Gobernador de Illinois anuncia medidas de emergencia contra contaminación de petróleo

El gobernador de Illinois Pat Quinn habla durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo El gobernador de Illinois Pat Quinn habla durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo

El gobernador de Illinois Pat Quinn habla durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo

El gobernador de Illinois, Pat Quinn, anunció hoy medidas de emergencia para proteger a la población contra la contaminación que provocan depósitos de residuos de petróleo y carbón, en particular en algunos barrios latinos de Chicago."Nadie debería comer, dormir o trabajar en comunidades contaminadas por nubes nocivas de polvo", declaró en un comunicado."No importa quién sea o dónde viva, todos tienen el derecho a un ambiente saludable", agregó Quinn, al anunciar medidas para que "ningún habitante de Illinois tenga que temer sobre el coque".El contaminante, conocido como "petcoke", es un combustible que contiene altas concentraciones de carbón y elementos residuales metálicos.El producto se transporta con el viento y las nubes de polvo negro invaden áreas residenciales cuyos habitantes son obligados a encerrarse en sus casas para evitar irritación en ojos y pulmones.Entre las medidas anunciadas figura la obligación de cubrir completamente el coque "durante su transporte, procesamiento y almacenaje".En el comunicado se señala que la Agencia de Protección Ambiental de Illinois (IEPA) trabaja con las autoridades federales, estatales y locales después de recibir quejas de comunidades afectadas por la contaminación.Recientemente se presentaron demandas colectivas en conjunto con la procuradora general de justicia de Illinois, Lisa Madigan, para que dos empresas comerciales retiren los residuos que almacenan en el suroeste de Chicago.Los vecinos de esa zona, entre ellos muchos latinos, han realizado protestas y foros comunitarios para exigir el fin del coque de petróleo en el área que, según afirman, contamina desde hace 100 años.En las demandas algunos vecinos declararon que el polvo negro cubre jardines, ventanas, albercas e inclusive se cuela dentro de las casas.La directora de IEPA, Lisa Bonnett, señaló en el comunicado que el Gobernador les ordenó "hacer todo lo necesario para evitar que Illinois se convierta en un vertedero de desechos de coque"."Después de ver de primera mano las pilas de coque y cómo afectan a las comunidades, quedó clara la necesidad de adoptar medidas urgentes", expresó.El comunicado expresa que en el suroeste de Chicago, junto al río Calumet, se encuentran varias instalaciones que almacenan y transportan diversos materiales como carbón y coque.

El gobernador de Illinois, Pat Quinn, anunció hoy medidas de emergencia para proteger a la población contra la contaminación que provocan depósitos de residuos de petróleo y carbón, en particular en algunos barrios latinos de Chicago."Nadie debería comer, dormir o trabajar en comunidades contaminadas por nubes nocivas de polvo", declaró en un comunicado."No importa quién sea o dónde viva, todos tienen el derecho a un ambiente saludable", agregó Quinn, al anunciar medidas para que "ningún habitante de Illinois tenga que temer sobre el coque".El contaminante, conocido como "petcoke", es un combustible que contiene altas concentraciones de carbón y elementos residuales metálicos.El producto se transporta con el viento y las nubes de polvo negro invaden áreas residenciales cuyos habitantes son obligados a encerrarse en sus casas para evitar irritación en ojos y pulmones.Entre las medidas anunciadas figura la obligación de cubrir completamente el coque "durante su transporte, procesamiento y almacenaje".En el comunicado se señala que la Agencia de Protección Ambiental de Illinois (IEPA) trabaja con las autoridades federales, estatales y locales después de recibir quejas de comunidades afectadas por la contaminación.Recientemente se presentaron demandas colectivas en conjunto con la procuradora general de justicia de Illinois, Lisa Madigan, para que dos empresas comerciales retiren los residuos que almacenan en el suroeste de Chicago.Los vecinos de esa zona, entre ellos muchos latinos, han realizado protestas y foros comunitarios para exigir el fin del coque de petróleo en el área que, según afirman, contamina desde hace 100 años.En las demandas algunos vecinos declararon que el polvo negro cubre jardines, ventanas, albercas e inclusive se cuela dentro de las casas.La directora de IEPA, Lisa Bonnett, señaló en el comunicado que el Gobernador les ordenó "hacer todo lo necesario para evitar que Illinois se convierta en un vertedero de desechos de coque"."Después de ver de primera mano las pilas de coque y cómo afectan a las comunidades, quedó clara la necesidad de adoptar medidas urgentes", expresó.El comunicado expresa que en el suroeste de Chicago, junto al río Calumet, se encuentran varias instalaciones que almacenan y transportan diversos materiales como carbón y coque.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios