Draghi asegura que el BCE mantendrá una política monetaria expansiva

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, comparece durante una rueda de prensa ofrecida en la sede del BCE en Fráncfort (Alemania), hoy. EFE El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, comparece durante una rueda de prensa ofrecida en la sede del BCE en Fráncfort (Alemania), hoy. EFE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, comparece durante una rueda de prensa ofrecida en la sede del BCE en Fráncfort (Alemania), hoy. EFE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, aseguró hoy que la entidad mantendrá una política monetaria expansiva y manifestó su disposición a actuar en caso necesario.Draghi indicó en rueda de prensa que esa necesidad se producirá si cae la inflación de forma inesperada y si suben más de forma injustificada los tipos de interés a corto plazo en el mercado monetario (Eonia)."El Consejo de gobierno enfatiza fuertemente que mantendrá el carácter expansivo de su política monetaria el tiempo que sea necesario, lo que apoyará la recuperación económica gradual en la zona del euro", apostilló Draghi.Previamente el Consejo de gobierno decidió mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,25 %.El Banco de Inglaterra mantuvo también los tipos de interés en el Reino Unido en el mínimo histórico del 0,5 %, y tampoco modificó su programa de compra de activos para reactivar el mercado crediticio.Draghi añadió que "es prematuro declarar una victoria" respecto a la recuperación de la economía de la zona del euro, y por eso el BCE ha enfatizado el carácter expansivo de su política monetaria.El presidente del BCE dijo que la recuperación económica de la zona del euro está ahí pero que es "débil, modesta, frágil" y que existen riesgos que podrían minar esta recuperación, entre los que también se encuentran crisis políticas.Draghi enfatiza su disposición a mantener una política monetaria expansiva después de que las actas de la última reunión de la Reserva Federal estadounidense (Fed) mostraran el amplio respaldo a la retirada progresiva del estímulo monetario.Los tipos de interés a corto plazo en el mercado monetario del euro subieron el verano del año pasado tras el anuncio en mayo de la Fed de su intención de comenzar a reducir el volumen mensual de compra de deuda y en vista de la recuperación económica en EEUU.Draghi dijo que el BCE está dispuesto a actuar para evitar un endurecimiento indeseado de las condiciones del mercado monetario."Esto refuerza nuestra opinión de que el próximo movimiento del BCE será en el frente de la liquidez, probablemente a finales del primer trimestre y muy posiblemente mediante una nueva dosis de financiación barata para los bancos" condicionada a que presten a las empresas y hogares, según el analista de UniCredit Marco Valli.Draghi hizo hincapié en que el BCE quiere evitar el error que cometieron algunos países en el pasado al no sanear su sistema bancario, en alusión a Japón, donde el fracaso a la hora de reparar a tiempo el sector bancario generó ramificaciones que contribuyeron a llevar a la economía a la deflación.Draghi subrayó: "No vemos deflación en el sentido japonés de los años noventa, no estamos en el escenario japonés"."La situación de los balances de los bancos y del sector privado en la zona del euro no es tan mala como lo era en Japón en los noventa", según el presidente del BCE.El economista jefe de Commerzbank, Jörg Kraemer, considera que "la inflación será determinante" para que el BCE actúe.La inflación interanual en la zona del euro bajó en diciembre una décima y se situó en el 0,8 %, frente al mes anterior.La inflación subyacente, si se excluyen los precios de los alimentos y de la energía, que son muy volátiles, se situó en el 0,7 % en diciembre, el nivel más bajo desde la creación de la zona del euro.Pero este dato no sorprendió al BCE porque -como explicó Draghi- refleja un cambio estructural en la metodología usada por Alemania que no se producirá en enero.La tasa de inflación se aleja mucho del objetivo del BCE, que es mantenerla cercana pero siempre por debajo del 2 % para lograr la estabilidad de precios.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, aseguró hoy que la entidad mantendrá una política monetaria expansiva y manifestó su disposición a actuar en caso necesario.Draghi indicó en rueda de prensa que esa necesidad se producirá si cae la inflación de forma inesperada y si suben más de forma injustificada los tipos de interés a corto plazo en el mercado monetario (Eonia)."El Consejo de gobierno enfatiza fuertemente que mantendrá el carácter expansivo de su política monetaria el tiempo que sea necesario, lo que apoyará la recuperación económica gradual en la zona del euro", apostilló Draghi.Previamente el Consejo de gobierno decidió mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,25 %.El Banco de Inglaterra mantuvo también los tipos de interés en el Reino Unido en el mínimo histórico del 0,5 %, y tampoco modificó su programa de compra de activos para reactivar el mercado crediticio.Draghi añadió que "es prematuro declarar una victoria" respecto a la recuperación de la economía de la zona del euro, y por eso el BCE ha enfatizado el carácter expansivo de su política monetaria.El presidente del BCE dijo que la recuperación económica de la zona del euro está ahí pero que es "débil, modesta, frágil" y que existen riesgos que podrían minar esta recuperación, entre los que también se encuentran crisis políticas.Draghi enfatiza su disposición a mantener una política monetaria expansiva después de que las actas de la última reunión de la Reserva Federal estadounidense (Fed) mostraran el amplio respaldo a la retirada progresiva del estímulo monetario.Los tipos de interés a corto plazo en el mercado monetario del euro subieron el verano del año pasado tras el anuncio en mayo de la Fed de su intención de comenzar a reducir el volumen mensual de compra de deuda y en vista de la recuperación económica en EEUU.Draghi dijo que el BCE está dispuesto a actuar para evitar un endurecimiento indeseado de las condiciones del mercado monetario."Esto refuerza nuestra opinión de que el próximo movimiento del BCE será en el frente de la liquidez, probablemente a finales del primer trimestre y muy posiblemente mediante una nueva dosis de financiación barata para los bancos" condicionada a que presten a las empresas y hogares, según el analista de UniCredit Marco Valli.Draghi hizo hincapié en que el BCE quiere evitar el error que cometieron algunos países en el pasado al no sanear su sistema bancario, en alusión a Japón, donde el fracaso a la hora de reparar a tiempo el sector bancario generó ramificaciones que contribuyeron a llevar a la economía a la deflación.Draghi subrayó: "No vemos deflación en el sentido japonés de los años noventa, no estamos en el escenario japonés"."La situación de los balances de los bancos y del sector privado en la zona del euro no es tan mala como lo era en Japón en los noventa", según el presidente del BCE.El economista jefe de Commerzbank, Jörg Kraemer, considera que "la inflación será determinante" para que el BCE actúe.La inflación interanual en la zona del euro bajó en diciembre una décima y se situó en el 0,8 %, frente al mes anterior.La inflación subyacente, si se excluyen los precios de los alimentos y de la energía, que son muy volátiles, se situó en el 0,7 % en diciembre, el nivel más bajo desde la creación de la zona del euro.Pero este dato no sorprendió al BCE porque -como explicó Draghi- refleja un cambio estructural en la metodología usada por Alemania que no se producirá en enero.La tasa de inflación se aleja mucho del objetivo del BCE, que es mantenerla cercana pero siempre por debajo del 2 % para lograr la estabilidad de precios.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios