La Comisión de Comercio del PE pide aplicar el acuerdo de asociación con Centroamérica

La comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo (PE) recomendó hoy la aprobación del acuerdo de asociación negociado entre la Unión Europea y seis países de Centroamérica (Honduras, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá).La comisión parlamentaria votó a favor de un informe elaborado por el eurodiputado conservador español Pablo Zalba, que solicitaba el respaldo de la Eurocámara para que el acuerdo, que se empezó a negociar en 2007, pueda entrar en vigor.Ese "dictámen conforme" recomienda su aprobación por la comisión de Exteriores del PE, que deberá emitir el juicio orientativo definitivo para que se rechace o respalde el acuerdo en sesión plenaria, algo que se espera que ocurra antes de finales de año.La opinión expresada hoy es importante porque, aunque el acuerdo de asociación está basado en tres pilares (el diálogo político, la cooperación y el libre comercio), el 80 % de su contenido es de naturaleza comercial, recordó el presidente de la comisión, el socialista portugués Vital Moreira.Por otra parte, la comisión de Comercio Internacional adoptó unas cláusulas de salvaguarda para proteger a los productores europeos de banano.Esas cláusulas fueron pactadas a tres bandas por la Comisión Europea, los eurodiputados y los países de la UE, y deben aplicarse antes de una eventual aprobación por el pleno del PE y entrada en vigor del acuerdo.Los productores europeos pedían la posibilidad de tomar medidas en caso de que, sobre la base del acuerdo, las importaciones de banano de Centroamérica alcanzasen unos volúmenes que llegasen a afectar a la producción europea.Las cláusulas de salvaguardia prevén en particular la posibilidad de suspender los acuerdos si, a causa de la liberalización de los intercambios, se importan mercancías en cantidades tales que supongan o amenacen con causar un perjuicio grave a la industria europea.Por otro lado, los mecanismos de estabilización del banano prevén que, hasta el 1 de enero de 2020, los aranceles preferenciales puedan ser suspendidos si se alcanza un determinado volumen anual de importaciones.La comisión de Comercio Internacional, que adoptó esas cláusulas con 22 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones, subrayó que, "por primera vez, las salvaguardas (comerciales) incluyen aspectos sociales".

La comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo (PE) recomendó hoy la aprobación del acuerdo de asociación negociado entre la Unión Europea y seis países de Centroamérica (Honduras, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá).La comisión parlamentaria votó a favor de un informe elaborado por el eurodiputado conservador español Pablo Zalba, que solicitaba el respaldo de la Eurocámara para que el acuerdo, que se empezó a negociar en 2007, pueda entrar en vigor.Ese "dictámen conforme" recomienda su aprobación por la comisión de Exteriores del PE, que deberá emitir el juicio orientativo definitivo para que se rechace o respalde el acuerdo en sesión plenaria, algo que se espera que ocurra antes de finales de año.La opinión expresada hoy es importante porque, aunque el acuerdo de asociación está basado en tres pilares (el diálogo político, la cooperación y el libre comercio), el 80 % de su contenido es de naturaleza comercial, recordó el presidente de la comisión, el socialista portugués Vital Moreira.Por otra parte, la comisión de Comercio Internacional adoptó unas cláusulas de salvaguarda para proteger a los productores europeos de banano.Esas cláusulas fueron pactadas a tres bandas por la Comisión Europea, los eurodiputados y los países de la UE, y deben aplicarse antes de una eventual aprobación por el pleno del PE y entrada en vigor del acuerdo.Los productores europeos pedían la posibilidad de tomar medidas en caso de que, sobre la base del acuerdo, las importaciones de banano de Centroamérica alcanzasen unos volúmenes que llegasen a afectar a la producción europea.Las cláusulas de salvaguardia prevén en particular la posibilidad de suspender los acuerdos si, a causa de la liberalización de los intercambios, se importan mercancías en cantidades tales que supongan o amenacen con causar un perjuicio grave a la industria europea.Por otro lado, los mecanismos de estabilización del banano prevén que, hasta el 1 de enero de 2020, los aranceles preferenciales puedan ser suspendidos si se alcanza un determinado volumen anual de importaciones.La comisión de Comercio Internacional, que adoptó esas cláusulas con 22 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones, subrayó que, "por primera vez, las salvaguardas (comerciales) incluyen aspectos sociales".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios