El principal periódico canadiense critica la "persecución" al grupo argentino Clarín

El principal periódico canadiense, "The Globe and Mail", criticó hoy en su editorial la decisión del Gobierno de la presidenta argentina, Cristina Fernández, de "revocar las licencias y apropiarse" de los activos del grupo Clarín, el mayor conglomerado de medios del país.El periódico indicó que la decisión de Fernández es realmente "utilizar la ley como una herramienta política para juzgar y silenciar a sus opositores".El editorial, titulado "La presidenta argentina debería concentrarse en la economía y no en batallas con los medios", añade que las acciones contra Clarín, que se ha destacado por sus críticas a Fernández, es otro error económico del Gobierno argentino "que parece determinado a dañar la marca internacional" del país.El periódico cita como ejemplos la nacionalización de la compañía petrolífera YPF, que estaba controlada por la española Repsol, y el empeño de Buenos Aires de concentrar su política exterior en el "problema de las Malvinas"."Los propietarios del conglomerado de medios tienen derecho a cuestionar la constitucionalidad de las nuevas leyes sobre medios", añadió el periódico, que agregó que Fernández necesita "trabajar para restablecer la credibilidad en los mercados financieros mundiales".Durante la pasada Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que se celebró en Brasil, los periodistas argentinos acusaron al Gobierno de Cristina Fernández de ejercer presión contra el grupo Clarín y otros medios por parte de miembros del Gobierno y del oficialismo en general en el contexto de la aplicación, a partir de diciembre, de la Ley de Medios Audiovisuales.Dicha ley estableció el 7 de diciembre como fecha límite para que las empresas presenten sus planes de adecuación al nuevo cupo de licencias.Ese día vence una medida cautelar que suspendió la aplicación de algunos artículos de la ley, entre ellos los que afectan a los grandes grupos multimedia, que deben desprenderse de radios y canales de televisión.La ley establece, entre otros puntos, que una empresa no puede tener más de diez licencias de radio y televisión, 14 menos que el límite legal anterior, medida rechazada por el grupo multimedia Clarín, el mayor del país, que ha recurrido a la Justicia en contra de la norma.

El principal periódico canadiense, "The Globe and Mail", criticó hoy en su editorial la decisión del Gobierno de la presidenta argentina, Cristina Fernández, de "revocar las licencias y apropiarse" de los activos del grupo Clarín, el mayor conglomerado de medios del país.El periódico indicó que la decisión de Fernández es realmente "utilizar la ley como una herramienta política para juzgar y silenciar a sus opositores".El editorial, titulado "La presidenta argentina debería concentrarse en la economía y no en batallas con los medios", añade que las acciones contra Clarín, que se ha destacado por sus críticas a Fernández, es otro error económico del Gobierno argentino "que parece determinado a dañar la marca internacional" del país.El periódico cita como ejemplos la nacionalización de la compañía petrolífera YPF, que estaba controlada por la española Repsol, y el empeño de Buenos Aires de concentrar su política exterior en el "problema de las Malvinas"."Los propietarios del conglomerado de medios tienen derecho a cuestionar la constitucionalidad de las nuevas leyes sobre medios", añadió el periódico, que agregó que Fernández necesita "trabajar para restablecer la credibilidad en los mercados financieros mundiales".Durante la pasada Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que se celebró en Brasil, los periodistas argentinos acusaron al Gobierno de Cristina Fernández de ejercer presión contra el grupo Clarín y otros medios por parte de miembros del Gobierno y del oficialismo en general en el contexto de la aplicación, a partir de diciembre, de la Ley de Medios Audiovisuales.Dicha ley estableció el 7 de diciembre como fecha límite para que las empresas presenten sus planes de adecuación al nuevo cupo de licencias.Ese día vence una medida cautelar que suspendió la aplicación de algunos artículos de la ley, entre ellos los que afectan a los grandes grupos multimedia, que deben desprenderse de radios y canales de televisión.La ley establece, entre otros puntos, que una empresa no puede tener más de diez licencias de radio y televisión, 14 menos que el límite legal anterior, medida rechazada por el grupo multimedia Clarín, el mayor del país, que ha recurrido a la Justicia en contra de la norma.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios