intercambios comerciales entre China y Africa van en aumento desde el comienzo de esta década, alcanzando los 106.800 millones de dólares en 2008, un alza de 45,1% en un año.Las autoridades chinas, que se limitan a hacer negocios y no hablan de derechos humanos, son acusadas con frecuencia de "neocolonialismo" y de avalar a golpe de talonario a regímenes que pisotean los derechos humanos.China es también uno de los principales aliados a nivel internacional y socio económico de Sudán, sobre cuyo presidente Omar el Bechir pesa una orden de arresto internacional por crímenes de guerra y contra la Humanidad en Darfur.Antes las críticas, China sostuvo que mantiene una estrategia de no injerencia en los países donde invierte.

Más noticias

0 Comentarios