Salvadoreño sentenciado a 15 años de cárcel por fraude en tarjeta de crédito

Los investigadores federales presentaron evidencia de que el salvadoreño vivía lujosamente utilizando las tarjetas de crédito falsificadas, que empleó para pagar cirugías cosméticas para él y su novia. EFE/Archivo Los investigadores federales presentaron evidencia de que el salvadoreño vivía lujosamente utilizando las tarjetas de crédito falsificadas, que empleó para pagar cirugías cosméticas para él y su novia. EFE/Archivo

Los investigadores federales presentaron evidencia de que el salvadoreño vivía lujosamente utilizando las tarjetas de crédito falsificadas, que empleó para pagar cirugías cosméticas para él y su novia. EFE/Archivo

Un salvadoreño fue sentenciado a 15 años de cárcel por fraude en tarjetas de crédito, falsificación y robo de identidad, causando a sus víctimas pérdidas por más de 100.000 dólares, informó hoy la fiscalía del Distrito Central de California.José Rolando Renderos, de 39 años y quien se encontraba en custodia federal desde febrero del año pasado, fue condenado por el Juez de Distrito Audrey B. Collins, después de que un jurado lo encontrara culpable de varios delitos federales en octubre del 2013.Renderos fue capturado por las autoridades el 1 de febrero del 2013, tras una persecución a alta velocidad por carreteras del Valle de San Gabriel, al este de Los Ángeles, y tras recibir una caja con más de 3.000 tarjetas de crédito falsas procedentes de China.Tras una requisa a una "planta de producción" que el inmigrante centroamericano operaba en Montebello, al este de L.A., las autoridades decomisaron en total más de 100.000 tarjetas de crédito falsificadas originarias del país asiático."El fraude con tarjeta de crédito y el robo de identidad golpean la seguridad financiera, la privacidad y el bienestar emocional de millones de estadounidenses cada año", aseguró hoy el fiscal André Birotte Jr."El sr. Renderos es un ofensor reincidente que cruelmente ignoró los efectos que sus estafas tenían en la vida de sus desafortunadas víctimas y ahora cumple una condena larga y muy merecida en una prisión federal", agregó Birotte.Durante la investigación, las autoridades descubrieron que Renderos obtenía números válidos de tarjetas de crédito instalando lectores digitales -conocidos en inglés como "skimmers"- en estaciones de gasolina a lo largo del Sur de California.El estafador utilizaba a otros secuaces para bloquear las cámaras de seguridad de las gasolineras y distraer a los empleados, mientras instalaba los dispositivos electrónicos.Durante el juicio, los investigadores federales presentaron evidencia de que el salvadoreño vivía lujosamente utilizando las tarjetas de crédito falsificadas, que empleó para pagar cirugías cosméticas para él y su novia, boletos de primera clase para los juegos de los Lakers y los Clippers y bolsos y zapatos de marca, entre otros gastos.

Un salvadoreño fue sentenciado a 15 años de cárcel por fraude en tarjetas de crédito, falsificación y robo de identidad, causando a sus víctimas pérdidas por más de 100.000 dólares, informó hoy la fiscalía del Distrito Central de California.José Rolando Renderos, de 39 años y quien se encontraba en custodia federal desde febrero del año pasado, fue condenado por el Juez de Distrito Audrey B. Collins, después de que un jurado lo encontrara culpable de varios delitos federales en octubre del 2013.Renderos fue capturado por las autoridades el 1 de febrero del 2013, tras una persecución a alta velocidad por carreteras del Valle de San Gabriel, al este de Los Ángeles, y tras recibir una caja con más de 3.000 tarjetas de crédito falsas procedentes de China.Tras una requisa a una "planta de producción" que el inmigrante centroamericano operaba en Montebello, al este de L.A., las autoridades decomisaron en total más de 100.000 tarjetas de crédito falsificadas originarias del país asiático."El fraude con tarjeta de crédito y el robo de identidad golpean la seguridad financiera, la privacidad y el bienestar emocional de millones de estadounidenses cada año", aseguró hoy el fiscal André Birotte Jr."El sr. Renderos es un ofensor reincidente que cruelmente ignoró los efectos que sus estafas tenían en la vida de sus desafortunadas víctimas y ahora cumple una condena larga y muy merecida en una prisión federal", agregó Birotte.Durante la investigación, las autoridades descubrieron que Renderos obtenía números válidos de tarjetas de crédito instalando lectores digitales -conocidos en inglés como "skimmers"- en estaciones de gasolina a lo largo del Sur de California.El estafador utilizaba a otros secuaces para bloquear las cámaras de seguridad de las gasolineras y distraer a los empleados, mientras instalaba los dispositivos electrónicos.Durante el juicio, los investigadores federales presentaron evidencia de que el salvadoreño vivía lujosamente utilizando las tarjetas de crédito falsificadas, que empleó para pagar cirugías cosméticas para él y su novia, boletos de primera clase para los juegos de los Lakers y los Clippers y bolsos y zapatos de marca, entre otros gastos.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios