Estudiantes de Juárez sufren de estrés postraumático

Estudiantes de Juárez sufren de estrés postraumático Estudiantes de Juárez sufren de estrés postraumático

Estudiantes de Juárez sufren de estrés postraumático

Algunos estudiantes de UTEP, que pasan un tiempo significativo en Juárez, han desarrollado síntomas asociados con el desorden de estrés postraumático, según un reciente estudio.El 41 por ciento, de un grupo de 107 estudiantes mostró señales clínicas del desorden, dijo Thomas Taylor, estudiante de la Universidad de Texas en El Paso y quien realizó el estudio. Otro 31 por ciento estuvo, tan sólo, por debajo del parámetro, mientras que el 28 por ciento restante mostró efectos mínimos.Los estudiantes no fueron diagnosticados clínicamente, así lo aseguró Taylor, pero el examen que utilizó es el usado por los psicólogos para determinar quien necesita tratamiento. Esto debe ser aún más intenso dentro de la población de Juárez en general, según Taylor, las personas de un nivel socio económico bajo, están más vulnerables a padecer este estado. El desorden fluctúa desde los sentimientos de temor, impotencia y horror. Estos sentimientos pueden ser ocasionados por circunstancias indirectas como experiencias de amistades o reportes de violencia que realizan los medios de comunicación. Los síntomas pueden incluir mareos nocturnos, regresiones, enojo desmedido, y hasta la disminución de habilidad para relacionarse positivamente con otros.Según Taylor, los habitantes de Juárez pueden, incluso, experimentar los mismos niveles de estrés que las tropas de combate, debido a la constante incertidumbre. Dejar Ciudad Juárez, no necesariamente significa una solución. Muchas personas dejan atrás sus familias, quienes aportan un apoyo fundamental. La falta de ingresos también puede representar un problema.Los participantes en este estudio fueron personas que hablan español y que viven o viajan constantemente a Juárez, por lo menos tres días a la semana. Diariamente ellos llenaron un cuestionario por Internet, que les tomó entre 5 y 10 minutos cada vez. Las opciones para identificar el síndrome postraumático, tuvieron que ser modificadas para incluir cosas relacionadas a la violencia ocasionada por los carteles y el ejército. Taylor tiene la intención de, una vez analizado y completado su estudio, publicarlo.

 

Algunos estudiantes de UTEP, que pasan un tiempo significativo en Juárez, han desarrollado síntomas asociados con el desorden de estrés postraumático, según un reciente estudio.El 41 por ciento, de un grupo de 107 estudiantes mostró señales clínicas del desorden, dijo Thomas Taylor, estudiante de la Universidad de Texas en El Paso y quien realizó el estudio. Otro 31 por ciento estuvo, tan sólo, por debajo del parámetro, mientras que el 28 por ciento restante mostró efectos mínimos.Los estudiantes no fueron diagnosticados clínicamente, así lo aseguró Taylor, pero el examen que utilizó es el usado por los psicólogos para determinar quien necesita tratamiento. Esto debe ser aún más intenso dentro de la población de Juárez en general, según Taylor, las personas de un nivel socio económico bajo, están más vulnerables a padecer este estado. El desorden fluctúa desde los sentimientos de temor, impotencia y horror. Estos sentimientos pueden ser ocasionados por circunstancias indirectas como experiencias de amistades o reportes de violencia que realizan los medios de comunicación. Los síntomas pueden incluir mareos nocturnos, regresiones, enojo desmedido, y hasta la disminución de habilidad para relacionarse positivamente con otros.Según Taylor, los habitantes de Juárez pueden, incluso, experimentar los mismos niveles de estrés que las tropas de combate, debido a la constante incertidumbre. Dejar Ciudad Juárez, no necesariamente significa una solución. Muchas personas dejan atrás sus familias, quienes aportan un apoyo fundamental. La falta de ingresos también puede representar un problema.Los participantes en este estudio fueron personas que hablan español y que viven o viajan constantemente a Juárez, por lo menos tres días a la semana. Diariamente ellos llenaron un cuestionario por Internet, que les tomó entre 5 y 10 minutos cada vez. Las opciones para identificar el síndrome postraumático, tuvieron que ser modificadas para incluir cosas relacionadas a la violencia ocasionada por los carteles y el ejército. Taylor tiene la intención de, una vez analizado y completado su estudio, publicarlo.

Más noticias

0 Comentarios