Detenido en España yihadista considerado "muy peligroso" tras pasar por Siria

Fotografía facilitada por el Ministerio del Interior de Abdeluahid Sadik Mohamed, un presunto terrorista de la organización Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL), vinculada a Al Qaeda, acusado de participar en la "guerra santa" en Siria, que ha sido de Fotografía facilitada por el Ministerio del Interior de Abdeluahid Sadik Mohamed, un presunto terrorista de la organización Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL), vinculada a Al Qaeda, acusado de participar en la "guerra santa" en Siria, que ha sido de

Fotografía facilitada por el Ministerio del Interior de Abdeluahid Sadik Mohamed, un presunto terrorista de la organización Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL), vinculada a Al Qaeda, acusado de participar en la "guerra santa" en Siria, que ha sido de

Abdeluahid Sadik Mohamed, de nacionalidad española y presunto miembro de la organización terrorista Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL), vinculada a Al Qaeda, considerado "muy peligroso" por los cuerpos de seguridad, fue detenido hoy en el sur de España.Las fuerzas y cuerpos de seguridad llevaban meses tras Sadik Mohamed, quien presuntamente participó en la "guerra santa" en Siria, por lo que se le considera "muy peligroso" puesto que los "yihadistas retornados" vuelven preparados para perpetrar atentados, según informaron fuentes del Ministerio del Interior en Madrid.La detención de Sadik Mohamed, de 28 años, se produjo en el aeropuerto de Málaga en una operación conjunta del Cuerpo Nacional de Policía y del Servicio de Información de la Guardia Civil.Los investigadores sospechan que el detenido regresaba de Siria, adonde viajó en mayo de 2013 presuntamente para integrarse en los campos de entrenamiento de la organización terrorista Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL).Durante su integración en este grupo habría formado parte de facciones tanto en Siria como en Irak, señaló el Ministerio del Interior.El arrestado, que será trasladado a Madrid y puesto a disposición de la Audiencia Nacional, presuntamente formaba parte de la red hispano-marroquí de envío de yihadistas a Siria, que fue desarticulada parcialmente el pasado 21 de junio en la ciudad española de Ceuta, en el norte de África y de donde procede el detenido.A raíz de esa operación policial de junio pasado fueron detenidos diez ceutíes supuestamente de esa red, que según las fuentes estaba apoyada por un grupo de personas asentadas en Ceuta y Marruecos y se dedicaba a captar, adoctrinar, facilitar y financiar los viajes de estos yihadistas.Según los investigadores, la red tenía dos bases de actuación, una de ellas en Ceuta y la otra en Marruecos, desde donde los reclutados eran enviados hasta Turquía para ser recogidos por "los facilitadores" que, bajo extremas medidas de seguridad, les llevaban a las zonas de Siria en conflicto.En estas zonas se les ponía en contacto con grupos vinculados a Al Qaeda, según explicó en su día el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien subrayó que se había detectado un "claro interés de Al Qaeda" por conseguir que muchos de sus militantes puedan regresar a sus países de origen con el objeto de realizar en ellos "la yihad individual".Son lo que se conoce como "retornados", que son "auténticos terroristas" que, tras combatir en focos yihadistas, "adquieren grandes conocimientos" de los métodos terroristas y vuelven luego "fuertemente ideologizados e instruidos" y se convierten en una "amenaza real y grave para nuestra seguridad", según el ministro.Precisamente en la reunión celebrada por el G6 (España, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Polonia) los pasados 12 y 13 de septiembre se abordó el creciente peligro de los "yihadistas retornados" y se acordó tomar medidas para prevenir y responder mejor ante esta amenaza y prevenir atentados como los de Boston, Londres o París.

Abdeluahid Sadik Mohamed, de nacionalidad española y presunto miembro de la organización terrorista Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL), vinculada a Al Qaeda, considerado "muy peligroso" por los cuerpos de seguridad, fue detenido hoy en el sur de España.Las fuerzas y cuerpos de seguridad llevaban meses tras Sadik Mohamed, quien presuntamente participó en la "guerra santa" en Siria, por lo que se le considera "muy peligroso" puesto que los "yihadistas retornados" vuelven preparados para perpetrar atentados, según informaron fuentes del Ministerio del Interior en Madrid.La detención de Sadik Mohamed, de 28 años, se produjo en el aeropuerto de Málaga en una operación conjunta del Cuerpo Nacional de Policía y del Servicio de Información de la Guardia Civil.Los investigadores sospechan que el detenido regresaba de Siria, adonde viajó en mayo de 2013 presuntamente para integrarse en los campos de entrenamiento de la organización terrorista Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL).Durante su integración en este grupo habría formado parte de facciones tanto en Siria como en Irak, señaló el Ministerio del Interior.El arrestado, que será trasladado a Madrid y puesto a disposición de la Audiencia Nacional, presuntamente formaba parte de la red hispano-marroquí de envío de yihadistas a Siria, que fue desarticulada parcialmente el pasado 21 de junio en la ciudad española de Ceuta, en el norte de África y de donde procede el detenido.A raíz de esa operación policial de junio pasado fueron detenidos diez ceutíes supuestamente de esa red, que según las fuentes estaba apoyada por un grupo de personas asentadas en Ceuta y Marruecos y se dedicaba a captar, adoctrinar, facilitar y financiar los viajes de estos yihadistas.Según los investigadores, la red tenía dos bases de actuación, una de ellas en Ceuta y la otra en Marruecos, desde donde los reclutados eran enviados hasta Turquía para ser recogidos por "los facilitadores" que, bajo extremas medidas de seguridad, les llevaban a las zonas de Siria en conflicto.En estas zonas se les ponía en contacto con grupos vinculados a Al Qaeda, según explicó en su día el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien subrayó que se había detectado un "claro interés de Al Qaeda" por conseguir que muchos de sus militantes puedan regresar a sus países de origen con el objeto de realizar en ellos "la yihad individual".Son lo que se conoce como "retornados", que son "auténticos terroristas" que, tras combatir en focos yihadistas, "adquieren grandes conocimientos" de los métodos terroristas y vuelven luego "fuertemente ideologizados e instruidos" y se convierten en una "amenaza real y grave para nuestra seguridad", según el ministro.Precisamente en la reunión celebrada por el G6 (España, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Polonia) los pasados 12 y 13 de septiembre se abordó el creciente peligro de los "yihadistas retornados" y se acordó tomar medidas para prevenir y responder mejor ante esta amenaza y prevenir atentados como los de Boston, Londres o París.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios