Una nueva voz para la salsa con la estadounidense Layla Angulo

La salsa tiene una nueva voz en Layla Angulo, una estadounidense de padre irlandés y madre griega, que se enamoró del género desde muy pequeña y al que ahora dedica todos sus esfuerzos tras una carrera tocando piano y saxofón junto a grandes artistas como Don Omar o Tito Puente Jr.Angulo nació en Luisiana, pero como su padre era militar vivió en diferentes estados como Hawaii, California, Massachusetts o Washington, donde desde muy pequeña estuvo en contacto con latinos que no sólo le enseñaron el español sino también sus ritmos, como la salsa."Como viví en diferentes ciudades, el español lo aprendí en la calle, muchos de mis amigos del barrio lo hablaban y también me enseñaron su música", dijo hoy Angulo en entrevista telefónica con Efe desde Nueva York donde actualmente reside.Con tres discos ya publicados, esta artista supo desde muy pequeña que su destino estaría ligado con la música."Mi abuelo materno era músico profesional, tocaba jazz, yo lo escuchaba y me gustaba tanto que puedo afirmar que desde los 6 años supe que me iba a dedicar a la música", señaló.Estudió música y toca desde muy joven el piano y los instrumentos de viento, especialmente el saxofón, aunque asegura que su verdadera educación la recibió de los músicos con los que ha tocado.Su carrera empezó con el jazz latino y con diferentes grupos con los que recorrió el país hasta que llegó a la salsa, cuando formó parte de una agrupación de ese género tropical en Seattle.Una familia peruana de apellido Angulo ayudó a la cantante en su adaptación en esa ciudad, y de ella tomó su apellido artístico."Mi familia peruana me adoptó, me dio cariño y me ayudó mucho, es como si tuviera mi familia de sangre y mi familia peruana. Con la salsa pega mejor el Angulo que un apellido irlandés ", comentó.Como artista ha recorrido los escenarios de medio mundo como parte de la orquesta de música de Don Omar, Tito Puente Jr o las Sugarhorns, una banda de vientos conformada por mujeres que acompaña a varios artistas, entre ellos, Beyoncé.De su paso por el equipo del rapero puertorriqueño al que llegó porque el director musical del cantante urbano la contactó por Facebook para tocar el saxofón le quedó una "bonita experiencia". "Don Omar es muy buen persona, muy sencillo y profesional", comentó del artista latino a quien acompañó durante un año y le permitió experimentar con la música urbana.Entre gira y gira, Layla se ha dado tiempo para producir de manera independiente sus tres discos de salsa, el último de ellos "Triángulo", que salió al mercado en formato físico y digital el pasado noviembre.De esa producción, para la cual compuso todos los temas, promociona el sencillo "No sé como olvidarte", que escribió tras la ruptura de su matrimonio y que se encuentra entre los primeros 20 de la lista tropical de Billboard."Después de tocar con tantos artistas, me decidí por lanzar mi propia carrera, he aprendido mucho y tengo mi propia música que quiero dar a conocer", aseguró.Admiradora de leyendas de la salsa como Rubén Blades, Willie Colon, Héctor Lavoe, y de la gran Celia Cruz, Angulo asegura que la salsa ha sido durante muchos años un género de hombres pero que ya viene siendo momento de abrir el camino a más mujeres.Por eso ha dejado por el momento las giras como parte de orquestas para dedicarse al género que le apasiona y que esta artista estadounidense que ha hecho el "crossover" al mercado latino define "como energía, alegría y ritmo".

La salsa tiene una nueva voz en Layla Angulo, una estadounidense de padre irlandés y madre griega, que se enamoró del género desde muy pequeña y al que ahora dedica todos sus esfuerzos tras una carrera tocando piano y saxofón junto a grandes artistas como Don Omar o Tito Puente Jr.Angulo nació en Luisiana, pero como su padre era militar vivió en diferentes estados como Hawaii, California, Massachusetts o Washington, donde desde muy pequeña estuvo en contacto con latinos que no sólo le enseñaron el español sino también sus ritmos, como la salsa."Como viví en diferentes ciudades, el español lo aprendí en la calle, muchos de mis amigos del barrio lo hablaban y también me enseñaron su música", dijo hoy Angulo en entrevista telefónica con Efe desde Nueva York donde actualmente reside.Con tres discos ya publicados, esta artista supo desde muy pequeña que su destino estaría ligado con la música."Mi abuelo materno era músico profesional, tocaba jazz, yo lo escuchaba y me gustaba tanto que puedo afirmar que desde los 6 años supe que me iba a dedicar a la música", señaló.Estudió música y toca desde muy joven el piano y los instrumentos de viento, especialmente el saxofón, aunque asegura que su verdadera educación la recibió de los músicos con los que ha tocado.Su carrera empezó con el jazz latino y con diferentes grupos con los que recorrió el país hasta que llegó a la salsa, cuando formó parte de una agrupación de ese género tropical en Seattle.Una familia peruana de apellido Angulo ayudó a la cantante en su adaptación en esa ciudad, y de ella tomó su apellido artístico."Mi familia peruana me adoptó, me dio cariño y me ayudó mucho, es como si tuviera mi familia de sangre y mi familia peruana. Con la salsa pega mejor el Angulo que un apellido irlandés ", comentó.Como artista ha recorrido los escenarios de medio mundo como parte de la orquesta de música de Don Omar, Tito Puente Jr o las Sugarhorns, una banda de vientos conformada por mujeres que acompaña a varios artistas, entre ellos, Beyoncé.De su paso por el equipo del rapero puertorriqueño al que llegó porque el director musical del cantante urbano la contactó por Facebook para tocar el saxofón le quedó una "bonita experiencia". "Don Omar es muy buen persona, muy sencillo y profesional", comentó del artista latino a quien acompañó durante un año y le permitió experimentar con la música urbana.Entre gira y gira, Layla se ha dado tiempo para producir de manera independiente sus tres discos de salsa, el último de ellos "Triángulo", que salió al mercado en formato físico y digital el pasado noviembre.De esa producción, para la cual compuso todos los temas, promociona el sencillo "No sé como olvidarte", que escribió tras la ruptura de su matrimonio y que se encuentra entre los primeros 20 de la lista tropical de Billboard."Después de tocar con tantos artistas, me decidí por lanzar mi propia carrera, he aprendido mucho y tengo mi propia música que quiero dar a conocer", aseguró.Admiradora de leyendas de la salsa como Rubén Blades, Willie Colon, Héctor Lavoe, y de la gran Celia Cruz, Angulo asegura que la salsa ha sido durante muchos años un género de hombres pero que ya viene siendo momento de abrir el camino a más mujeres.Por eso ha dejado por el momento las giras como parte de orquestas para dedicarse al género que le apasiona y que esta artista estadounidense que ha hecho el "crossover" al mercado latino define "como energía, alegría y ritmo".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios