Erdogan ofrece parar la reforma del poder judicial si la oposición colabora

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ofreció hoy "congelar" la reforma del Alto Consejo del Poder Judicial, criticada por numerosos juristas como un golpe contra la separación de poderes, si la oposición colabora en un proyecto constitucional para consensuar ese cambio."Si la oposición dice: hagamos la reforma constitucional juntos, entonces congelaremos el borrador de ley", prometió Erdogan en un discurso en el Parlamento, transmitido en directo por la cadena NTV.La planeada reforma del máximo órgano de la Judicatura, conocido por sus siglas HSYK, ha sido descrita por numerosos juristas turcos y europeos como un golpe contra la independencia judicial y contra la separación de poderes, e incluso la Unión Europea ha señalado su "preocupación por los últimos acontecimientos" y ha pedido discutirlos con el ministro de Asuntos Europeos turco.Esencialmente, la reforma impulsada por el Gobierno prevé que el Alto Consejo del Poder Judicial quede bajo control del Ejecutivo, a través del ministro de Justicia, según denunció el propio presidente del HSYK la semana pasada.Erdogan ofreció hoy a la oposición una reforma constitucional consensuada, para elaborar un modelo del HSYK similar a la del Alto Consejo de Radio y Televisión (RTÜK), en el que están representados todos los partidos.De los nueve miembros del RTÜK, elegidos por el Parlamento, cinco pertenecen al partido gubernamental y cuatro a la oposición.Este organismo ha adquirido en los últimos años cierta fama de ser un brazo ejecutor de las ideas del Ejecutivo, al multar programas de televisión denunciados como "amorales" por el primer ministro.Ayer, el presidente de Turquía, Abdullah Gül, se reunió con representantes de todos los partidos para consultarlos sobre la reforma.Tras el encuentro, el Partido Republicano del Pueblo, el mayor de la oposición, señaló su disposición a colaborar en una reforma del HSYK, siempre y cuando se respete la independencia del poder judicial.El Gobierno lanzó su propuesta de reforma tras las duras críticas de Erdogan a la judicatura por la amplia investigación sobre corrupción que ha provocado ya la dimisión de cuatro de sus ministros.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ofreció hoy "congelar" la reforma del Alto Consejo del Poder Judicial, criticada por numerosos juristas como un golpe contra la separación de poderes, si la oposición colabora en un proyecto constitucional para consensuar ese cambio."Si la oposición dice: hagamos la reforma constitucional juntos, entonces congelaremos el borrador de ley", prometió Erdogan en un discurso en el Parlamento, transmitido en directo por la cadena NTV.La planeada reforma del máximo órgano de la Judicatura, conocido por sus siglas HSYK, ha sido descrita por numerosos juristas turcos y europeos como un golpe contra la independencia judicial y contra la separación de poderes, e incluso la Unión Europea ha señalado su "preocupación por los últimos acontecimientos" y ha pedido discutirlos con el ministro de Asuntos Europeos turco.Esencialmente, la reforma impulsada por el Gobierno prevé que el Alto Consejo del Poder Judicial quede bajo control del Ejecutivo, a través del ministro de Justicia, según denunció el propio presidente del HSYK la semana pasada.Erdogan ofreció hoy a la oposición una reforma constitucional consensuada, para elaborar un modelo del HSYK similar a la del Alto Consejo de Radio y Televisión (RTÜK), en el que están representados todos los partidos.De los nueve miembros del RTÜK, elegidos por el Parlamento, cinco pertenecen al partido gubernamental y cuatro a la oposición.Este organismo ha adquirido en los últimos años cierta fama de ser un brazo ejecutor de las ideas del Ejecutivo, al multar programas de televisión denunciados como "amorales" por el primer ministro.Ayer, el presidente de Turquía, Abdullah Gül, se reunió con representantes de todos los partidos para consultarlos sobre la reforma.Tras el encuentro, el Partido Republicano del Pueblo, el mayor de la oposición, señaló su disposición a colaborar en una reforma del HSYK, siempre y cuando se respete la independencia del poder judicial.El Gobierno lanzó su propuesta de reforma tras las duras críticas de Erdogan a la judicatura por la amplia investigación sobre corrupción que ha provocado ya la dimisión de cuatro de sus ministros.

Más noticias

0 Comentarios