DC: violan derechos de inmigrantes indocumentados

En medio del fuerte ambiente anti-inmigrante en el país, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que es parte de la OEA, anunció hoy que la actual política de deportación de Estados Unidos viola los derechos humanos de los niños y sus familiasEsto a raíz del caso Wayne Smith y Hugo Armendáriz vs. Estados Unidos.Smith y Armendáriz, dos inmigrantes deportados por delitos de drogas, vivían en el país como residentes legales por más de 25 años, tenían familia y sus hijos eran ciudadanos estadounidenses. Hasta 1996, los jueces de inmigración podían tomar en cuenta esa situación antes de decidir si procedía una deportación pero ahora están prohibidos de hacerlo. De acuerdo a un reporte del Human Rights Watch, más de un millón de familias han sido separadas por procesos de deportación y, según el Washington Post, se estima que en este año más de 400,000 personas sean deportadas quedando atrás niños, esposos y ancianos.

La decisión de la Comisión Interamericana es importante porque, aparte de ser la primera en la que se pronuncia una organización internacional contra Estados Unidos, también puede dejar un precedente legal.

La comunidad internacional y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes piden a los jueces de inmigración que re-evalúen las políticas de deportación y que tengan en cuenta como este proceso afecta a familias y a comunidades.

En medio del fuerte ambiente anti-inmigrante en el país, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que es parte de la OEA, anunció hoy que la actual política de deportación de Estados Unidos viola los derechos humanos de los niños y sus familiasEsto a raíz del caso Wayne Smith y Hugo Armendáriz vs. Estados Unidos.Smith y Armendáriz, dos inmigrantes deportados por delitos de drogas, vivían en el país como residentes legales por más de 25 años, tenían familia y sus hijos eran ciudadanos estadounidenses. Hasta 1996, los jueces de inmigración podían tomar en cuenta esa situación antes de decidir si procedía una deportación pero ahora están prohibidos de hacerlo. De acuerdo a un reporte del Human Rights Watch, más de un millón de familias han sido separadas por procesos de deportación y, según el Washington Post, se estima que en este año más de 400,000 personas sean deportadas quedando atrás niños, esposos y ancianos.

La decisión de la Comisión Interamericana es importante porque, aparte de ser la primera en la que se pronuncia una organización internacional contra Estados Unidos, también puede dejar un precedente legal.

La comunidad internacional y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes piden a los jueces de inmigración que re-evalúen las políticas de deportación y que tengan en cuenta como este proceso afecta a familias y a comunidades.

Más noticias

0 Comentarios