La madre del "hacker" Gary Mckinnon agradece la "valiente decisión" del Gobierno británico

Estados Unidos se mostró hoy "decepcionado" por la decisión del Reino Unido de no extraditar al pirata informático británico Gary McKinnon, reclamado por las autoridades estadounidenses tras haber accedido a ordenadores de su Gobierno."Estados Unidos está decepcionado por la decisión de negar a Gary McKinnon la extradición para enfrentar una justicia que se espera desde hace mucho tiempo en Estados Unidos", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su conferencia de prensa diaria.La portavoz añadió que el Gobierno estadounidense "está examinando los detalles de la decisión" anunciada hoy por la ministra de Interior británica, Theresa May.McKinnon, que llevaba varios años luchando contra su extradición, es conocido como "Solo" y es considerado el autor del mayor caso de piratería informática sufrido por el Gobierno de EE.UU., donde se enfrentaba a unos sesenta años de cárcel.En una declaración parlamentaria, May informó hoy de que su Gobierno había decidido no extraditarle por razones humanitarias puesto que padece el síndrome de Asperger (una forma de autismo) y había riesgo de que pudiera suicidarse si era entregado a EE.UU.May dijo que, tras recibir asesoramiento legal y revisar los informes médicos, concluyó que McKinnon está "seriamente enfermo" y su extradición es "incompatible" con sus derechos humanos, pues existiría el "riesgo de que terminara con su vida".El pirata ha admitido haber accedido ilegalmente a 97 ordenadores gubernamentales entre febrero del 2001 y marzo del 2002, entre ellos máquinas de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), el Ejército, la Marina, el Departamento de Defensa y la Fuerza Aérea.Su objetivo, según ha confesado, era encontrar pruebas de la existencia de ovnis (objetos voladores no identificados).La embajada de Ecuador en Londres señaló hoy que existe un "paralelismo claro" entre los casos de extradición de McKinnon y del fundador de WikiLeaks Julian Assange, alojado en el consulado sudamericano desde junio para no ser extraditado a Suecia y en cuyo proceso Londres se ha negado a mediar.

Estados Unidos se mostró hoy "decepcionado" por la decisión del Reino Unido de no extraditar al pirata informático británico Gary McKinnon, reclamado por las autoridades estadounidenses tras haber accedido a ordenadores de su Gobierno."Estados Unidos está decepcionado por la decisión de negar a Gary McKinnon la extradición para enfrentar una justicia que se espera desde hace mucho tiempo en Estados Unidos", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su conferencia de prensa diaria.La portavoz añadió que el Gobierno estadounidense "está examinando los detalles de la decisión" anunciada hoy por la ministra de Interior británica, Theresa May.McKinnon, que llevaba varios años luchando contra su extradición, es conocido como "Solo" y es considerado el autor del mayor caso de piratería informática sufrido por el Gobierno de EE.UU., donde se enfrentaba a unos sesenta años de cárcel.En una declaración parlamentaria, May informó hoy de que su Gobierno había decidido no extraditarle por razones humanitarias puesto que padece el síndrome de Asperger (una forma de autismo) y había riesgo de que pudiera suicidarse si era entregado a EE.UU.May dijo que, tras recibir asesoramiento legal y revisar los informes médicos, concluyó que McKinnon está "seriamente enfermo" y su extradición es "incompatible" con sus derechos humanos, pues existiría el "riesgo de que terminara con su vida".El pirata ha admitido haber accedido ilegalmente a 97 ordenadores gubernamentales entre febrero del 2001 y marzo del 2002, entre ellos máquinas de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), el Ejército, la Marina, el Departamento de Defensa y la Fuerza Aérea.Su objetivo, según ha confesado, era encontrar pruebas de la existencia de ovnis (objetos voladores no identificados).La embajada de Ecuador en Londres señaló hoy que existe un "paralelismo claro" entre los casos de extradición de McKinnon y del fundador de WikiLeaks Julian Assange, alojado en el consulado sudamericano desde junio para no ser extraditado a Suecia y en cuyo proceso Londres se ha negado a mediar.

Más noticias

0 Comentarios