Nuevo sismo en Haití causa pánico y zozobra

Una réplica de 6.0 grados de magnitud, la más fuerte de 40 que se han registrado desde que ocurrió el terremoto del 12 de enero, causó pánico y desesperación en Haití el miércoles, a eso de las6 de la mañana, provocando que los sobrevivientes y socorristas corrieran despavoridos de sus improvisados refugios hacia espacios libres.

El sismo que terminó de derrumbar muchas de las estructuras dañadas 8 días atrás, focalizó su epicentro 35 millas al Oeste-Suroeste de la capital Puerto Principe, con una profundidad de 6.2 millas.

Como es de suponer, el movimiento telúrico terminó de complicar las labores de rescate y de asistencia a los damnificados, que sobrepasan el millón y medio de personas.

Y es que pese al colosal esfuerzo de ayuda internacional, los problemas de logística y de inseguridad no permiten que la asistencia médica y alimenticia llegue a todos los rincones de Puerto Principe y mucho menos a otras provincias de la isla.

Pese a las complicaciones, los esfuerzos de recaudación económica continúan, especialmente en el área metropolitana, donde la Cruz Roja Americana, el Ejercito de Salvación y la Junta de Comercio capitalina convocaron a representantes de corporaciones para que donen más dinero, que sería destinado para la atención primaria de víctimas y el inicio de la reconstrucción de la nación caribeña.

Una réplica de 6.0 grados de magnitud, la más fuerte de 40 que se han registrado desde que ocurrió el terremoto del 12 de enero, causó pánico y desesperación en Haití el miércoles, a eso de las6 de la mañana, provocando que los sobrevivientes y socorristas corrieran despavoridos de sus improvisados refugios hacia espacios libres.

El sismo que terminó de derrumbar muchas de las estructuras dañadas 8 días atrás, focalizó su epicentro 35 millas al Oeste-Suroeste de la capital Puerto Principe, con una profundidad de 6.2 millas.

Como es de suponer, el movimiento telúrico terminó de complicar las labores de rescate y de asistencia a los damnificados, que sobrepasan el millón y medio de personas.

Y es que pese al colosal esfuerzo de ayuda internacional, los problemas de logística y de inseguridad no permiten que la asistencia médica y alimenticia llegue a todos los rincones de Puerto Principe y mucho menos a otras provincias de la isla.

Pese a las complicaciones, los esfuerzos de recaudación económica continúan, especialmente en el área metropolitana, donde la Cruz Roja Americana, el Ejercito de Salvación y la Junta de Comercio capitalina convocaron a representantes de corporaciones para que donen más dinero, que sería destinado para la atención primaria de víctimas y el inicio de la reconstrucción de la nación caribeña.

Más noticias

0 Comentarios