El BCE prevé que la inflación siga en el nivel actual y descarta deflación

Escultura del euro a las puertas de la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania). EFE/Archivo Escultura del euro a las puertas de la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania). EFE/Archivo

Escultura del euro a las puertas de la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania). EFE/Archivo

El Banco Central Europeo (BCE) prevé que las tasas de inflación interanual se mantengan en los niveles actuales en los próximos meses y descarta deflación en el conjunto del área euro.El BCE añade en su boletín mensual de enero, publicado hoy, que "espera que las presiones inflacionistas subyacentes permanezcan contenidas a medio plazo".Al mismo tiempo, las expectativas de inflación a medio y largo plazo en la zona del euro continúan estando firmemente ancladas en línea con el objetivo de mantener las tasas de inflación por debajo del 2 %, aunque próximas a este valor.Los riesgos para las perspectivas de evolución de los precios están, en general, equilibrados en el medio plazo, añade el informe.El BCE recuerda que la inflación interanual de la zona del euro bajó al 0,8 % en diciembre de 2013, frente al 0,9 % de noviembre, tras una menor tasa de crecimiento interanual de los precios de los servicios.La entidad monetaria europea mantuvo la semana pasada su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0,25 %.El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que está preparado para actuar en caso de que empeoren las perspectivas para la inflación pero descartó que se vaya a producir una deflación en el conjunto de la zona del euro.El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, señaló hoy en Berlín que sólo existe "un riesgo limitado de deflación" y que no están justificados los miedos tanto a una notable subida de la inflación a medio plazo como a una fuerte bajada de los precios."Estoy totalmente de acuerdo con mi colega Mario Draghi en que no hay motivo para cultivar temores irracionales sobre la inflación", dijo Weidmann, que es miembro del consejo de gobierno del BCE.Weidmann añadió que las expectativas de inflación a largo plazo están firmemente ancladas en el 2 % y que la baja tasa de inflación de la zona del euro responde a las reformas y programas de ahorro de los países en crisis.En Alemania, la inflación cayó en 2013 cinco décimas, hasta el 1,5 %, el nivel más bajo desde 2010.La tasa de inflación subió en Alemania en diciembre una décima, hasta el 1,4 %, frente al mes anterior.La subida de los precios en la mayor economía de la zona del euro se aleja del objetivo del BCE, pero en otros países de la zona del euro la situación es de deflación.Los precios cayeron en Grecia en diciembre el 1,7 % en términos interanuales, si bien se ha producido una mejora respecto a noviembre cuando cayeron un 2,9 %.El BCE bajó en noviembre del año pasado los tipos de interés por sorpresa un cuarto de punto después de que la inflación de la zona del euro cayera hasta el 0,7 %.El BCE garantiza que sus tipos de interés oficiales se mantengan en los niveles actuales o inferiores durante un período prolongado.Los indicadores de confianza basados en encuestas hasta diciembre han seguido mejorando desde niveles bajos y apuntan a una continuación de la recuperación gradual de la actividad económica, según el boletín.De cara a 2014 y 2015, el BCE espera que el Producto Interior Bruto (PIB) se recupere a ritmo lento, debido a cierta mejora de la demanda interna apoyada por la orientación expansiva de la política monetaria.El PIB real de la zona del euro se incrementó en el tercer trimestre un 0,1 % en términos intertrimestrales, tras un avance del 0,3 % registrado en el segundo trimestre.

El Banco Central Europeo (BCE) prevé que las tasas de inflación interanual se mantengan en los niveles actuales en los próximos meses y descarta deflación en el conjunto del área euro.El BCE añade en su boletín mensual de enero, publicado hoy, que "espera que las presiones inflacionistas subyacentes permanezcan contenidas a medio plazo".Al mismo tiempo, las expectativas de inflación a medio y largo plazo en la zona del euro continúan estando firmemente ancladas en línea con el objetivo de mantener las tasas de inflación por debajo del 2 %, aunque próximas a este valor.Los riesgos para las perspectivas de evolución de los precios están, en general, equilibrados en el medio plazo, añade el informe.El BCE recuerda que la inflación interanual de la zona del euro bajó al 0,8 % en diciembre de 2013, frente al 0,9 % de noviembre, tras una menor tasa de crecimiento interanual de los precios de los servicios.La entidad monetaria europea mantuvo la semana pasada su tasa de interés rectora en el mínimo histórico del 0,25 %.El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que está preparado para actuar en caso de que empeoren las perspectivas para la inflación pero descartó que se vaya a producir una deflación en el conjunto de la zona del euro.El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, señaló hoy en Berlín que sólo existe "un riesgo limitado de deflación" y que no están justificados los miedos tanto a una notable subida de la inflación a medio plazo como a una fuerte bajada de los precios."Estoy totalmente de acuerdo con mi colega Mario Draghi en que no hay motivo para cultivar temores irracionales sobre la inflación", dijo Weidmann, que es miembro del consejo de gobierno del BCE.Weidmann añadió que las expectativas de inflación a largo plazo están firmemente ancladas en el 2 % y que la baja tasa de inflación de la zona del euro responde a las reformas y programas de ahorro de los países en crisis.En Alemania, la inflación cayó en 2013 cinco décimas, hasta el 1,5 %, el nivel más bajo desde 2010.La tasa de inflación subió en Alemania en diciembre una décima, hasta el 1,4 %, frente al mes anterior.La subida de los precios en la mayor economía de la zona del euro se aleja del objetivo del BCE, pero en otros países de la zona del euro la situación es de deflación.Los precios cayeron en Grecia en diciembre el 1,7 % en términos interanuales, si bien se ha producido una mejora respecto a noviembre cuando cayeron un 2,9 %.El BCE bajó en noviembre del año pasado los tipos de interés por sorpresa un cuarto de punto después de que la inflación de la zona del euro cayera hasta el 0,7 %.El BCE garantiza que sus tipos de interés oficiales se mantengan en los niveles actuales o inferiores durante un período prolongado.Los indicadores de confianza basados en encuestas hasta diciembre han seguido mejorando desde niveles bajos y apuntan a una continuación de la recuperación gradual de la actividad económica, según el boletín.De cara a 2014 y 2015, el BCE espera que el Producto Interior Bruto (PIB) se recupere a ritmo lento, debido a cierta mejora de la demanda interna apoyada por la orientación expansiva de la política monetaria.El PIB real de la zona del euro se incrementó en el tercer trimestre un 0,1 % en términos intertrimestrales, tras un avance del 0,3 % registrado en el segundo trimestre.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios