Reformas para proteger a los portadores de tarjetas de crédito

Los norteamericanos  necesitan crédito, pero por mucho tiempo los contratos de estas tarjeas y sus prácticas han sido injustas y complicadas, haciendo siempre que los consumidores paguen más de lo que razonablemente esperan.

Cada año, los estadounidenses pagan cerca de 15 billones en rubros por  multas. Casi el 80% de las familias norteamericanas tienen una tarjeta, y el 44 % de las familias llevan un balance en sus tarjetas de crédito.

La reforma planteada por el Presidente asegura que los formularios y estados de cuenta que envían las tarjetas de crédito deben usar lenguaje simple y ser fácimente visibles, además de que quedan prohibidos los aumentos injustos de interés, las trampas para generar multas.

Según la Ley, las instituciones deberán darles a los usuarios de tarjetas tiempo razonable para pagar sus deudas mensuales: por lo menos 21 días calendario contados desde la fecha de envío por correo. La ley también pone fin a las trampas injustas para generar multas, tales como fechas de pago en fin de semana, fechas de pago que cambian cada mes y pagos que se consideran tardíos si llegan después del mediodía.

Más noticias

0 Comentarios