Partidos islamistas egipcios dudan del aplazamiento del juicio de Mursi

Varios partidos islamistas, afines a los Hermanos Musulmanes, dudaron hoy del argumento presentado por las autoridades egipcias para justificar la ausencia del depuesto presidente Mohamed Mursi en el juicio al que estaba convocado hoy en las afueras de El Cairo.En un comunicado enviado a los periodistas, estos partidos reaccionaron al anuncio de las autoridades egipcias sobre la imposibilidad de trasladar a Mursi a El Cairo desde la prisión de Burg al Arab, en Alejandría, debido al mal tiempo, que impidió despegar al helicóptero en el que iba a viajar. En la misma nota, los partidos llamaron a una movilización popular para desvelar el paradero del exmandatario.El jefe de la Oficina Política del Partido Construcción y Desarrollo (PCD), Tarik al Zumur, pidió que se tome la incomparecencia de Mursi en serio y que todos insistan para que el expresidente aparezca y se permita a su familia y a sus abogados visitarle.Asimismo, consideró que el retraso del juicio al 1 de febrero, una fecha posterior al tercer aniversario de la revolución del 25 enero, demuestra también el miedo de la "autoridad golpista" a la escalada de los manifestantes en la calle.El aplazamiento del juicio es un "teatro fracasado que no acepta la razón", señaló el presidente del Partido de Autenticidad (PA), Ihab Shiha, que añadió que no hubo ningún problema meteorológico porque no se suspendió ningún vuelo en el aeropuerto de Alejandría.La misma posición fue expresada por el vicepresidente del Partido Cambio y Desarrollo (PCD), Alaa al Rubi, que señaló que el suceso de hoy enseña que la justicia egipcia está politizada y que los "golpistas" temen que Mursi se encuentre con sus abogados o que hable en público.Mursi y otros catorce dirigentes de los Hermanos Musulmanes están procesados en este caso, cuyo juicio se celebra en la Academia de la Policía, por su supuesta implicación en la muerte de manifestantes y en los incidentes desatados en los alrededores del palacio presidencial de Itihadiya, el 5 de diciembre de 2012.No se trata del único caso al que se enfrenta Mursi, que deberá responder también ante la justicia por revelar información clasificada a países y organizaciones extranjeras, como Hamás, y por huir de prisión durante la revolución de enero de 2011.Por este último caso el expresidente egipcio será juzgado, junto a otras 130 personas, el próximo 28 de enero en el Tribunal Penal de El Cairo.

Varios partidos islamistas, afines a los Hermanos Musulmanes, dudaron hoy del argumento presentado por las autoridades egipcias para justificar la ausencia del depuesto presidente Mohamed Mursi en el juicio al que estaba convocado hoy en las afueras de El Cairo.En un comunicado enviado a los periodistas, estos partidos reaccionaron al anuncio de las autoridades egipcias sobre la imposibilidad de trasladar a Mursi a El Cairo desde la prisión de Burg al Arab, en Alejandría, debido al mal tiempo, que impidió despegar al helicóptero en el que iba a viajar. En la misma nota, los partidos llamaron a una movilización popular para desvelar el paradero del exmandatario.El jefe de la Oficina Política del Partido Construcción y Desarrollo (PCD), Tarik al Zumur, pidió que se tome la incomparecencia de Mursi en serio y que todos insistan para que el expresidente aparezca y se permita a su familia y a sus abogados visitarle.Asimismo, consideró que el retraso del juicio al 1 de febrero, una fecha posterior al tercer aniversario de la revolución del 25 enero, demuestra también el miedo de la "autoridad golpista" a la escalada de los manifestantes en la calle.El aplazamiento del juicio es un "teatro fracasado que no acepta la razón", señaló el presidente del Partido de Autenticidad (PA), Ihab Shiha, que añadió que no hubo ningún problema meteorológico porque no se suspendió ningún vuelo en el aeropuerto de Alejandría.La misma posición fue expresada por el vicepresidente del Partido Cambio y Desarrollo (PCD), Alaa al Rubi, que señaló que el suceso de hoy enseña que la justicia egipcia está politizada y que los "golpistas" temen que Mursi se encuentre con sus abogados o que hable en público.Mursi y otros catorce dirigentes de los Hermanos Musulmanes están procesados en este caso, cuyo juicio se celebra en la Academia de la Policía, por su supuesta implicación en la muerte de manifestantes y en los incidentes desatados en los alrededores del palacio presidencial de Itihadiya, el 5 de diciembre de 2012.No se trata del único caso al que se enfrenta Mursi, que deberá responder también ante la justicia por revelar información clasificada a países y organizaciones extranjeras, como Hamás, y por huir de prisión durante la revolución de enero de 2011.Por este último caso el expresidente egipcio será juzgado, junto a otras 130 personas, el próximo 28 de enero en el Tribunal Penal de El Cairo.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios