El Supremo de Canadá dice que los portadores de VIH no siempre tienen que revelarlo

El Tribunal Supremo de Canadá dijo hoy que las personas con un bajo nivel del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y que utilizan preservativos no tienen que revelar su condición a otras con las que mantienen relaciones sexuales.En 1998 el mismo Tribunal Supremo dictaminó que era un delito de asalto sexual con agravante que los portadores de VIH no revelaran a sus parejas sexuales su condición si existía riesgo de transmisión del virus que provoca el sida.El delito puede ser castigado en Canadá con la pena de cadena perpetua.Los nueve jueces del Tribunal Supremo acordaron hoy de forma unánime absolver a una mujer portadora de VIH que mantuvo relaciones sexuales con su pareja sin informarle de su condición y sin protección porque su carga viral era indetectable en el momento del acto sexual.La mujer había sido condenada inicialmente por asalto sexual con agravante.La decisión del Tribunal Supremo canadiense fue criticada por organizaciones que trabajan con personas con VIH.La Asociación de Libertades Públicas de la provincia de Columbia Británica había solicitado que, para no tipificar una conducta como delito, fuera suficiente una carga viral baja o el uso de preservativos, no ambas condiciones a la vez como en el caso de la mujer absuelta."Sabemos científicamente que, si se utilizan preservativos o si se tiene una baja carga viral, el riesgo de transmisión es extraordinariamente pequeño", señaló la organización Canadian HIV/AIDS Legal Network.Pero el Tribunal Supremo argumentó que el riesgo que presenta el virus es demasiado elevado."Aunque puede ser controlado con medicación, el VIH sigue siendo una infección crónica incurable que, si no es tratada, puede provocar la muerte", señaló el máximo tribunal canadiense.

El Tribunal Supremo de Canadá dijo hoy que las personas con un bajo nivel del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y que utilizan preservativos no tienen que revelar su condición a otras con las que mantienen relaciones sexuales.En 1998 el mismo Tribunal Supremo dictaminó que era un delito de asalto sexual con agravante que los portadores de VIH no revelaran a sus parejas sexuales su condición si existía riesgo de transmisión del virus que provoca el sida.El delito puede ser castigado en Canadá con la pena de cadena perpetua.Los nueve jueces del Tribunal Supremo acordaron hoy de forma unánime absolver a una mujer portadora de VIH que mantuvo relaciones sexuales con su pareja sin informarle de su condición y sin protección porque su carga viral era indetectable en el momento del acto sexual.La mujer había sido condenada inicialmente por asalto sexual con agravante.La decisión del Tribunal Supremo canadiense fue criticada por organizaciones que trabajan con personas con VIH.La Asociación de Libertades Públicas de la provincia de Columbia Británica había solicitado que, para no tipificar una conducta como delito, fuera suficiente una carga viral baja o el uso de preservativos, no ambas condiciones a la vez como en el caso de la mujer absuelta."Sabemos científicamente que, si se utilizan preservativos o si se tiene una baja carga viral, el riesgo de transmisión es extraordinariamente pequeño", señaló la organización Canadian HIV/AIDS Legal Network.Pero el Tribunal Supremo argumentó que el riesgo que presenta el virus es demasiado elevado."Aunque puede ser controlado con medicación, el VIH sigue siendo una infección crónica incurable que, si no es tratada, puede provocar la muerte", señaló el máximo tribunal canadiense.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios