Anna dello Russo luce fantasía y exceso en su línea de complementos

"Soy la guardiana del estilo. Y necesitas una ducha de moda". Así se presenta Anna Dello Russo en su videoclip promocional, en el que baila y juega con los complementos de la colección que ha creado para H&M, que sale mañana a la venta y en la que plasma su pasión por la ornamentación, el exceso y la fantasía.La bloguera italiana y creativa de la revista Vogue Japón ofrece una línea, que se venderá en Europa, América y Asia, y que incluye bisutería, gafas de sol, zapatos y bolsos, complementos desde los precios más económicos en el caso de los pendientes hasta los más caros como unas botas de piel negra que cubren el muslo, rematadas con una hebilla metálica y suela de cuero dorado.Gafas de sol con acabados en oro y bolsos de mano, neceseres y una maleta son las piezas de una línea inundada por el azul turquesa, el rojo y el naranja, sobre todo en gargantillas y pendientes.Serpientes, cocodrilos o cebras se enroscan al cuerpo en forma de collares y brazaletes, y las cadenas doradas son el cinturón ideal para la perfecta "dominatrix" que la italiana interpreta en el vídeo.En él, dello Russo ofrece diez consignas que oscilan entre el glamour y la extravagancia. Algunas de ellas aseguran que la moda es una declaración de la libertad y que no importan la edad ni la talla, mientras que otras defienden que la moda siempre es incómoda y que solo hay que lucir los modelitos una vez.La italiana se enfunda unas botas de caña alta de cuero negro y se sube a una réplica gigante de los botines de piel dorados de su colección. Sobre ellos baila y canta este decálogo de la moda.La bisutería es sin duda el centro de atención de la nueva línea que la firma sueca define como exhuberantemente mediterránea en la forma de sus adornos y en sus colores brillantes, a la vez que surrealista. Los pendientes son de piedra con inspiración antigua y las pulseras decorativas lucen una riqueza ornamental que también traslada a los bolsos.La mascota de dello Russo, una perra llamada Cucciolina, es la figura del cierre de uno de esos bolsos en color turquesa.Un sombrero de plumas verde completa los accesorios de esta colección.Aunque luce una imagen de castigadora, Anna dello Russo donará parte de los fondos que recaude con sus creaciones a la Cruz Roja de Japón, país que siente como suyo y que ha inspirado parte de esta exhuberante colección.

"Soy la guardiana del estilo. Y necesitas una ducha de moda". Así se presenta Anna Dello Russo en su videoclip promocional, en el que baila y juega con los complementos de la colección que ha creado para H&M, que sale mañana a la venta y en la que plasma su pasión por la ornamentación, el exceso y la fantasía.La bloguera italiana y creativa de la revista Vogue Japón ofrece una línea, que se venderá en Europa, América y Asia, y que incluye bisutería, gafas de sol, zapatos y bolsos, complementos desde los precios más económicos en el caso de los pendientes hasta los más caros como unas botas de piel negra que cubren el muslo, rematadas con una hebilla metálica y suela de cuero dorado.Gafas de sol con acabados en oro y bolsos de mano, neceseres y una maleta son las piezas de una línea inundada por el azul turquesa, el rojo y el naranja, sobre todo en gargantillas y pendientes.Serpientes, cocodrilos o cebras se enroscan al cuerpo en forma de collares y brazaletes, y las cadenas doradas son el cinturón ideal para la perfecta "dominatrix" que la italiana interpreta en el vídeo.En él, dello Russo ofrece diez consignas que oscilan entre el glamour y la extravagancia. Algunas de ellas aseguran que la moda es una declaración de la libertad y que no importan la edad ni la talla, mientras que otras defienden que la moda siempre es incómoda y que solo hay que lucir los modelitos una vez.La italiana se enfunda unas botas de caña alta de cuero negro y se sube a una réplica gigante de los botines de piel dorados de su colección. Sobre ellos baila y canta este decálogo de la moda.La bisutería es sin duda el centro de atención de la nueva línea que la firma sueca define como exhuberantemente mediterránea en la forma de sus adornos y en sus colores brillantes, a la vez que surrealista. Los pendientes son de piedra con inspiración antigua y las pulseras decorativas lucen una riqueza ornamental que también traslada a los bolsos.La mascota de dello Russo, una perra llamada Cucciolina, es la figura del cierre de uno de esos bolsos en color turquesa.Un sombrero de plumas verde completa los accesorios de esta colección.Aunque luce una imagen de castigadora, Anna dello Russo donará parte de los fondos que recaude con sus creaciones a la Cruz Roja de Japón, país que siente como suyo y que ha inspirado parte de esta exhuberante colección.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios