Ruegan por justicia tras muerte por carreras ilicitas

El primero de Enero es una fecha para la mayoría llena de celebración. Sin embargo para la familia Ortega es el recuerdo cuando una carrera clandestina cegó la vida de Luis Rivera Ortega. El joven de 15 años de edad  viajaba en su bicicleta el primero de enero del 2008 cuando el vehículo conducido por Robert Roedell, arremetió contra él a una velocidad a más de 50 millas por hora en la calle Forsyth de Orlando. Desde entonces, con el auspicio del Representante Darren Soto se aprobó una ley que aumento los castigos contra la actividad ilícita.Pero esta agridulce victoria podría esfumarse en una audiencia programada para la mañana del viernes cuando se cree los cargos contra el acusado serán desestimados por falta de evidencia. La familia pidió el mismo apoyo que recibieron de la comunidad hispana en su lucha por crear una ley más rigurosa.

El primero de Enero es una fecha para la mayoría llena de celebración. Sin embargo para la familia Ortega es el recuerdo cuando una carrera clandestina cegó la vida de Luis Rivera Ortega. El joven de 15 años de edad  viajaba en su bicicleta el primero de enero del 2008 cuando el vehículo conducido por Robert Roedell, arremetió contra él a una velocidad a más de 50 millas por hora en la calle Forsyth de Orlando. Desde entonces, con el auspicio del Representante Darren Soto se aprobó una ley que aumento los castigos contra la actividad ilícita.Pero esta agridulce victoria podría esfumarse en una audiencia programada para la mañana del viernes cuando se cree los cargos contra el acusado serán desestimados por falta de evidencia. La familia pidió el mismo apoyo que recibieron de la comunidad hispana en su lucha por crear una ley más rigurosa.

Más noticias

0 Comentarios