La Federación Alemana de Fútbol reconoce el pago a la FIFA, pero niega la compra del Mundial

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach, ofrece una rueda de prensa en la sede de la DFB, en Fráncfort (Alemania) hoy, 22 de Octubre de 2015. EFE El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach, ofrece una rueda de prensa en la sede de la DFB, en Fráncfort (Alemania) hoy, 22 de Octubre de 2015. EFE

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach, ofrece una rueda de prensa en la sede de la DFB, en Fráncfort (Alemania) hoy, 22 de Octubre de 2015. EFE

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) reconoció el jueves el pago de 6,7 millones de euros a la FIFA, pero lo desvinculó de las acusaciones de compra de votos y subrayó que el dinero fluyó para asegurarse una subvención de 250 millones de francos suizos para la organización del Mundial de 2006.En una rueda de prensa convocada de urgencia, el presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach, explicó que "el comité organizador del Mundial tenía tres posibles vías de ingreso: la venta de entradas, el patrocinio y una subvención para la organización".Según Niersbach, en una reunión en Zúrich en enero de 2002, el secretario general de la FIFA, Joseph Blatter, ofreció al presidente del comité organizador alemán, Franz Beckenbauer, una subvención por valor de 250 millones de francos suizos (170 millones de euros según el cambio de entonces).La condición para recibir esa subvención, agregó, era la de transferir previamente diez millones de francos (6,7 millones de euros) a la Comisión de Finanzas de la FIFA.Beckenbauer estuvo de acuerdo en asumir el pago a título privado ya que consideraba que la situación financiera global del Mundial era sólida, pero finalmente fue el entonces jefe de Adidas, Robert Louis Dreyfus, quien realizó la transferencia, señaló.A la pregunta de por qué había que transferir diez millones de francos a la FIFA para contar con una futura subvención, Niersbach se limitó a contestar: "Tampoco yo lo tengo claro. No le puedo responder a esa pregunta".Según el "Bild", el pago debía realizarse a modo de garantía, pero como el entonces recién creado comité organizador alemán carecía de ingresos, fue Dreyfus quien realizó la transferencia a la Comisión de Finanzas de la FIFA.Posteriormente, el comité organizador alemán devolvió esta misma suma a Dreyfus a través de una cuenta de la FIFA, explicó."El tema es muy complejo", afirmó Niersbach, quien reiteró que en la concesión del Mundial de 2006 a Alemania "todo fue legal", al tiempo que volvió a asegurar que "no hubo cajas negras".

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) reconoció el jueves el pago de 6,7 millones de euros a la FIFA, pero lo desvinculó de las acusaciones de compra de votos y subrayó que el dinero fluyó para asegurarse una subvención de 250 millones de francos suizos para la organización del Mundial de 2006.En una rueda de prensa convocada de urgencia, el presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach, explicó que "el comité organizador del Mundial tenía tres posibles vías de ingreso: la venta de entradas, el patrocinio y una subvención para la organización".Según Niersbach, en una reunión en Zúrich en enero de 2002, el secretario general de la FIFA, Joseph Blatter, ofreció al presidente del comité organizador alemán, Franz Beckenbauer, una subvención por valor de 250 millones de francos suizos (170 millones de euros según el cambio de entonces).La condición para recibir esa subvención, agregó, era la de transferir previamente diez millones de francos (6,7 millones de euros) a la Comisión de Finanzas de la FIFA.Beckenbauer estuvo de acuerdo en asumir el pago a título privado ya que consideraba que la situación financiera global del Mundial era sólida, pero finalmente fue el entonces jefe de Adidas, Robert Louis Dreyfus, quien realizó la transferencia, señaló.A la pregunta de por qué había que transferir diez millones de francos a la FIFA para contar con una futura subvención, Niersbach se limitó a contestar: "Tampoco yo lo tengo claro. No le puedo responder a esa pregunta".Según el "Bild", el pago debía realizarse a modo de garantía, pero como el entonces recién creado comité organizador alemán carecía de ingresos, fue Dreyfus quien realizó la transferencia a la Comisión de Finanzas de la FIFA.Posteriormente, el comité organizador alemán devolvió esta misma suma a Dreyfus a través de una cuenta de la FIFA, explicó."El tema es muy complejo", afirmó Niersbach, quien reiteró que en la concesión del Mundial de 2006 a Alemania "todo fue legal", al tiempo que volvió a asegurar que "no hubo cajas negras".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios