Alberto Bañuelos, el primer español en el Museo de Antropología de México

El español Alberto Bañuelos será el primer escultor europeo que mostrará su obra en el Museo de Antropología de México, con la exposición "La liturgia de las palabras", en la que exhibirá más de 130 obras a partir del próximo día 18.Obras en piedra, mármol, granito, alabastro o cantos rodados, con los que Bañuelos trabaja para llevar a cabo sus deconstrucciones, establecerán un diálogo con las piezas pertenecientes a la cultura mesoamericana y olmeca que se exhiben en el Museo de Antropología de México, uno de los más importantes de América Latina.Las referencias entre las esculturas del artista español y las piezas que se muestran en el museo interesaron a su directora Diana Magaloni Kerpel y le llevaron a organizar esta exposición, comisariada por ella y por Rafael Sierra y subvencionada por la Junta de Castilla y León,"La directora del museo de Antropología visitó la exposición que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) dedicó a mi obra en el 2009 y me propuso hacer esta muestra, en la que llevo trabajando en exclusividad durante los dos últimos años", comentó Alberto Bañuelos durante una entrevista con Efe.Para el artista es "increíble" cómo encajan sus obras con las del museo mexicano. "Cuando empecé a trabajar hace diez años la deconstrucción de las piedras, surgió un nuevo lenguaje que se plasmó en unas cabezas que tienen gran parecido con piezas del museo. Esas referencias no son intencionadas, pero de alguna manera he conectado con esa cultura".La directora del museo de Antropología se quedó sorprendida de las similitudes y las concordancias. "Sin ser una imitación, ni una interpretación las piezas tienen unas conexiones que le llevaron a invitarme a hacer la exposición", indicó el artista.Las grandes dimensiones de las salas del museo mexicano han llevado al escultor a trabajar en piezas de 2.000 y 3.000 kilos "cuando habitualmente las hago de 50 y 100 kilos. Se trata de un espacio muy grande en el que es necesario que las obras tengan gran presencia".Varias de estas piezas son grandes cabezas, de tres mil kilos, que representan, en opinión de su autor, guerreros caídos, "guerreros de una vida que acaba con todo. Son espectaculares bolos de granito muy interesantes".Entre la selección de obras que se podrán contemplar en México, el artista destaca "una muy interesante realizada en alabastro y que está formada por grandes piezas redondas que suben por la pared formando una instalación muy particular".El recorrido por el suelo y por la pared de las piezas de la instalación "recuerda el de una serpiente, que en la cultura mexicana tiene mucha importancia", consideró el artista para quien exponer "en uno de los museos más bellos del mundo es una gran responsabilidad".Alberto Bañuelos es un artista de la piedra. Siempre solo -"no quiero -dijo- hacer otras esculturas que las que puedo crear por mi mismo"- se enfrenta a grandes bloques de piedra a los que trata de extraer su conexión con lo perpetuo, con lo eterno."Cuando tu trabajas una piedra, ya no sirve para otra cosa. No es como el bronce que puedes fundirlo, transformarlo. La piedra es algo definitivo y en la relación con ella se crea una tensión, un compromiso y una decisión. Cualquier golpe es definitivo" en opinión del artista que a lo largo de los años ha ido sintetizando su trabajo "llegando a un lenguaje muy primitivo, muy simple".A Buñuelos, que se considera un hombre del Renacimiento, le gustaría que el público que acuda a contemplar su exposición capte la sinceridad de su trabajo, la verdad que existe en él."Cuando eres sincero y trabajas con honradez eso se refleja en la obra y la gente se siente atraída. Me gustaría que el visitante captase lo que yo he intentado transmitir y la honradez con la que lo he hecho", afirmó. Mila Trenas

El español Alberto Bañuelos será el primer escultor europeo que mostrará su obra en el Museo de Antropología de México, con la exposición "La liturgia de las palabras", en la que exhibirá más de 130 obras a partir del próximo día 18.Obras en piedra, mármol, granito, alabastro o cantos rodados, con los que Bañuelos trabaja para llevar a cabo sus deconstrucciones, establecerán un diálogo con las piezas pertenecientes a la cultura mesoamericana y olmeca que se exhiben en el Museo de Antropología de México, uno de los más importantes de América Latina.Las referencias entre las esculturas del artista español y las piezas que se muestran en el museo interesaron a su directora Diana Magaloni Kerpel y le llevaron a organizar esta exposición, comisariada por ella y por Rafael Sierra y subvencionada por la Junta de Castilla y León,"La directora del museo de Antropología visitó la exposición que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) dedicó a mi obra en el 2009 y me propuso hacer esta muestra, en la que llevo trabajando en exclusividad durante los dos últimos años", comentó Alberto Bañuelos durante una entrevista con Efe.Para el artista es "increíble" cómo encajan sus obras con las del museo mexicano. "Cuando empecé a trabajar hace diez años la deconstrucción de las piedras, surgió un nuevo lenguaje que se plasmó en unas cabezas que tienen gran parecido con piezas del museo. Esas referencias no son intencionadas, pero de alguna manera he conectado con esa cultura".La directora del museo de Antropología se quedó sorprendida de las similitudes y las concordancias. "Sin ser una imitación, ni una interpretación las piezas tienen unas conexiones que le llevaron a invitarme a hacer la exposición", indicó el artista.Las grandes dimensiones de las salas del museo mexicano han llevado al escultor a trabajar en piezas de 2.000 y 3.000 kilos "cuando habitualmente las hago de 50 y 100 kilos. Se trata de un espacio muy grande en el que es necesario que las obras tengan gran presencia".Varias de estas piezas son grandes cabezas, de tres mil kilos, que representan, en opinión de su autor, guerreros caídos, "guerreros de una vida que acaba con todo. Son espectaculares bolos de granito muy interesantes".Entre la selección de obras que se podrán contemplar en México, el artista destaca "una muy interesante realizada en alabastro y que está formada por grandes piezas redondas que suben por la pared formando una instalación muy particular".El recorrido por el suelo y por la pared de las piezas de la instalación "recuerda el de una serpiente, que en la cultura mexicana tiene mucha importancia", consideró el artista para quien exponer "en uno de los museos más bellos del mundo es una gran responsabilidad".Alberto Bañuelos es un artista de la piedra. Siempre solo -"no quiero -dijo- hacer otras esculturas que las que puedo crear por mi mismo"- se enfrenta a grandes bloques de piedra a los que trata de extraer su conexión con lo perpetuo, con lo eterno."Cuando tu trabajas una piedra, ya no sirve para otra cosa. No es como el bronce que puedes fundirlo, transformarlo. La piedra es algo definitivo y en la relación con ella se crea una tensión, un compromiso y una decisión. Cualquier golpe es definitivo" en opinión del artista que a lo largo de los años ha ido sintetizando su trabajo "llegando a un lenguaje muy primitivo, muy simple".A Buñuelos, que se considera un hombre del Renacimiento, le gustaría que el público que acuda a contemplar su exposición capte la sinceridad de su trabajo, la verdad que existe en él."Cuando eres sincero y trabajas con honradez eso se refleja en la obra y la gente se siente atraída. Me gustaría que el visitante captase lo que yo he intentado transmitir y la honradez con la que lo he hecho", afirmó. Mila Trenas

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios