Detenido un jefe de la mafia calabresa, uno de los más peligrosos de Italia

El presidente de la región Lombardía, Roberto Formigoni, anunció hoy la disolución de su junta de gobierno, que será renovada en los próximos días con una reducción de sus componentes, tras el escándalo por el arresto de uno de sus consejeros, Domenico Zambetti, por contactos con la mafia.Formigoni, perteneciente al partido Pueblo de la Libertad (PDL) del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, comunicó su decisión de disolver la junta y de designar en los próximos días un nuevo equipo en una esperada rueda de prensa en Italia, tras reunirse con los líderes de la formación en Roma.Desde que ayer saliera a la luz el escándalo por los supuestos contactos mafiosos de su consejero regional, el debate se había centrado en la posibilidad de que Formigoni, una figura polémica, puesto que él también es investigado en un caso por corrupción, ofreciera una señal de "discontinuidad" con una renovación de la junta o incluso presentara su dimisión.Formigoni, que con el actual suma su cuarto mandato al frente del gobierno regional de Lombardía, cuya capital es Milán, se mostró sereno y descartó que fuera a abandonar el cargo, subrayando que lo sucedido es grave pero atañe a uno de sus consejeros y no a él.Tras la detención de Zambetti, los miembros de la junta pertenecientes al partido federalista Liga Norte, socio de gobierno la región lombarda, habían presentado su dimisión y la formación había presionado para que esta fuera renovada.Zambetti fue arrestado ayer acusado de haber pagado a los clanes afincados en Milán de la 'Ndrangheta, la mafia calabresa, a cambio de la compra de votos en los comicios regionales de 2010 con el fin de garantizar su elección.Los investigadores sospechan que el consejero del PDL pagó cerca de 200.000 euros a dos miembros de la 'Ndrangheta para que le consiguieran 4.000 votos, a un precio de 50 euros por voto.A cambio, la organización mafiosa habría obtenido dinero y favores políticos, como contratos en entidades públicas para familiares o renovaciones de licencias.Los medios de comunicación italianos recuerdan hoy que en las cuatro juntas provinciales que ha presidido Formigoni a lo largo de su trayectoria, Zambetti es el quinto consejero arrestado.Asimismo, subrayan que de los ochenta componentes del órgano de gobierno regional, otros trece se encuentran bajo investigación por diferentes motivos, entre ellos Renzo Bossi, hijo del fundador de la Liga, quien, como su padre, presentó su dimisión el pasado abril después de que ambos se vieran salpicados por un escándalo de corrupción.Entre los miembros de la junta investigados también se encuentras Nicole Minetti, acusada de inducción a la prostitución por el caso Ruby, en el que también está imputado Silvio Berlusconi, quien supuestamente mantuvo relaciones sexuales con la joven marroquí cuando esta era todavía menor de edad.La decisión de disolver la junta regional lombarda llega dos días después de que el Gobierno italiano ordenara el cese del Ayuntamiento de Reggio Calabria, al sur del país, por sospechas de "proximidad" con la 'Ndrangheta, en la que supuso la primera vez que una medida de este tipo se adoptaba para una capital de provincia.La 'Ndrangheta está considerada como la más potente y sanguinaria de las organizaciones criminales italianas.Su origen se sitúa en Calabria donde tiene su base, aunque en los últimos años los investigadores han denunciado que está extendiendo sus tentáculos hacia el norte con infiltraciones en empresas e instituciones.

El presidente de la región Lombardía, Roberto Formigoni, anunció hoy la disolución de su junta de gobierno, que será renovada en los próximos días con una reducción de sus componentes, tras el escándalo por el arresto de uno de sus consejeros, Domenico Zambetti, por contactos con la mafia.Formigoni, perteneciente al partido Pueblo de la Libertad (PDL) del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, comunicó su decisión de disolver la junta y de designar en los próximos días un nuevo equipo en una esperada rueda de prensa en Italia, tras reunirse con los líderes de la formación en Roma.Desde que ayer saliera a la luz el escándalo por los supuestos contactos mafiosos de su consejero regional, el debate se había centrado en la posibilidad de que Formigoni, una figura polémica, puesto que él también es investigado en un caso por corrupción, ofreciera una señal de "discontinuidad" con una renovación de la junta o incluso presentara su dimisión.Formigoni, que con el actual suma su cuarto mandato al frente del gobierno regional de Lombardía, cuya capital es Milán, se mostró sereno y descartó que fuera a abandonar el cargo, subrayando que lo sucedido es grave pero atañe a uno de sus consejeros y no a él.Tras la detención de Zambetti, los miembros de la junta pertenecientes al partido federalista Liga Norte, socio de gobierno la región lombarda, habían presentado su dimisión y la formación había presionado para que esta fuera renovada.Zambetti fue arrestado ayer acusado de haber pagado a los clanes afincados en Milán de la 'Ndrangheta, la mafia calabresa, a cambio de la compra de votos en los comicios regionales de 2010 con el fin de garantizar su elección.Los investigadores sospechan que el consejero del PDL pagó cerca de 200.000 euros a dos miembros de la 'Ndrangheta para que le consiguieran 4.000 votos, a un precio de 50 euros por voto.A cambio, la organización mafiosa habría obtenido dinero y favores políticos, como contratos en entidades públicas para familiares o renovaciones de licencias.Los medios de comunicación italianos recuerdan hoy que en las cuatro juntas provinciales que ha presidido Formigoni a lo largo de su trayectoria, Zambetti es el quinto consejero arrestado.Asimismo, subrayan que de los ochenta componentes del órgano de gobierno regional, otros trece se encuentran bajo investigación por diferentes motivos, entre ellos Renzo Bossi, hijo del fundador de la Liga, quien, como su padre, presentó su dimisión el pasado abril después de que ambos se vieran salpicados por un escándalo de corrupción.Entre los miembros de la junta investigados también se encuentras Nicole Minetti, acusada de inducción a la prostitución por el caso Ruby, en el que también está imputado Silvio Berlusconi, quien supuestamente mantuvo relaciones sexuales con la joven marroquí cuando esta era todavía menor de edad.La decisión de disolver la junta regional lombarda llega dos días después de que el Gobierno italiano ordenara el cese del Ayuntamiento de Reggio Calabria, al sur del país, por sospechas de "proximidad" con la 'Ndrangheta, en la que supuso la primera vez que una medida de este tipo se adoptaba para una capital de provincia.La 'Ndrangheta está considerada como la más potente y sanguinaria de las organizaciones criminales italianas.Su origen se sitúa en Calabria donde tiene su base, aunque en los últimos años los investigadores han denunciado que está extendiendo sus tentáculos hacia el norte con infiltraciones en empresas e instituciones.

Más noticias

0 Comentarios