DC United volvió a decepcionar a su gente

DC United volvió a decepcionar a su gente DC United volvió a decepcionar a su gente

DC United volvió a decepcionar a su gente

En el United cambió el técnico pero no los resultados. El equipo capitalino volvió a decepcionar a su gente y perdió en casa ante Dallas 3 a 1. El cambio de Ben Olsen por Curt Onalfo en el banquillo no parecen cambiar la historia, la triste historia de este presente paupérrimo del equipo capitalino.“La derrota nos produce una gran frustración - decía el técnico Olsen tras el partido- Pero no nos vamos a dar por vencidos e intentaremos ganar los once partidos que nos quedan en la temporada”.

Aun así, ganándolos todos , hecho que no parece fácil ni posible, DC United habrá de cerrar su peor temporada de la historia.

Si bien el encuentro arrancó con ilusiones, DC llegó en varias oportunidades sobre el arco de Dallas, el equipo de la capital se fue al descanso perdiendo 1 a 0. “Creí que teníamos vida, la idea en el segundo tiempo era salir con todo a empatar”, decía Olsen. Pero la historia en el complemento fue diferente: Dallas marcó el segundo y el partido pareció concluir, a pesar que aún quedaban minutos por jugar. DC nunca se recuperó de esa desventaja lo que hizo mas cómodo el desarrollo del juego para el visitante.

“Mis jugadores hicieron el esfuerzo por al menos empatar”, se refería Olsen tras el descuento que llegó gracias a un autogol de Jair Benítez.

“Queríamos recompensar a los aficionados que nunca dejaron de estimularnos pero el esfuerzo no nos alcanzó”, concluyó Olsen.

Y de hecho que así fue. El aliento de las tribunas lamentablemente no contagió a los jugadores que parecen no sentir el partido ni la camiseta. El apoyo parece incondicional a pesar de la mala racha. Nos quedamos entonces con el canto, la música y el aliento de los Screaming Eagles, la hinchada del DC United que gana todos los partidos.

 

En el United cambió el técnico pero no los resultados. El equipo capitalino volvió a decepcionar a su gente y perdió en casa ante Dallas 3 a 1. El cambio de Ben Olsen por Curt Onalfo en el banquillo no parecen cambiar la historia, la triste historia de este presente paupérrimo del equipo capitalino.“La derrota nos produce una gran frustración - decía el técnico Olsen tras el partido- Pero no nos vamos a dar por vencidos e intentaremos ganar los once partidos que nos quedan en la temporada”.

Aun así, ganándolos todos , hecho que no parece fácil ni posible, DC United habrá de cerrar su peor temporada de la historia.

Si bien el encuentro arrancó con ilusiones, DC llegó en varias oportunidades sobre el arco de Dallas, el equipo de la capital se fue al descanso perdiendo 1 a 0. “Creí que teníamos vida, la idea en el segundo tiempo era salir con todo a empatar”, decía Olsen. Pero la historia en el complemento fue diferente: Dallas marcó el segundo y el partido pareció concluir, a pesar que aún quedaban minutos por jugar. DC nunca se recuperó de esa desventaja lo que hizo mas cómodo el desarrollo del juego para el visitante.

“Mis jugadores hicieron el esfuerzo por al menos empatar”, se refería Olsen tras el descuento que llegó gracias a un autogol de Jair Benítez.

“Queríamos recompensar a los aficionados que nunca dejaron de estimularnos pero el esfuerzo no nos alcanzó”, concluyó Olsen.

Y de hecho que así fue. El aliento de las tribunas lamentablemente no contagió a los jugadores que parecen no sentir el partido ni la camiseta. El apoyo parece incondicional a pesar de la mala racha. Nos quedamos entonces con el canto, la música y el aliento de los Screaming Eagles, la hinchada del DC United que gana todos los partidos.

Más noticias

0 Comentarios