Un detenido en Roma eleva a 84 los arrestos contra la mafia china en España

El número de detenidos en la operación "Emperador" de la Policía española contra la evasión de capitales por redes chinas se elevó hoy a 84 después del arresto en Roma de otro presunto implicado en el caso, que ha tenido una gran repercusión en España por su alcance.Fuentes policiales confirmaron a Efe la detención efectuada en la capital italiana y recordaron que la operación sigue abierta. Hasta el momento, se han intervenido 11,6 millones de euros en efectivo.El director general de la Policía española, Ignacio Cosidó, destacó hoy en un encuentro con sindicatos que muchas de las víctimas de esta trama eran ciudadanos chinos que eran explotados de forma "particularmente cruel".La Audiencia Nacional española -el tribunal que juzga los delitos de especial relevancia- continúa hoy los interrogatorios de los detenidos en la operación, entre los que se encuentran los "blanqueadores" del dinero que la trama mafiosa obtenía de sus actividades.Entre los que hoy declaran ante el juez están la estrella del cine porno español Nacho Vidal, su hermana María José Jordá González, el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Fuenlabrada (Madrid), José Borrás, y una funcionaria de la subdelegación del Gobierno de Zamora, informaron fuentes jurídicas.Del grupo de 14 detenidos que declaran hoy, la mayoría españoles, forman parte los considerados supuestos "blanqueadores" de la red mafiosa, tanto los que se encargaban del traslado del dinero a China como los que presuntamente intervenían para ocultar el capital en paraísos fiscales.La policía española desarticuló la red el pasado martes, para lo que realizó decenas de detenciones y registros.Se calcula que la organización blanqueaba al año entre 200 y 300 millones de euros.Entre los detenidos está el supuesto cabecilla de la red, el ciudadano chino Gao Ping, un conocido empresario y propietario de una galería en Madrid cercana al Museo Reina Sofía, que pretendía convertirse en un "puente" entre España y China con negocios relacionados con el arte.La operación es una de las mayores llevadas a cabo por blanqueo de capitales y delito fiscal en España, según fuentes jurídicas.

El número de detenidos en la operación "Emperador" de la Policía española contra la evasión de capitales por redes chinas se elevó hoy a 84 después del arresto en Roma de otro presunto implicado en el caso, que ha tenido una gran repercusión en España por su alcance.Fuentes policiales confirmaron a Efe la detención efectuada en la capital italiana y recordaron que la operación sigue abierta. Hasta el momento, se han intervenido 11,6 millones de euros en efectivo.El director general de la Policía española, Ignacio Cosidó, destacó hoy en un encuentro con sindicatos que muchas de las víctimas de esta trama eran ciudadanos chinos que eran explotados de forma "particularmente cruel".La Audiencia Nacional española -el tribunal que juzga los delitos de especial relevancia- continúa hoy los interrogatorios de los detenidos en la operación, entre los que se encuentran los "blanqueadores" del dinero que la trama mafiosa obtenía de sus actividades.Entre los que hoy declaran ante el juez están la estrella del cine porno español Nacho Vidal, su hermana María José Jordá González, el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Fuenlabrada (Madrid), José Borrás, y una funcionaria de la subdelegación del Gobierno de Zamora, informaron fuentes jurídicas.Del grupo de 14 detenidos que declaran hoy, la mayoría españoles, forman parte los considerados supuestos "blanqueadores" de la red mafiosa, tanto los que se encargaban del traslado del dinero a China como los que presuntamente intervenían para ocultar el capital en paraísos fiscales.La policía española desarticuló la red el pasado martes, para lo que realizó decenas de detenciones y registros.Se calcula que la organización blanqueaba al año entre 200 y 300 millones de euros.Entre los detenidos está el supuesto cabecilla de la red, el ciudadano chino Gao Ping, un conocido empresario y propietario de una galería en Madrid cercana al Museo Reina Sofía, que pretendía convertirse en un "puente" entre España y China con negocios relacionados con el arte.La operación es una de las mayores llevadas a cabo por blanqueo de capitales y delito fiscal en España, según fuentes jurídicas.

Más noticias

0 Comentarios