La justicia francesa considera a Servier responsable civil por los daños del Mediator

Fotografía de archivo de mayo de 2013 de la sala del Tribunal de Naterre, a las afueras de París, donde se juzgaba el escándalo por presunto fraude del laboratorio farmacéutico Servier, cuyo medicamento contra la diabetes Mediator pudo causar la muerte a Fotografía de archivo de mayo de 2013 de la sala del Tribunal de Naterre, a las afueras de París, donde se juzgaba el escándalo por presunto fraude del laboratorio farmacéutico Servier, cuyo medicamento contra la diabetes Mediator pudo causar la muerte a

Fotografía de archivo de mayo de 2013 de la sala del Tribunal de Naterre, a las afueras de París, donde se juzgaba el escándalo por presunto fraude del laboratorio farmacéutico Servier, cuyo medicamento contra la diabetes Mediator pudo causar la muerte a

La justicia francesa consideró hoy por primera vez al grupo farmacéutico Servier responsable civil por los efectos dañinos para la salud de su medicamento Mediator, de los que era sabedor en los últimos años de su comercialización.El Tribunal de Gran Instancia de Nanterre (en las afueras de París) dictaminó en favor de dos enfermos, de 72 y 67 años, que habían denunciado a Servier y reclamado indemnizaciones por los tratamientos que se les administró en 2003 y 2006.Esas indemnizaciones fueron, sin embargo netamente inferiores a los 900.000 euros que había reclamado uno de ellos, ya que se quedaron en 30.000 euros.En cualquier caso, este dictamen abre potencialmente la vía para que se salden con condenas civiles las posibles acciones judiciales de miles de afectados.Un peritaje judicial había estimado que el Mediator -medicamento inicialmente prescrito contra la diabetes que muchos médicos recetaban como adelgazante y que causaba daños en las válvulas cardíacas además de hipertensión- podría ser responsable a largo plazo de 2.100 muertes entre los alrededor de cinco millones de personas que lo utilizaron en Francia durante más de tres décadas.Para los abogados de presuntas víctimas del fármaco, Servier no podía ignorar, al menos desde finales de los años 1990 que los riesgos que entrañaba su ingesta eran superiores a los beneficios que se podían obtener para tratar la diabetes.Un elemento de esa argumentación fue una reunión en julio de 1999 de la Comisión Nacional de Farmacovigilancia en la que se dieron por demostrados esos efectos secundarios.Pero el hecho es que el Mediator siguió vendiéndose hasta que en 2009 las autoridades sanitarias lo retiraron del mercado.Servier ha establecido en sus cuentas una provisión de 70 millones de euros para hacer frente a las posibles indemnizaciones de las víctimas y de la Seguridad Social.A esa cantidad, se suman los 14 millones de euros que el grupo ha entregado a los pacientes por arreglos amistosos.El dictamen del Tribunal de Gran Instancia de Nanterre puede ser objeto de recurso. La compañía indicó que tiene intención de continuar "una lucha de principio" para demostrar que no había "alertas significativas" de las posibles secuelas por el medicamento antes de su retirada del mercado en 2009.

La justicia francesa consideró hoy por primera vez al grupo farmacéutico Servier responsable civil por los efectos dañinos para la salud de su medicamento Mediator, de los que era sabedor en los últimos años de su comercialización.El Tribunal de Gran Instancia de Nanterre (en las afueras de París) dictaminó en favor de dos enfermos, de 72 y 67 años, que habían denunciado a Servier y reclamado indemnizaciones por los tratamientos que se les administró en 2003 y 2006.Esas indemnizaciones fueron, sin embargo netamente inferiores a los 900.000 euros que había reclamado uno de ellos, ya que se quedaron en 30.000 euros.En cualquier caso, este dictamen abre potencialmente la vía para que se salden con condenas civiles las posibles acciones judiciales de miles de afectados.Un peritaje judicial había estimado que el Mediator -medicamento inicialmente prescrito contra la diabetes que muchos médicos recetaban como adelgazante y que causaba daños en las válvulas cardíacas además de hipertensión- podría ser responsable a largo plazo de 2.100 muertes entre los alrededor de cinco millones de personas que lo utilizaron en Francia durante más de tres décadas.Para los abogados de presuntas víctimas del fármaco, Servier no podía ignorar, al menos desde finales de los años 1990 que los riesgos que entrañaba su ingesta eran superiores a los beneficios que se podían obtener para tratar la diabetes.Un elemento de esa argumentación fue una reunión en julio de 1999 de la Comisión Nacional de Farmacovigilancia en la que se dieron por demostrados esos efectos secundarios.Pero el hecho es que el Mediator siguió vendiéndose hasta que en 2009 las autoridades sanitarias lo retiraron del mercado.Servier ha establecido en sus cuentas una provisión de 70 millones de euros para hacer frente a las posibles indemnizaciones de las víctimas y de la Seguridad Social.A esa cantidad, se suman los 14 millones de euros que el grupo ha entregado a los pacientes por arreglos amistosos.El dictamen del Tribunal de Gran Instancia de Nanterre puede ser objeto de recurso. La compañía indicó que tiene intención de continuar "una lucha de principio" para demostrar que no había "alertas significativas" de las posibles secuelas por el medicamento antes de su retirada del mercado en 2009.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios