Ex policía de Camden privó a civiles de sus derechos

Un ex sargento de la policía de Camden, New Jersey, se declaró culpable este jueves de conspirar con otros oficiales de la policía para privar a otros de sus derechos civiles.

Dan E. Morris, de 47 años, de Moorestown, New Jersey, se declaró culpable de una información la cual indica que se involucró en una conspiración con al menos cuatro oficiales de la policía de Camden para privar a individuos de sus derechos mientras estaba de servicio como oficial de policía.

Morris admitió que entre mayo de 2007 y septiembre de 2008, llevó a cabo allanamientos ilegales sin una orden de registro o autorización, obtenida bajo coacción; robando dinero durante dichos allanamientos y detenciones, y permitía a los agentes que supervisó para que incluyeran datos en los informes de la policía que eran falsos.

Morris se declaró culpable de conspirar para privar a las personas del libre ejercicio y goce de los derechos, un delito que conlleva una pena máxima de 10 años de prisión y una multa de 250.000 dólares. Será sentenciado el 2 de diciembre de 2010.

Un ex sargento de la policía de Camden, New Jersey, se declaró culpable este jueves de conspirar con otros oficiales de la policía para privar a otros de sus derechos civiles.

Dan E. Morris, de 47 años, de Moorestown, New Jersey, se declaró culpable de una información la cual indica que se involucró en una conspiración con al menos cuatro oficiales de la policía de Camden para privar a individuos de sus derechos mientras estaba de servicio como oficial de policía.

Morris admitió que entre mayo de 2007 y septiembre de 2008, llevó a cabo allanamientos ilegales sin una orden de registro o autorización, obtenida bajo coacción; robando dinero durante dichos allanamientos y detenciones, y permitía a los agentes que supervisó para que incluyeran datos en los informes de la policía que eran falsos.

Morris se declaró culpable de conspirar para privar a las personas del libre ejercicio y goce de los derechos, un delito que conlleva una pena máxima de 10 años de prisión y una multa de 250.000 dólares. Será sentenciado el 2 de diciembre de 2010.

Más noticias

0 Comentarios