Cameron dice que el FMI alienta al Reino Unido a seguir con sus planes de recortes

El Gobierno británico prevé aumentar el grado de protección legal para los ciudadanos que ataquen a ladrones o a intrusos que allanen su propiedad, anunció hoy el ministro de Justicia, Chris Grayling.En un discurso ante el congreso anual del Partido Conservador, Grayling prometió cambiar la legislación vigente para garantizar que los británicos que utilicen la fuerza para deshacerse de malhechores no sean condenados.Actualmente, la ley ya permite un uso proporcionado de la fuerza para responder a robos o intrusiones en la propia vivienda, pero el ministro se comprometió a aumentar esa protección, ampliando el concepto de "uso proporcionado".Grayling subrayó que el uso desproporcionado y gratuito de la fuerza, como ensañarse con personas ya inconscientes, continuará siendo ilegal.La medida fue muy aplaudida por los militantes conservadores tras varias polémicas en el Reino Unido por el encarcelamiento de personas que mataron o hirieron gravemente a presuntos ladrones en defensa de su familia o su propiedad.Sin embargo, la organización de defensa de las libertades civiles Liberty condenó la propuesta, que consideró oportunista, y alertó de que este tipo de medidas pueden alentar la aparición de "vigilantes", gente que vigila los vecindarios y se toma la justicia por su cuenta.Durante la sesión de hoy del congreso, que concluye mañana en Birmingham (centro de Inglaterra), también intervino la ministra del Interior, Theresa May, quien anunció nueva legislación que permitirá a las víctimas de delitos menores, como vandalismo, participar en la elección del tipo de sentencia que se aplica a los agresores.El congreso "tory", que empezó el domingo, terminará mañana con la intervención del primer ministro británico, David Cameron, quien expondrá su visión del futuro del Reino Unido en el ecuador de su mandato.

El Gobierno británico prevé aumentar el grado de protección legal para los ciudadanos que ataquen a ladrones o a intrusos que allanen su propiedad, anunció hoy el ministro de Justicia, Chris Grayling.En un discurso ante el congreso anual del Partido Conservador, Grayling prometió cambiar la legislación vigente para garantizar que los británicos que utilicen la fuerza para deshacerse de malhechores no sean condenados.Actualmente, la ley ya permite un uso proporcionado de la fuerza para responder a robos o intrusiones en la propia vivienda, pero el ministro se comprometió a aumentar esa protección, ampliando el concepto de "uso proporcionado".Grayling subrayó que el uso desproporcionado y gratuito de la fuerza, como ensañarse con personas ya inconscientes, continuará siendo ilegal.La medida fue muy aplaudida por los militantes conservadores tras varias polémicas en el Reino Unido por el encarcelamiento de personas que mataron o hirieron gravemente a presuntos ladrones en defensa de su familia o su propiedad.Sin embargo, la organización de defensa de las libertades civiles Liberty condenó la propuesta, que consideró oportunista, y alertó de que este tipo de medidas pueden alentar la aparición de "vigilantes", gente que vigila los vecindarios y se toma la justicia por su cuenta.Durante la sesión de hoy del congreso, que concluye mañana en Birmingham (centro de Inglaterra), también intervino la ministra del Interior, Theresa May, quien anunció nueva legislación que permitirá a las víctimas de delitos menores, como vandalismo, participar en la elección del tipo de sentencia que se aplica a los agresores.El congreso "tory", que empezó el domingo, terminará mañana con la intervención del primer ministro británico, David Cameron, quien expondrá su visión del futuro del Reino Unido en el ecuador de su mandato.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios