Latinos exigen atención al tema de violencia racial

El último crimen de odio ocurrido en las calles de Baltimore y que dejó muerto a Martin Reyes fue la gota que rebaso el vaso de la discriminación en esta ciudad y la razón por la que miembros de la comunidad se reunieron hoy en el parque Patterson en Baltimore para decir—Ya basta.“Alto al crimen, alto al odio, alto a esos ataques en contra de la comunidad latina, alto a estos abusos”, dijo Gustavo Torres de CASA Maryland.

Los objetivos de la conferencia de prensa eran invitar a la comunidad latina y afro-americana a trabajar juntos contra esta ola de crimen; y lo más importante, comprometer a las autoridades. Torres dijo que era muy importante que las autoridades de la ciudad le aseguraran a la comunidad que la policía de Baltimore no tenia intensiones de colaborar con agentes de inmigración y que se iban a mantener los temas separados.

Porque miedo de ser deportados es lo que sienten muchos latinos en esta área y esa es la razón por la que no reportan estos crímenes.

En los últimos dos meses ocurrieron cinco casos similares; dos de ellos incluyeron miembros de la familia Reyes. Martin Reyes de 51 años de edad fue asesinado a golpes el sábado y Juan Hernández, sobrino de Reyes, de 29 años de edad murió por un tiro en la cabeza hace un mes. Dos tragedias para una familia que quedo marcada por el odio y teme más violencia en su contra.

El asesino de Reyes, quien confesó que lo mató porque “odia a los mexicanos”, tiene esquizofrenia según las autoridades y miembros de la comunidad afro-americana dijeron que las acciones del adolescente fueron el resultado del resentimiento que escucha y que percibe.

“Nos preocupa mucho esto porque no queremos ver odio crecer entre ninguno de estos dos grupos” dijo el Presidente del Consejo de la Ciudad de Baltimore, Bernard Young.

Líderes de las dos comunidades—hispanos y afro-americanos—se reunieron hoy para hacer un llamado de tolerancia, pero también para hacer un llamado al resto del país porque, según dicen, los crímenes contra los latinos en Baltimore son solamente el resultado de las palabras de odio de políticos irresponsables y de un sentimiento anti-inmigrante que crece cada vez más a nivel nacional.

El último crimen de odio ocurrido en las calles de Baltimore y que dejó muerto a Martin Reyes fue la gota que rebaso el vaso de la discriminación en esta ciudad y la razón por la que miembros de la comunidad se reunieron hoy en el parque Patterson en Baltimore para decir—Ya basta.“Alto al crimen, alto al odio, alto a esos ataques en contra de la comunidad latina, alto a estos abusos”, dijo Gustavo Torres de CASA Maryland.

Los objetivos de la conferencia de prensa eran invitar a la comunidad latina y afro-americana a trabajar juntos contra esta ola de crimen; y lo más importante, comprometer a las autoridades. Torres dijo que era muy importante que las autoridades de la ciudad le aseguraran a la comunidad que la policía de Baltimore no tenia intensiones de colaborar con agentes de inmigración y que se iban a mantener los temas separados.

Porque miedo de ser deportados es lo que sienten muchos latinos en esta área y esa es la razón por la que no reportan estos crímenes.

En los últimos dos meses ocurrieron cinco casos similares; dos de ellos incluyeron miembros de la familia Reyes. Martin Reyes de 51 años de edad fue asesinado a golpes el sábado y Juan Hernández, sobrino de Reyes, de 29 años de edad murió por un tiro en la cabeza hace un mes. Dos tragedias para una familia que quedo marcada por el odio y teme más violencia en su contra.

El asesino de Reyes, quien confesó que lo mató porque “odia a los mexicanos”, tiene esquizofrenia según las autoridades y miembros de la comunidad afro-americana dijeron que las acciones del adolescente fueron el resultado del resentimiento que escucha y que percibe.

“Nos preocupa mucho esto porque no queremos ver odio crecer entre ninguno de estos dos grupos” dijo el Presidente del Consejo de la Ciudad de Baltimore, Bernard Young.

Líderes de las dos comunidades—hispanos y afro-americanos—se reunieron hoy para hacer un llamado de tolerancia, pero también para hacer un llamado al resto del país porque, según dicen, los crímenes contra los latinos en Baltimore son solamente el resultado de las palabras de odio de políticos irresponsables y de un sentimiento anti-inmigrante que crece cada vez más a nivel nacional.

Más noticias

0 Comentarios