Policía no vio el arma que adolescente usó para suicidarse en coche patrulla

Una pistola. EFE/archivo Una pistola. EFE/archivo

Una pistola. EFE/archivo

El oficial de Policía de Carolina del Norte que transportaba al hispano que murió en su patrulla no vio el arma que al parecer usó para suicidarse, reveló hoy una investigación preliminar del caso.Las autoridades del Departamento de Policía de Durham, al norte del estado, dieron a conocer hoy en conferencia de prensa más detalles de la investigación interna de lo que ocurrió el pasado 19 de noviembre con Jesús Huerta, de 17 años.Huerta murió aparentemente de un disparo que él mismo se perpetró en la cabeza -aunque estaba esposado- cuando era transportado al cuartel de policía por el oficial Samuel Duncan, por cargos menores de traspaso a la propiedad.El asistente del jefe de policía, Anthony Marsh, explicó que aunque Duncan revisó al joven una vez, al parecer no encontró el arma calibre 45 que utilizó Huerta, y que fue adquirida en una tienda de empeño de Georgia en 1991.La Policía también enfatizó que Duncan no estaba al tanto de que los familiares habían informado al servicio del 911 de que Huerta había intentado suicidarse anteriormente cuando solicitaron asistencia para encontrarlo tras haber salido sin permiso de su casa."Duncan además escuchó ruidos en la parte trasera de la patrulla durante el traslado para el proceso de arresto. Todavía estamos investigando si algunos procedimientos del departamento no fueron cumplidos", acotó Marsh.Otros detalles de la investigación del caso, que fueron dados a conocer hoy por presión de la familia del hispano y el alcalde de Durham, Bill Bell, incluyó que Duncan tuvo que ajustar las esposas a Huerta, y que al parecer advirtió varias veces al joven que "dejara de jugar con sus puños".Marsh añadió que "cualquier persona con un grado de flexibilidad y motivación puede hacerse daño con un arma, y las evidencian apunta que Huerta se disparó en la parte trasera de la patrulla".El jefe de la Policía, José López, quien no asistió a la conferencia de prensa de hoy, ha dicho que en los guantes que usaba el joven se habían encontrado residuos de pólvora.La familia de Huerta expresó hoy su insatisfacción con la investigación preliminar ni tampoco entienden por qué se cometieron tantas irregularidades en el caso."Por qué no se incluyó la información que dio a la Policía Jaime Pérez, la última persona que vio con vida a Jesús, sobre si tenía o no un arma a la hora de la detención", afirmó en un comunicado Alexander Charns, abogado de la familia Huerta."Esto no debió haber pasado y pedimos justicia para Jesús, lo extrañamos mucho, y si ellos sabían que estaba en peligro, debieron cuidarlo", afirmó Evelin Huerta, hermana del joven.El Buró de Investigación Estatal (SBI) conduce una investigación completa del incidente que será entregada a la fiscalía del condado de Durham en Carolina del Norte.

El oficial de Policía de Carolina del Norte que transportaba al hispano que murió en su patrulla no vio el arma que al parecer usó para suicidarse, reveló hoy una investigación preliminar del caso.Las autoridades del Departamento de Policía de Durham, al norte del estado, dieron a conocer hoy en conferencia de prensa más detalles de la investigación interna de lo que ocurrió el pasado 19 de noviembre con Jesús Huerta, de 17 años.Huerta murió aparentemente de un disparo que él mismo se perpetró en la cabeza -aunque estaba esposado- cuando era transportado al cuartel de policía por el oficial Samuel Duncan, por cargos menores de traspaso a la propiedad.El asistente del jefe de policía, Anthony Marsh, explicó que aunque Duncan revisó al joven una vez, al parecer no encontró el arma calibre 45 que utilizó Huerta, y que fue adquirida en una tienda de empeño de Georgia en 1991.La Policía también enfatizó que Duncan no estaba al tanto de que los familiares habían informado al servicio del 911 de que Huerta había intentado suicidarse anteriormente cuando solicitaron asistencia para encontrarlo tras haber salido sin permiso de su casa."Duncan además escuchó ruidos en la parte trasera de la patrulla durante el traslado para el proceso de arresto. Todavía estamos investigando si algunos procedimientos del departamento no fueron cumplidos", acotó Marsh.Otros detalles de la investigación del caso, que fueron dados a conocer hoy por presión de la familia del hispano y el alcalde de Durham, Bill Bell, incluyó que Duncan tuvo que ajustar las esposas a Huerta, y que al parecer advirtió varias veces al joven que "dejara de jugar con sus puños".Marsh añadió que "cualquier persona con un grado de flexibilidad y motivación puede hacerse daño con un arma, y las evidencian apunta que Huerta se disparó en la parte trasera de la patrulla".El jefe de la Policía, José López, quien no asistió a la conferencia de prensa de hoy, ha dicho que en los guantes que usaba el joven se habían encontrado residuos de pólvora.La familia de Huerta expresó hoy su insatisfacción con la investigación preliminar ni tampoco entienden por qué se cometieron tantas irregularidades en el caso."Por qué no se incluyó la información que dio a la Policía Jaime Pérez, la última persona que vio con vida a Jesús, sobre si tenía o no un arma a la hora de la detención", afirmó en un comunicado Alexander Charns, abogado de la familia Huerta."Esto no debió haber pasado y pedimos justicia para Jesús, lo extrañamos mucho, y si ellos sabían que estaba en peligro, debieron cuidarlo", afirmó Evelin Huerta, hermana del joven.El Buró de Investigación Estatal (SBI) conduce una investigación completa del incidente que será entregada a la fiscalía del condado de Durham en Carolina del Norte.

Más noticias

0 Comentarios