PLCB devuelve $2.1 millones para comunidades

PLCB devuelve $2.1 millones para comunidades PLCB devuelve $2.1 millones para comunidades

PLCB devuelve $2.1 millones para comunidades

Como parte de su reinversión semestral a las comunidades locales, la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas de Pennsylvania (PLCB, por sus siglas en inglés)  está devolviendo más de $2.1 millones en derechos de licencia.

"Cada año, se recaban estos fondos de nuestros concesionarios y los distribuimos a los municipios, reconocemos el importante impacto que el dinero tiene en los residentes de esas comunidades", dijo Patrick J. Stapleton, presidente de PLCB. "Al regresar estos cargos, estamos ampliando nuestro compromiso con los esfuerzos locales de aplicación de la ley y reforzar nuestro papel como un socio responsable en la lucha contra el abuso peligroso y problemático de alcohol".

El Código de la Junta de Pennsylvania exige que los concesionarios renueven o su licencia anualmente para mantener el privilegio de vender alcohol. El PLCB cobra un cargo de concesión de licencias cuando la solicitud se aprueba. El dinero recaudado se distribuye en el municipio en el que se encuentra el concesionario para ayudar a financiar el costo de la policía local.

El costo de las licencias se basa en el tipo de licencia y la población del municipio en el que se encuentra la licencia. El PLCB supervisa la regulación de las licencias de más de 17.000 permisos de licor y en todo el estado, incluyendo restaurantes, clubes y distribuidores de cerveza.

Establecida en 1933, la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas de Pennsylvania regula la distribución de bebidas alcohólicas y también opera más de 600 tiendas de vinos en todo el estado. La Junta reportó ventas por $1.5 mil millones en 2008-09 y un retorno de $494.5 millones en impuestos y beneficios al Fondo General del estado, para ayudar a pagar el costo de los servicios esenciales como educación, salud, infraestructura y seguridad pública.

Como parte de su reinversión semestral a las comunidades locales, la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas de Pennsylvania (PLCB, por sus siglas en inglés)  está devolviendo más de $2.1 millones en derechos de licencia.

"Cada año, se recaban estos fondos de nuestros concesionarios y los distribuimos a los municipios, reconocemos el importante impacto que el dinero tiene en los residentes de esas comunidades", dijo Patrick J. Stapleton, presidente de PLCB. "Al regresar estos cargos, estamos ampliando nuestro compromiso con los esfuerzos locales de aplicación de la ley y reforzar nuestro papel como un socio responsable en la lucha contra el abuso peligroso y problemático de alcohol".

El Código de la Junta de Pennsylvania exige que los concesionarios renueven o su licencia anualmente para mantener el privilegio de vender alcohol. El PLCB cobra un cargo de concesión de licencias cuando la solicitud se aprueba. El dinero recaudado se distribuye en el municipio en el que se encuentra el concesionario para ayudar a financiar el costo de la policía local.

El costo de las licencias se basa en el tipo de licencia y la población del municipio en el que se encuentra la licencia. El PLCB supervisa la regulación de las licencias de más de 17.000 permisos de licor y en todo el estado, incluyendo restaurantes, clubes y distribuidores de cerveza.

Establecida en 1933, la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas de Pennsylvania regula la distribución de bebidas alcohólicas y también opera más de 600 tiendas de vinos en todo el estado. La Junta reportó ventas por $1.5 mil millones en 2008-09 y un retorno de $494.5 millones en impuestos y beneficios al Fondo General del estado, para ayudar a pagar el costo de los servicios esenciales como educación, salud, infraestructura y seguridad pública.

Más noticias

0 Comentarios