El gobernador Cuomo anuncia un programa de marihuana de uso médico en Nueva York

El ex presidente estadounidense Bill Clinton (i) aplaude al demócrata Andrew Cuomo (d). EFE/archivo El ex presidente estadounidense Bill Clinton (i) aplaude al demócrata Andrew Cuomo (d). EFE/archivo

El ex presidente estadounidense Bill Clinton (i) aplaude al demócrata Andrew Cuomo (d). EFE/archivo

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció hoy el lanzamiento de un programa para el uso médico de marihuana en enfermos graves, con lo que se une a una veintena de estados de todo el país.Cuomo pronunció hoy en Albany, la capital, su discurso anual sobre la situación del estado, en la que avanzó medidas en capítulos como economía, educación, obras públicas o justicia, en un año clave para sus aspiraciones de reelección en los comicios de noviembre próximo.El programa de marihuana de uso médico fue lo más destacado de su discurso, en el que señaló que las investigaciones apuntan a que esta sustancia "puede aliviar el dolor" en enfermos de cáncer u otros males graves.Cuomo recordó que una veintena de estados del país ya tienen programas de este tipo, y dijo que Nueva York comenzará con un programa en hasta veinte hospitales de todo el estado, que podrán recetar marihuana de uso médico.A partir de ahí, "vamos a supervisar el programa para evaluar la efectividad y la viabilidad de un sistema de marihuana médica", aseguró el gobernador.El cambio de política de Cuomo, que hasta ahora se había opuesto a un programa de uso médico de la marihuana, llega pocos días después de que el estado de Colorado comenzara la venta de marihuana el pasado día 1.A pesar de su cambio de política, el plan anunciado por Cuomo es más limitado que los de otros estados, ya que Nueva York en principio solo permitirá la venta de la sustancia a personas que padecen enfermedades graves, mientras que en otros estados la dispensación es más laxa.El uso médico de la marihuana tiene el apoyo de un 82 % de la población del estado, según una encuesta realizada el año pasado.En años anteriores, Cuomo ya ha apoyado otras medidas sociales muy populares en el estado, como el matrimonio homosexual (2011) o la iniciativa que lanzó en 2013 tras la matanza escolar de Newtown (Connecticut) para prohibir la venta de armas de asalto y de cargadores de alta capacidad.La flexibilización de las leyes sobre el uso de marihuana genera un debate muy intenso en este país, donde hubo 658.231 arrestos policiales en 2012 por posesión de esta droga, según cifras oficiales recogidas por Drug Policy Alliance, una organización que busca modificar el cuadro normativo sobre los estupefacientes.Cuomo también lanzó también su idea de reducir algunos impuestos impuestos a personas y compañías (por un total calculado de algo más de 2.000 millones de dólares anuales) a fin de promover el desarrollo económico, especialmente en las zonas más deprimidas del norte del estado.El gobernador recordó que Nueva York es actualmente el estado "menos caro de Estados Unidos para empezar negocios".Cuomo también aseguró que el estado se hará cargo de las obras de modernización de los aeropuertos Kennedy y La Guardia, en la ciudad de Nueva York, a fin de lograr que se lleven a cabo unas mejoras que debían haber tenido lugar "hace años".En educación, se mostró a favor de implantar la educación preescolar pública para todos los niños de cuatro años del estado (el llamado curso pre-K), y también anunció un plan para celebrar un referendo sobre la emisión de bonos por 2.000 millones de dólares para mejorar las instalaciones y el equipamiento de las escuelas.Esta inversión es necesaria, según el gobernador, por las "grandes disparidades" entre centros escolares, pues algunos no tienen acceso a internet o canastas de baloncesto mientras otros disponen de los computadores más sofisticados.Cuomo también apoyó el viejo proyecto para extender una de las líneas de ferrocarril de cercanías Metro North hasta la estación de Pensilvania (Penn Station), lo que mejorará las posibilidades de transporte en El Bronx.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció hoy el lanzamiento de un programa para el uso médico de marihuana en enfermos graves, con lo que se une a una veintena de estados de todo el país.Cuomo pronunció hoy en Albany, la capital, su discurso anual sobre la situación del estado, en la que avanzó medidas en capítulos como economía, educación, obras públicas o justicia, en un año clave para sus aspiraciones de reelección en los comicios de noviembre próximo.El programa de marihuana de uso médico fue lo más destacado de su discurso, en el que señaló que las investigaciones apuntan a que esta sustancia "puede aliviar el dolor" en enfermos de cáncer u otros males graves.Cuomo recordó que una veintena de estados del país ya tienen programas de este tipo, y dijo que Nueva York comenzará con un programa en hasta veinte hospitales de todo el estado, que podrán recetar marihuana de uso médico.A partir de ahí, "vamos a supervisar el programa para evaluar la efectividad y la viabilidad de un sistema de marihuana médica", aseguró el gobernador.El cambio de política de Cuomo, que hasta ahora se había opuesto a un programa de uso médico de la marihuana, llega pocos días después de que el estado de Colorado comenzara la venta de marihuana el pasado día 1.A pesar de su cambio de política, el plan anunciado por Cuomo es más limitado que los de otros estados, ya que Nueva York en principio solo permitirá la venta de la sustancia a personas que padecen enfermedades graves, mientras que en otros estados la dispensación es más laxa.El uso médico de la marihuana tiene el apoyo de un 82 % de la población del estado, según una encuesta realizada el año pasado.En años anteriores, Cuomo ya ha apoyado otras medidas sociales muy populares en el estado, como el matrimonio homosexual (2011) o la iniciativa que lanzó en 2013 tras la matanza escolar de Newtown (Connecticut) para prohibir la venta de armas de asalto y de cargadores de alta capacidad.La flexibilización de las leyes sobre el uso de marihuana genera un debate muy intenso en este país, donde hubo 658.231 arrestos policiales en 2012 por posesión de esta droga, según cifras oficiales recogidas por Drug Policy Alliance, una organización que busca modificar el cuadro normativo sobre los estupefacientes.Cuomo también lanzó también su idea de reducir algunos impuestos impuestos a personas y compañías (por un total calculado de algo más de 2.000 millones de dólares anuales) a fin de promover el desarrollo económico, especialmente en las zonas más deprimidas del norte del estado.El gobernador recordó que Nueva York es actualmente el estado "menos caro de Estados Unidos para empezar negocios".Cuomo también aseguró que el estado se hará cargo de las obras de modernización de los aeropuertos Kennedy y La Guardia, en la ciudad de Nueva York, a fin de lograr que se lleven a cabo unas mejoras que debían haber tenido lugar "hace años".En educación, se mostró a favor de implantar la educación preescolar pública para todos los niños de cuatro años del estado (el llamado curso pre-K), y también anunció un plan para celebrar un referendo sobre la emisión de bonos por 2.000 millones de dólares para mejorar las instalaciones y el equipamiento de las escuelas.Esta inversión es necesaria, según el gobernador, por las "grandes disparidades" entre centros escolares, pues algunos no tienen acceso a internet o canastas de baloncesto mientras otros disponen de los computadores más sofisticados.Cuomo también apoyó el viejo proyecto para extender una de las líneas de ferrocarril de cercanías Metro North hasta la estación de Pensilvania (Penn Station), lo que mejorará las posibilidades de transporte en El Bronx.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios