Xi Jinping anuncia un endurecimiento de la campaña contra la corrupción

El presidente de China, Xi Jinping (d), anuncia medidas más duras contra la corrupción. EFE/Archivo El presidente de China, Xi Jinping (d), anuncia medidas más duras contra la corrupción. EFE/Archivo

El presidente de China, Xi Jinping (d), anuncia medidas más duras contra la corrupción. EFE/Archivo

El presidente chino, Xi Jinping, anunció un endurecimiento de la campaña de su Gobierno contra la corrupción, un problema que describió como "grave" y que requiere una "medicina más contundente"."Impedir la corrupción del Partido en su gestión del país es una importante misión política, y debemos cumplirla", afirmó.Xi hizo este anuncio en una comparecencia en el plenario del órgano supervisor del Partido Comunista de China, la Comisión Central para la Inspección de la Disciplina (CCID), de la que se hacen eco hoy los medios chinos."No debemos permitir que el sistema de control se convierta en un tigre de papel, o un simple espantapájaros", agregó el presidente chino.Desde su llegada al poder, hace 14 meses, Xi ha hecho de la lucha contra la corrupción una de sus banderas, al advertir que si no se combate esa lacra con éxito, se pondría en peligro la propia legitimidad del Partido Comunista al frente del país.En su discurso, Xi subrayó que "todos los que no tengan las manos limpias serán descubiertos" y todos, incluidos los dirigentes más altos, "deben respetar la disciplina del Partido y no confiar en que no serán atrapados si cometen alguna violación".La intervención del presidente y líder del Partido Comunista de China se produjo en la clausura del plenario de la CCID, el órgano encargado de investigar irregularidades en el comportamiento de los miembros del Partido.A lo largo de 2013, desde el lanzamiento de la campaña contra la corrupción, la Comisión ha castigado a cerca de 182.000 funcionarios en todo el país, un 13,3 por ciento más que el año anterior, según el informe anual de la CCID.De ellos, la CCID abrió una investigación en detalle contra 31 altos cargos, de los que ocho se entregaron a las autoridades judiciales para ser procesados.Entre los altos cargos a los que se investiga, el de mayor rango, al parecer, es el ex responsable de la seguridad interna china, Zhou Yongkang, que hasta noviembre de 2012 fue miembro del Comité Permanente del PCCh, el máximo órgano de poder en el país.

El presidente chino, Xi Jinping, anunció un endurecimiento de la campaña de su Gobierno contra la corrupción, un problema que describió como "grave" y que requiere una "medicina más contundente"."Impedir la corrupción del Partido en su gestión del país es una importante misión política, y debemos cumplirla", afirmó.Xi hizo este anuncio en una comparecencia en el plenario del órgano supervisor del Partido Comunista de China, la Comisión Central para la Inspección de la Disciplina (CCID), de la que se hacen eco hoy los medios chinos."No debemos permitir que el sistema de control se convierta en un tigre de papel, o un simple espantapájaros", agregó el presidente chino.Desde su llegada al poder, hace 14 meses, Xi ha hecho de la lucha contra la corrupción una de sus banderas, al advertir que si no se combate esa lacra con éxito, se pondría en peligro la propia legitimidad del Partido Comunista al frente del país.En su discurso, Xi subrayó que "todos los que no tengan las manos limpias serán descubiertos" y todos, incluidos los dirigentes más altos, "deben respetar la disciplina del Partido y no confiar en que no serán atrapados si cometen alguna violación".La intervención del presidente y líder del Partido Comunista de China se produjo en la clausura del plenario de la CCID, el órgano encargado de investigar irregularidades en el comportamiento de los miembros del Partido.A lo largo de 2013, desde el lanzamiento de la campaña contra la corrupción, la Comisión ha castigado a cerca de 182.000 funcionarios en todo el país, un 13,3 por ciento más que el año anterior, según el informe anual de la CCID.De ellos, la CCID abrió una investigación en detalle contra 31 altos cargos, de los que ocho se entregaron a las autoridades judiciales para ser procesados.Entre los altos cargos a los que se investiga, el de mayor rango, al parecer, es el ex responsable de la seguridad interna china, Zhou Yongkang, que hasta noviembre de 2012 fue miembro del Comité Permanente del PCCh, el máximo órgano de poder en el país.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios