Francia prohíbe que el cómico galo antisemita Dieudonné suba al escenario

El polémico cómico francés Dieudonné, a quien su Gobierno quiere apear de los escenarios por sus reiteradas bromas antisemitas, no podrá iniciar hoy su nueva gira en la ciudad de Nantes, tras el fallo definitivo del Consejo de Estado francés, la máxima instancia administrativa del país.El Consejo, al que había recurrido de urgencia el ministro del Interior, Manuel Valls, invalidó así la sentencia emitida horas antes por el Tribunal Administrativo de Nantes, en el oeste de Francia, que sí autorizaba el espectáculo del cómico.En su decisión, el Consejo consideró que el tribunal de primera instancia incurrió en un "error manifiesto de apreciación" al considerar que el espectáculo del humorista, condenado siete veces en firme por injurias racistas, no presenta un problema de orden público.Valls había ordenado a inicios de semana a los delegados del gobierno de Francia que impidieran en sus jurisdicciones las actuaciones de Dieudonné, que debía iniciar hoy una gira por 22 ciudades francesas con su espectáculo "Le Mur", estrenado ya en París.Apoyado por el primer ministro y por el jefe del Estado, el titular de Interior inició hace un mes su ofensiva contra el popular humorista, después de que Dieudonné bromease sobre dos periodistas judíos y las cámaras de gas.Valls sostiene que la necesidad de evitar sus ataques a la "dignidad de las personas" debe prevalecer sobre el derecho a la libertad de expresión y considera que los insultos antisemitas deben considerarse como causa de alteración del orden público.El ministro más popular del Gobierno ha insistido en varias ocasiones en que Dieudonné no es un artista, sino un agitador político que vierte un mensaje de odio y racismo sobre la sociedad francesa.Pero Dieudonné -nacido hace 47 años a las afueras de París e hijo de un contable camerunés y de una socióloga francesa- había intentado anular esa prohibición al recurrir al tribunal de Nantes, que hoy, jueves, por la mañana le concedió una victoria parcial en su pulso con el Gobierno.Al menos durante unas horas, porque el Consejo de Estado analizó con una celeridad inusitada el recurso del ministro y puso punto final al litigio judicial y a la representación de Dieudonné en el Zénith de Nantes, poco antes de que se levantase el telón.Su espectáculo debía comenzar a las 20.30 horas locales (19.30 GMT) de hoy, con el 90 por ciento de las 6.300 localidades del aforo vendidas y bajo fuertes medidas de seguridad.La decisión se conoció cuando ya estaban congregados a las afueras de la sala cientos de seguidores del provocador artista, a los que Dieudonné, que acumula más de dos décadas en los escenarios, pidió calma a través de su página de Facebook, donde se muestra ataviado como el Che Guevara."Buscan el enfrentamiento físico así que volved a vuestras casas cantando La Marsellesa (himno nacional de Francia)", escribió Dieudonné, quien avanzó que mañana, viernes, publicará un vídeo en su canal de Youtube.Por su parte, Valls celebró la decisión final como una victoria de la República y del Estado de derecho, aunque evitó atribuirse el que muchos consideran un triunfo personal del ministro."No se puede tolerar el odio hacia los otros, el racismo, el antisemitismo, el negacionismo. No es posible, eso no es Francia", declaró a la prensa el titular de Interior.El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, señaló que no se puede aceptar que la sociedad francesa tenga "la mínima complacencia con el antisemitismo", completamente ajeno a los valores y principios de Francia.En cambio, el abogado del cómico, Jacques Verdier, calificó de "inadmisible" la prohibición judicial, al considerar que al estudiarse el recurso en pocas horas no les había dado tiempo a los letrados a desplazarse de Nantes a París para defender sus argumentos.El 52 por ciento de los franceses se manifiesta favorable a la prohibición de los espectáculos del cómico, aunque el 64 por ciento cree que no es una medida eficaz para luchar contra el antisemitismo, según un sondeo elaborado el 7 y 8 de enero por Internet por el instituto sociológico CSA para la web conservadora Atlantico.fr.

El polémico cómico francés Dieudonné, a quien su Gobierno quiere apear de los escenarios por sus reiteradas bromas antisemitas, no podrá iniciar hoy su nueva gira en la ciudad de Nantes, tras el fallo definitivo del Consejo de Estado francés, la máxima instancia administrativa del país.El Consejo, al que había recurrido de urgencia el ministro del Interior, Manuel Valls, invalidó así la sentencia emitida horas antes por el Tribunal Administrativo de Nantes, en el oeste de Francia, que sí autorizaba el espectáculo del cómico.En su decisión, el Consejo consideró que el tribunal de primera instancia incurrió en un "error manifiesto de apreciación" al considerar que el espectáculo del humorista, condenado siete veces en firme por injurias racistas, no presenta un problema de orden público.Valls había ordenado a inicios de semana a los delegados del gobierno de Francia que impidieran en sus jurisdicciones las actuaciones de Dieudonné, que debía iniciar hoy una gira por 22 ciudades francesas con su espectáculo "Le Mur", estrenado ya en París.Apoyado por el primer ministro y por el jefe del Estado, el titular de Interior inició hace un mes su ofensiva contra el popular humorista, después de que Dieudonné bromease sobre dos periodistas judíos y las cámaras de gas.Valls sostiene que la necesidad de evitar sus ataques a la "dignidad de las personas" debe prevalecer sobre el derecho a la libertad de expresión y considera que los insultos antisemitas deben considerarse como causa de alteración del orden público.El ministro más popular del Gobierno ha insistido en varias ocasiones en que Dieudonné no es un artista, sino un agitador político que vierte un mensaje de odio y racismo sobre la sociedad francesa.Pero Dieudonné -nacido hace 47 años a las afueras de París e hijo de un contable camerunés y de una socióloga francesa- había intentado anular esa prohibición al recurrir al tribunal de Nantes, que hoy, jueves, por la mañana le concedió una victoria parcial en su pulso con el Gobierno.Al menos durante unas horas, porque el Consejo de Estado analizó con una celeridad inusitada el recurso del ministro y puso punto final al litigio judicial y a la representación de Dieudonné en el Zénith de Nantes, poco antes de que se levantase el telón.Su espectáculo debía comenzar a las 20.30 horas locales (19.30 GMT) de hoy, con el 90 por ciento de las 6.300 localidades del aforo vendidas y bajo fuertes medidas de seguridad.La decisión se conoció cuando ya estaban congregados a las afueras de la sala cientos de seguidores del provocador artista, a los que Dieudonné, que acumula más de dos décadas en los escenarios, pidió calma a través de su página de Facebook, donde se muestra ataviado como el Che Guevara."Buscan el enfrentamiento físico así que volved a vuestras casas cantando La Marsellesa (himno nacional de Francia)", escribió Dieudonné, quien avanzó que mañana, viernes, publicará un vídeo en su canal de Youtube.Por su parte, Valls celebró la decisión final como una victoria de la República y del Estado de derecho, aunque evitó atribuirse el que muchos consideran un triunfo personal del ministro."No se puede tolerar el odio hacia los otros, el racismo, el antisemitismo, el negacionismo. No es posible, eso no es Francia", declaró a la prensa el titular de Interior.El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, señaló que no se puede aceptar que la sociedad francesa tenga "la mínima complacencia con el antisemitismo", completamente ajeno a los valores y principios de Francia.En cambio, el abogado del cómico, Jacques Verdier, calificó de "inadmisible" la prohibición judicial, al considerar que al estudiarse el recurso en pocas horas no les había dado tiempo a los letrados a desplazarse de Nantes a París para defender sus argumentos.El 52 por ciento de los franceses se manifiesta favorable a la prohibición de los espectáculos del cómico, aunque el 64 por ciento cree que no es una medida eficaz para luchar contra el antisemitismo, según un sondeo elaborado el 7 y 8 de enero por Internet por el instituto sociológico CSA para la web conservadora Atlantico.fr.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios