La primera dama de Chile alaba exitosa gira alemana de Sinfónica Juvenil chilena

La primera dama chilena, Cecilia Morel, expresó hoy su orgullo por el éxito que está cosechando la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil (OSNJ) de Chile, que anoche realizó el último de sus cuatro conciertos en Alemania en el marco de su gira europea "Tocando Sueños"."Estamos emocionados, estamos contentos, estamos orgullosos, realmente esto ha superado nuestras propias expectativas. Nosotros por eso le pusimos 'Tocando Sueños', porque era un sueño, un privilegio, realmente un lujo extraordinario poder venir a los escenarios más importantes del mundo", dijo hoy Morel a Efe.Al mismo tiempo, la esposa del presidente chileno, Sebastián Piñera, subrayó que tanto la crítica como los directores que han podido interactuar con estos 74 jóvenes músicos de entre los 18 y los 24 años, "están todos muy impresionados del nivel" de la OSNJ, dirigida por el maestro José Luis Domínguez."Pero lo más importante es que todos sus conciertos terminaron con el publico de pie, aplaudiendo, pidiendo un bis", destacó.El programa de esta gira, que concluyó su paso por Alemania en Múnich -donde se sumó la primera dama- tras sendos conciertos en Berlín, Colonia y Múnich, abre con la Séptima Sinfonía de Ludwig van Beethoven para sorprender después con una potente selección de autores latinoamericanos."Estamos tremendamente orgullosos del éxito que ha tenido (la orquesta) en un país tan importante respecto a la música clásica", subrayó Morel, quien puntualizó que para "venir a tocar a Beethoven a Alemania hay que ser muy valiente".Según la primera dama, el programa latinoamericano -con obras de los chilenos Enrique Soro y Luis Advis, los mexicanos José Pablo Moncayo y Arturo Márquez y el argentino Alberto Ginastera- "gustaba también muchísimo", pues "tocado por una orquesta juvenil tiene una energía y un entusiasmo que realmente emociona".El objetivo de la gira es, según sus organizadores, dar a conocer en el extranjero la Fundación Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile y el talento de sus integrantes, estrechar lazos con músicos de otros países y adquirir nuevas experiencias que se reflejarán en el desarrollo musical de Chile.Esta gira constituye "un salto cualitativo en la evolución de esta institución, de la Fundación de Orquestas Juveniles", nacida en Chile para apoyar a jóvenes talentos de "los sectores más vulnerables" y con "menos recursos económicos" y que desde 2010 preside Morel."Chile es un país en vías de desarrollo y para nosotros es muy importante el aspecto cultural, pero sobre todo dar oportunidades" y "abrirles puertas (a estos jóvenes músicos) para su futuro desarrollo artístico", subrayó.En ese sentido, "es muy importante tener estos nuevos intercambios, estos nuevos lazos, especialmente con países como Alemania, Austria, Eslovaquia y la República Checa", escenarios de esta gira."La idea nuestra era avanzar de forma importante en cobertura, pero también en calidad musical, y eso lo estamos logrando", declaró Morel.Para el futuro próximo el objetivo es volver a celebrar un encuentro regional de orquestas como el de 2011, en el que se reunieron "1.200 chicos tocando juntos" en una experiencia "realmente apoteósica" y "maravillosa", señaló.El énfasis "va a estar ahora en desarrollar las orquestas regionales que son más nuevas", señaló Morel, quien reconoció que hay "dificultades en tener directores que se vayan a las regiones"."Chile es un país todavía desgraciadamente muy centralista, aunque en este Gobierno estamos haciendo un esfuerzo muy grande para descentralizar y darles mucha importancia a las regiones, que es lo que estamos haciendo con la creación de una orquesta juvenil por región", declaró.

La primera dama chilena, Cecilia Morel, expresó hoy su orgullo por el éxito que está cosechando la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil (OSNJ) de Chile, que anoche realizó el último de sus cuatro conciertos en Alemania en el marco de su gira europea "Tocando Sueños"."Estamos emocionados, estamos contentos, estamos orgullosos, realmente esto ha superado nuestras propias expectativas. Nosotros por eso le pusimos 'Tocando Sueños', porque era un sueño, un privilegio, realmente un lujo extraordinario poder venir a los escenarios más importantes del mundo", dijo hoy Morel a Efe.Al mismo tiempo, la esposa del presidente chileno, Sebastián Piñera, subrayó que tanto la crítica como los directores que han podido interactuar con estos 74 jóvenes músicos de entre los 18 y los 24 años, "están todos muy impresionados del nivel" de la OSNJ, dirigida por el maestro José Luis Domínguez."Pero lo más importante es que todos sus conciertos terminaron con el publico de pie, aplaudiendo, pidiendo un bis", destacó.El programa de esta gira, que concluyó su paso por Alemania en Múnich -donde se sumó la primera dama- tras sendos conciertos en Berlín, Colonia y Múnich, abre con la Séptima Sinfonía de Ludwig van Beethoven para sorprender después con una potente selección de autores latinoamericanos."Estamos tremendamente orgullosos del éxito que ha tenido (la orquesta) en un país tan importante respecto a la música clásica", subrayó Morel, quien puntualizó que para "venir a tocar a Beethoven a Alemania hay que ser muy valiente".Según la primera dama, el programa latinoamericano -con obras de los chilenos Enrique Soro y Luis Advis, los mexicanos José Pablo Moncayo y Arturo Márquez y el argentino Alberto Ginastera- "gustaba también muchísimo", pues "tocado por una orquesta juvenil tiene una energía y un entusiasmo que realmente emociona".El objetivo de la gira es, según sus organizadores, dar a conocer en el extranjero la Fundación Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile y el talento de sus integrantes, estrechar lazos con músicos de otros países y adquirir nuevas experiencias que se reflejarán en el desarrollo musical de Chile.Esta gira constituye "un salto cualitativo en la evolución de esta institución, de la Fundación de Orquestas Juveniles", nacida en Chile para apoyar a jóvenes talentos de "los sectores más vulnerables" y con "menos recursos económicos" y que desde 2010 preside Morel."Chile es un país en vías de desarrollo y para nosotros es muy importante el aspecto cultural, pero sobre todo dar oportunidades" y "abrirles puertas (a estos jóvenes músicos) para su futuro desarrollo artístico", subrayó.En ese sentido, "es muy importante tener estos nuevos intercambios, estos nuevos lazos, especialmente con países como Alemania, Austria, Eslovaquia y la República Checa", escenarios de esta gira."La idea nuestra era avanzar de forma importante en cobertura, pero también en calidad musical, y eso lo estamos logrando", declaró Morel.Para el futuro próximo el objetivo es volver a celebrar un encuentro regional de orquestas como el de 2011, en el que se reunieron "1.200 chicos tocando juntos" en una experiencia "realmente apoteósica" y "maravillosa", señaló.El énfasis "va a estar ahora en desarrollar las orquestas regionales que son más nuevas", señaló Morel, quien reconoció que hay "dificultades en tener directores que se vayan a las regiones"."Chile es un país todavía desgraciadamente muy centralista, aunque en este Gobierno estamos haciendo un esfuerzo muy grande para descentralizar y darles mucha importancia a las regiones, que es lo que estamos haciendo con la creación de una orquesta juvenil por región", declaró.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios