Comerciantes de Arizona prevén mayores ventas por alza de impuestos en México

Los negocios de Arizona confían en que el aumento del impuesto a las ventas que entró en vigor en las ciudades fronterizas de México el pasado 1 de enero incremente el numero de visitantes que hacen sus compras en Estados Unidos. EFE/Archivo Los negocios de Arizona confían en que el aumento del impuesto a las ventas que entró en vigor en las ciudades fronterizas de México el pasado 1 de enero incremente el numero de visitantes que hacen sus compras en Estados Unidos. EFE/Archivo

Los negocios de Arizona confían en que el aumento del impuesto a las ventas que entró en vigor en las ciudades fronterizas de México el pasado 1 de enero incremente el numero de visitantes que hacen sus compras en Estados Unidos. EFE/Archivo

Los negocios de Arizona confían en que el aumento del impuesto a las ventas que entró en vigor en las ciudades fronterizas de México el pasado 1 de enero incremente el numero de visitantes que hacen sus compras en Estados Unidos.Durante estos días, las garitas de entrada en ciudades fronterizas como Nogales se encuentran ocupadas no sólo por el paulatino regreso de personas que viajaron a México con motivo de los festivos, sino también por el ingreso de visitantes de este país, deseosos de aprovechar los descuentos en las tiendas de Estados Unidos."Esperamos que, ahora que nuestros vecinos mexicanos deben de pagar más impuestos cuando hacen sus compras en su país, esto los motive a cruzar más frecuentemente la frontera para comprar en nuestros negocios", dijo a Efe Marcos Luna, un negociante de Nogales.Desde el primer día de 2014, en México entró en vigor un nuevo paquete de medidas surgidas tras la reforma fiscal implementada en el país, entre ellas las que incrementa el impuesto sobre las ventas en las comunidades fronterizas, que del 11 % suben ahora hasta el 16%, la misma tasa que en el resto del país."Los visitantes mexicanos son de gran importancia para nuestra economía, son clientela que compra en grandes cantidades y generalmente en efectivo", aseguró Luna.Los visitantes se encuentran disfrutando además durante estas fechas de los beneficios que otorga el gobierno de México con motivo de las celebraciones de fin de año, los cuales permiten el regreso de cada persona con un máximo de 500 dólares en mercadería sin necesidad de pagar impuestos.Después del 8 de enero, el monto volverá a su límite normal de 300 dólares por persona.A pesar de los recelos que pueda haber suscitado el debate migratorio en este estado, los visitantes mexicanos continúan cruzando las garitas para hacer sus compras, incluso en ciudades algo alejadas a la línea fronteriza, como Tucson y Phoenix.De acuerdo a cifras del Gobierno Federal, durante el año fiscal 2013, el cruce por los puertos de entrada de Arizona se incrementó en un 12 % respecto al año anterior, mientras que un estudio de la Universidad de Arizona (UA) revela que cada año los mexicanos aportan 2.500 millones de dólares a la economía de Arizona.El alcalde de Tucson, Jonathan Rothschild, señaló a Efe que el tráfico de visitantes mexicanos a la ciudad "es de gran importancia para la "salud" económica" de esta urbe. De hecho, se estima que cerca del 30 % de las ventas realizadas en los centros comerciales de Tucson son hechas a visitantes mexicanos.Con estos datos detrás, el gobierno local ha implementado un programa dirigido a los negociantes locales que les brinda asesoría sobre cómo pueden atraer este mercado y, en especial, cómo pueden hacer más placentera la estancia del visitante mexicano en la ciudad.Rosaura Torres, originaria de Hermosillo, en el estado mexicano de Sonora, y quien visita Tucson para hacer sus compras, indicó que, al margen del tipo de cambio entre el dólar y el peso mexicano, siempre es más conveniente para los mexicanos hacer sus compras en ciudades fronterizas en los EE.UU."Algunas personas no entienden el porqué venimos a comprar a ciudades como Tucson, pero aquí podemos comprar una computadora hasta por 300 dólares, mientras que en México nos cuesta el doble o inclusive el triple, dependiendo del lugar en que la compres", explicó.El aumento de un 5 % en el impuesto sobre las ventas se ha convertido en un nuevo incentivo para que los mexicanos compren más, y con mayor frecuencia, en las ciudades de Arizona, estado en el que diversos gobiernos locales se encuentran desarrollando planes para mejorar las relaciones comerciales con México."Actualmente México es el principal socio comercial de Arizona, cientos de millones de dólares se mueven anualmente en importaciones y exportaciones", reveló Rothschild, quien resaltó que incrementar la presencia del visitante mexicano es tan importante como ampliar las relaciones comerciales entre el país y el estado.

Los negocios de Arizona confían en que el aumento del impuesto a las ventas que entró en vigor en las ciudades fronterizas de México el pasado 1 de enero incremente el numero de visitantes que hacen sus compras en Estados Unidos.Durante estos días, las garitas de entrada en ciudades fronterizas como Nogales se encuentran ocupadas no sólo por el paulatino regreso de personas que viajaron a México con motivo de los festivos, sino también por el ingreso de visitantes de este país, deseosos de aprovechar los descuentos en las tiendas de Estados Unidos."Esperamos que, ahora que nuestros vecinos mexicanos deben de pagar más impuestos cuando hacen sus compras en su país, esto los motive a cruzar más frecuentemente la frontera para comprar en nuestros negocios", dijo a Efe Marcos Luna, un negociante de Nogales.Desde el primer día de 2014, en México entró en vigor un nuevo paquete de medidas surgidas tras la reforma fiscal implementada en el país, entre ellas las que incrementa el impuesto sobre las ventas en las comunidades fronterizas, que del 11 % suben ahora hasta el 16%, la misma tasa que en el resto del país."Los visitantes mexicanos son de gran importancia para nuestra economía, son clientela que compra en grandes cantidades y generalmente en efectivo", aseguró Luna.Los visitantes se encuentran disfrutando además durante estas fechas de los beneficios que otorga el gobierno de México con motivo de las celebraciones de fin de año, los cuales permiten el regreso de cada persona con un máximo de 500 dólares en mercadería sin necesidad de pagar impuestos.Después del 8 de enero, el monto volverá a su límite normal de 300 dólares por persona.A pesar de los recelos que pueda haber suscitado el debate migratorio en este estado, los visitantes mexicanos continúan cruzando las garitas para hacer sus compras, incluso en ciudades algo alejadas a la línea fronteriza, como Tucson y Phoenix.De acuerdo a cifras del Gobierno Federal, durante el año fiscal 2013, el cruce por los puertos de entrada de Arizona se incrementó en un 12 % respecto al año anterior, mientras que un estudio de la Universidad de Arizona (UA) revela que cada año los mexicanos aportan 2.500 millones de dólares a la economía de Arizona.El alcalde de Tucson, Jonathan Rothschild, señaló a Efe que el tráfico de visitantes mexicanos a la ciudad "es de gran importancia para la "salud" económica" de esta urbe. De hecho, se estima que cerca del 30 % de las ventas realizadas en los centros comerciales de Tucson son hechas a visitantes mexicanos.Con estos datos detrás, el gobierno local ha implementado un programa dirigido a los negociantes locales que les brinda asesoría sobre cómo pueden atraer este mercado y, en especial, cómo pueden hacer más placentera la estancia del visitante mexicano en la ciudad.Rosaura Torres, originaria de Hermosillo, en el estado mexicano de Sonora, y quien visita Tucson para hacer sus compras, indicó que, al margen del tipo de cambio entre el dólar y el peso mexicano, siempre es más conveniente para los mexicanos hacer sus compras en ciudades fronterizas en los EE.UU."Algunas personas no entienden el porqué venimos a comprar a ciudades como Tucson, pero aquí podemos comprar una computadora hasta por 300 dólares, mientras que en México nos cuesta el doble o inclusive el triple, dependiendo del lugar en que la compres", explicó.El aumento de un 5 % en el impuesto sobre las ventas se ha convertido en un nuevo incentivo para que los mexicanos compren más, y con mayor frecuencia, en las ciudades de Arizona, estado en el que diversos gobiernos locales se encuentran desarrollando planes para mejorar las relaciones comerciales con México."Actualmente México es el principal socio comercial de Arizona, cientos de millones de dólares se mueven anualmente en importaciones y exportaciones", reveló Rothschild, quien resaltó que incrementar la presencia del visitante mexicano es tan importante como ampliar las relaciones comerciales entre el país y el estado.

Más noticias

0 Comentarios