Ginóbili confía en vuelta de Leonard y define "clave" al tercer partido

Ginóbili confía en vuelta de Leonard y define "clave" al tercer partido Ginóbili confía en vuelta de Leonard y define "clave" al tercer partido

Ginóbili confía en vuelta de Leonard y define "clave" al tercer partido

El veterano escolta argentino Manu Ginóbili volvió a ser el portavoz que trasmitió a los periodistas lo que se vive dentro de la plantilla de los Spurs de San Antonio, ante el duelo del tercer partido de las finales de la Conferencia Oeste que disputan frente a los Warriors de Golden State.

El veterano escolta argentino Manu Ginóbili volvió a ser el portavoz que trasmitió a los periodistas lo que se vive dentro de la plantilla de los Spurs de San Antonio, ante el duelo del tercer partido de las finales de la Conferencia Oeste que disputan frente a los Warriors de Golden State.

Tras estar 0-2 abajo en la eliminatoria y con la interrogante sobre si el alero estrella del equipo Kawhi Leonard va a estar recuperado de su esguince del tobillo izquierdo que le apartó en el segundo partido, Ginóbili mostró confianza en la vuelta a la acción de su compañero y también en la recuperación "anímica" del equipo.

"La frustración de lo que pasó en el primer partido, cuando nos dejamos arrebatar un triunfo que teníamos a nuestro alcance y la aplastante derrota del segundo, ya paso y ahora es otra historia nueva", destacó Ginóbili. "Sabemos que estamos dispuestos a luchar y ser de nuevo un equipo competitivo".

Pero su experiencia de 14 años, que le han permitido vivir todo tipo de situaciones en el campo, Ginóbili, advirtió que nada está garantizado y mucho menos ante un rival como los Warriors.

De lo que si tiene muy claro, como el resto de los compañeros, es que el único resultado que les vale cuando haya concluido el tercer partido es el del triunfo, que para ellos se ha convertido de vida o muerte.

"En esta situación, no hay cuarto partido", sentenció Ginóbili. "El tercer partido, simplemente, es clave y por lo tanto si no ganamos somos conscientes que la remontada de un 0-3 es prácticamente imposible".

El equipo de San Antonio también sabe que no hay margen de error ante un rival de la clase de los Warriors, que cinco minutos puede cambiar por completo la historia de un partido, como sucedió en el primero.

No en vano, los Warriors tienen la mejor marca de la temporada con una plantilla donde el base Stephen Curry, el alero Kevin Durant, el ala-pívot Draymond Green y el escolta Klay Thompson son una amenaza permanente.

"Ellos son un equipo que por más que estés haciendo tu mejor juego, como pasó en el primer partido, en cinco minutos te pueden meter seis triples y cambia todo", valoró Ginóbili. "Es el típico ejemplo de un equipo, al que hay que jugarle cada posesión como si fuera la última del partido".

Ginóbili, aunque admitió que no sabía si Leonard iba a jugar con ellos, si adelantó que se ha cuidado mucho el tobillo izquierdo porque no ha entrenado y eso puede ser positivo.

"Cada hora que pase sin jugar es un adelanto", destacó Ginóbili. "Pero al margen de los que vayamos a estar en el campo, incluido yo mismo, debemos salir a darlo todo, y pensar que no va haber un cuarto".

El veterano escolta argentino de 39 años recordó que tiene 39 años y que debe dosificar al máximo los minutos en el campo y después de haber tenido poca acción en el segundo pensaba que podría contribuir más en el tercero.

"Ese es mi deseo, pero hasta que no estas en el campo y ves como van las cosas no puedes darte cuenta si das el apoyo que el equipo necesita de ti", agregó Ginóbili. "Lo que si esperamos es tener mejor rendimiento, más similar al primero que al segundo".

Más noticias

0 Comentarios