El primer ministro iraquí llama a una lucha "global" contra Al Qaeda

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, llamó hoy a una lucha "simultánea y global" contra el terrorismo en todos los países donde actúa la organización de Al Qaeda.En su discurso semanal, que coincidió con la muerte de 75 personas en diversos atentados cometidos hoy en Irak, Al Maliki dijo que "la lucha contra Al Qaeda y sus grupos afines se debe desarrollar de forma simultánea en todos los países donde se encuentran las organizaciones vinculadas a Al Qaeda, como Siria, Egipto, Irak, Líbano o Afganistán".Agregó que se trata de "una batalla sagrada" que puede durar mucho tiempo y consideró que "callarse permitirá la creación de pequeños Estados malos que lleven a los pueblos hacia atrás".Además, Al Maliki apuntó que la lucha de su país contra Al Qaeda y los terroristas es una "defensa del mundo y de la humanidad".El jefe del Gobierno iraquí pidió a la comunidad internacional que tome posturas "fuertes" contra los países que apoyan el terrorismo y preste apoyo "político y financiero" para erradicarlo en lugar de "limitar" sus esfuerzos en la persecución de los terroristas."Todos los que apoyan al terrorismo en cualquier parte de Irak serán nuestro objetivo, ya sea en la provincia de Al Anbar (oeste), en la provincia de Nínive (noreste) o en cualquier otra zona", aseveró.Asimismo, Al Maliki señaló que todos los países del mundo, además de la ONU y la Liga Árabe, apoyan "la batalla del pueblo iraquí, salvo una minoría que quiere navegar en lagunas de sangre".La ONU ha expresado reiteradamente su preocupación por el aumento del terrorismo y la violencia sectaria en Irak y ha instado a los dirigentes políticos a poner fin a sus diferencias para restaurar la seguridad y cesar el derramamiento de sangre.Además, la provincia de mayoría suní de Al Anbar está viviendo una fuerte tensión en las últimas semanas, después de que el gobierno de Al Maliki, de confesión chií, lanzase una operación militar en esa zona contra grupos armados cercanos a Al Qaeda.Los clanes tribales, que en varias ocasiones se han enfrentado a las tropas gubernamentales, consideran que la operación militar está dirigida directamente contra ellos con el objetivo de acabar con sus protestas, en las que piden más participación de los suníes en la administración del Estado.Irak sufre un repunte de la violencia confesional y de los atentados terroristas, que causaron en 2013 la muerte de 8.868 personas, de las que 7.818 eran civiles, según cifras de la ONU.Hoy mismo, al menos 75 personas murieron y 162 resultaron heridas en una cadena de atentados, la mayoría con coches bomba, en diferentes zonas de Bagdad y otras provincias del país.

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, llamó hoy a una lucha "simultánea y global" contra el terrorismo en todos los países donde actúa la organización de Al Qaeda.En su discurso semanal, que coincidió con la muerte de 75 personas en diversos atentados cometidos hoy en Irak, Al Maliki dijo que "la lucha contra Al Qaeda y sus grupos afines se debe desarrollar de forma simultánea en todos los países donde se encuentran las organizaciones vinculadas a Al Qaeda, como Siria, Egipto, Irak, Líbano o Afganistán".Agregó que se trata de "una batalla sagrada" que puede durar mucho tiempo y consideró que "callarse permitirá la creación de pequeños Estados malos que lleven a los pueblos hacia atrás".Además, Al Maliki apuntó que la lucha de su país contra Al Qaeda y los terroristas es una "defensa del mundo y de la humanidad".El jefe del Gobierno iraquí pidió a la comunidad internacional que tome posturas "fuertes" contra los países que apoyan el terrorismo y preste apoyo "político y financiero" para erradicarlo en lugar de "limitar" sus esfuerzos en la persecución de los terroristas."Todos los que apoyan al terrorismo en cualquier parte de Irak serán nuestro objetivo, ya sea en la provincia de Al Anbar (oeste), en la provincia de Nínive (noreste) o en cualquier otra zona", aseveró.Asimismo, Al Maliki señaló que todos los países del mundo, además de la ONU y la Liga Árabe, apoyan "la batalla del pueblo iraquí, salvo una minoría que quiere navegar en lagunas de sangre".La ONU ha expresado reiteradamente su preocupación por el aumento del terrorismo y la violencia sectaria en Irak y ha instado a los dirigentes políticos a poner fin a sus diferencias para restaurar la seguridad y cesar el derramamiento de sangre.Además, la provincia de mayoría suní de Al Anbar está viviendo una fuerte tensión en las últimas semanas, después de que el gobierno de Al Maliki, de confesión chií, lanzase una operación militar en esa zona contra grupos armados cercanos a Al Qaeda.Los clanes tribales, que en varias ocasiones se han enfrentado a las tropas gubernamentales, consideran que la operación militar está dirigida directamente contra ellos con el objetivo de acabar con sus protestas, en las que piden más participación de los suníes en la administración del Estado.Irak sufre un repunte de la violencia confesional y de los atentados terroristas, que causaron en 2013 la muerte de 8.868 personas, de las que 7.818 eran civiles, según cifras de la ONU.Hoy mismo, al menos 75 personas murieron y 162 resultaron heridas en una cadena de atentados, la mayoría con coches bomba, en diferentes zonas de Bagdad y otras provincias del país.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios