El tirador de Roswell disparó aleatoriamente y sufría acoso escolar

Detalle de marcadores de evidencia en el lugar de un tiroteo. EFE/Archivo Detalle de marcadores de evidencia en el lugar de un tiroteo. EFE/Archivo

Detalle de marcadores de evidencia en el lugar de un tiroteo. EFE/Archivo

La ciudad de Roswell (Nuevo México) siguió hoy con la búsqueda de explicaciones para entender por qué este martes un estudiante de 12 años disparó a dos de sus compañeros: la policía aseguró que las víctimas fueron al azar y los alumnos dijeron que el agresor sufría acoso escolar."Hemos encontrado pruebas de que fue pensado y planeado", anunció en rueda de prensa hoy el jefe de la policía estatal, Pete Kassetas. "Las víctimas fueron al azar", añadió.Según Kassetas, que definió el caso de "complejo", el menor llevaba una escopeta del calibre 20, proveniente de su casa y escondida en bolsa de lona, pero no tenía en mente víctimas concretas.La gobernadora de Nuevo México, Susana Martínez, explicó que el herido de 12 años, que fue disparado en la cara y el cuello, sigue en "estado crítico", mientras que la chica de 13 está estable y seguirá ingresada al menos una semana.Los estudiantes consultados por la prensa local destacaron que el agresor era a menudo víctima de "bullying" y que ese acoso escolar se hacía patente en clase, cuando el chico intervenía y otros le llamaban a callar."!Cállate!", le gritaban, según recoge "Albuquerque Journal", compañeros al autor del tiroteo, a quien definen como un chico de estatura media, con un poco de sobrepeso, gafas, pecas y corte de pelo en forma de taza.El diario también recoge el testimonio de algunos estudiantes que aseguran que el herido más grave, el chico de 12 años, había intimidado algunas veces al agresor, lo que no coincide con la versión oficial de que las víctimas fueron aleatorias.El tiroteo en Nuevo México se produjo un mes después de que, en una escuela secundaria del vecino estado de Colorado, un alumno disparara contra una compañera, luego se suicidara y la estudiante herida muriera al cabo de unos días.

La ciudad de Roswell (Nuevo México) siguió hoy con la búsqueda de explicaciones para entender por qué este martes un estudiante de 12 años disparó a dos de sus compañeros: la policía aseguró que las víctimas fueron al azar y los alumnos dijeron que el agresor sufría acoso escolar."Hemos encontrado pruebas de que fue pensado y planeado", anunció en rueda de prensa hoy el jefe de la policía estatal, Pete Kassetas. "Las víctimas fueron al azar", añadió.Según Kassetas, que definió el caso de "complejo", el menor llevaba una escopeta del calibre 20, proveniente de su casa y escondida en bolsa de lona, pero no tenía en mente víctimas concretas.La gobernadora de Nuevo México, Susana Martínez, explicó que el herido de 12 años, que fue disparado en la cara y el cuello, sigue en "estado crítico", mientras que la chica de 13 está estable y seguirá ingresada al menos una semana.Los estudiantes consultados por la prensa local destacaron que el agresor era a menudo víctima de "bullying" y que ese acoso escolar se hacía patente en clase, cuando el chico intervenía y otros le llamaban a callar."!Cállate!", le gritaban, según recoge "Albuquerque Journal", compañeros al autor del tiroteo, a quien definen como un chico de estatura media, con un poco de sobrepeso, gafas, pecas y corte de pelo en forma de taza.El diario también recoge el testimonio de algunos estudiantes que aseguran que el herido más grave, el chico de 12 años, había intimidado algunas veces al agresor, lo que no coincide con la versión oficial de que las víctimas fueron aleatorias.El tiroteo en Nuevo México se produjo un mes después de que, en una escuela secundaria del vecino estado de Colorado, un alumno disparara contra una compañera, luego se suicidara y la estudiante herida muriera al cabo de unos días.

Más noticias

0 Comentarios