La policía belga identifica al sospechoso del cuádruple asesinato en Bruselas

La policía belga ha identificado hoy a Alam Khorshed, un hombre de 29 años originario de Bangladesh, como sospechoso del cuádruple homicidio de una mujer y sus tres hijos cometido el pasado viernes en Bruselas.Las autoridades belgas han difundido una fotografía del sospechoso, así como un número de teléfono para quienes puedan ofrecer alguna información sobre Khorshed, en paradero desconocido.El sospechoso era compañero de trabajo de Jasbir Singh, el esposo y padre de los fallecidos que halló los cadáveres degollados de las cuatro víctimas el viernes por la tarde en su domicilio del barrio de Etterbeek, ubicado en el sureste de la capital belga cerca de las instituciones europeas.Tanto la puerta de entrada a la casa como las ventanas no presentaban signos de haber sido forzadas o rotas, por lo que la policía apuntó la hipótesis de que el asesino era alguien próximo a la familia, aunque aún se desconocen los motivos del cuádruple asesinato.En su declaración a la policía, Singh expresó sus sospechas sobre su compañero de trabajo en la cocina de un restaurante de Woluwe-Saint-Pierre (este de Bruselas), según publica la edición digital del diario belga "Le Soir".El sospechoso, que vive en el mismo barrio que las víctimas y conocía su domicilio, no se presentó a trabajar el día del crimen y desde entonces no ha sido posible localizarle.

La policía belga ha identificado hoy a Alam Khorshed, un hombre de 29 años originario de Bangladesh, como sospechoso del cuádruple homicidio de una mujer y sus tres hijos cometido el pasado viernes en Bruselas.Las autoridades belgas han difundido una fotografía del sospechoso, así como un número de teléfono para quienes puedan ofrecer alguna información sobre Khorshed, en paradero desconocido.El sospechoso era compañero de trabajo de Jasbir Singh, el esposo y padre de los fallecidos que halló los cadáveres degollados de las cuatro víctimas el viernes por la tarde en su domicilio del barrio de Etterbeek, ubicado en el sureste de la capital belga cerca de las instituciones europeas.Tanto la puerta de entrada a la casa como las ventanas no presentaban signos de haber sido forzadas o rotas, por lo que la policía apuntó la hipótesis de que el asesino era alguien próximo a la familia, aunque aún se desconocen los motivos del cuádruple asesinato.En su declaración a la policía, Singh expresó sus sospechas sobre su compañero de trabajo en la cocina de un restaurante de Woluwe-Saint-Pierre (este de Bruselas), según publica la edición digital del diario belga "Le Soir".El sospechoso, que vive en el mismo barrio que las víctimas y conocía su domicilio, no se presentó a trabajar el día del crimen y desde entonces no ha sido posible localizarle.

Más noticias

0 Comentarios