EADS pasa a llamarse Airbus, como su gran filial, con un cambio de estructura

Bernhard Gerwert, director ejecutivo de Cassidian, filial del consorcio aeroespacial y de defensa alemana (EADS). EFE/Archivo Bernhard Gerwert, director ejecutivo de Cassidian, filial del consorcio aeroespacial y de defensa alemana (EADS). EFE/Archivo

Bernhard Gerwert, director ejecutivo de Cassidian, filial del consorcio aeroespacial y de defensa alemana (EADS). EFE/Archivo

El grupo europeo de aeroespacial y defensa EADS pasa a partir de hoy, en el marco de una reestructuración de sus diferentes ramas, a llamarse Airbus, el nombre de la filial que constituye el grueso de su actividad, y que podría haber cerrado 2013 con un nuevo récord de venta de aviones.La European Aeronautic Defence and Space Company (EADS) que nació en 2000 como resultado de la fusión de la francesa Aerospatiale Matra, de la alemana Dasa y de la española CASA, ha sido rebautizada para aprovechar el capital de notoriedad de Airbus, la que es sin duda su principal marca comercial.En paralelo, ha procedido a agrupar en una sola división todos sus negocios de aviones militares (Airbus Military), espacio (Astrium) y defensa (Cassidian) que se llama Airbus Defence & Space, reúne a unos 45.000 empleados y representa una facturación de unos 14.000 millones de euros.Esta nueva filial, que tiene su sede en Múnich, en Alemania, y cuyo presidente es el alemán Bernhard Gerwert, nace con un plan de ajuste bajo el brazo con el que la empresa -según anunció el 9 de diciembre- pretende recortar 5.800 puestos de trabajo en los próximos año en España, Francia y Alemania.De acuerdo con ese plan que se está negociando con los representantes de los empleados, la disminución incluye la no renovación de 1.300 contratos temporales o la eliminación de 500 puestos en los servicios corporativos del grupo.Igualmente se propondrá la recolocación de 1.500 trabajadores en dos filiales con mayor actividad, la de aviones comerciales, Airbus, y la de helicópteros, Eurocopter.En espera de que el próximo día 13 la gran filial del nuevo Airbus Group publique sus resultados comerciales, ya se sabe que el pasado ejercicio superó en encargos la cifra de 1.400 aviones, lo que significa duplicar con creces el objetivo de 700 que se había fijado a comienzos de año.La duda que se desvelará ese día, es si se ha batido su anterior récord, de 2011, cuando consiguió pedidos netos (es decir, descontando las anulaciones) de 1.419 aparatos.Lo que sí que está ya claro es que estará muy por encima de los 914 que vendió en 2012 (833 netos) cuando fue vencido por Boeing, y que en 2013 volvió a situarse por delante de su eterno rival estadounidense.Las perspectivas son además positivas, ya que los análisis de la sociedad auguran que el incremento de la demanda de aviones va a continuar en los próximos años, ya que el alza del tráfico aéreo progresa a un ritmo superior al de la economía global.El principal vector de crecimiento son las clases medias de países emergentes como China e India, que están accediendo de forma cada vez más masiva a los viajes en avión.

El grupo europeo de aeroespacial y defensa EADS pasa a partir de hoy, en el marco de una reestructuración de sus diferentes ramas, a llamarse Airbus, el nombre de la filial que constituye el grueso de su actividad, y que podría haber cerrado 2013 con un nuevo récord de venta de aviones.La European Aeronautic Defence and Space Company (EADS) que nació en 2000 como resultado de la fusión de la francesa Aerospatiale Matra, de la alemana Dasa y de la española CASA, ha sido rebautizada para aprovechar el capital de notoriedad de Airbus, la que es sin duda su principal marca comercial.En paralelo, ha procedido a agrupar en una sola división todos sus negocios de aviones militares (Airbus Military), espacio (Astrium) y defensa (Cassidian) que se llama Airbus Defence & Space, reúne a unos 45.000 empleados y representa una facturación de unos 14.000 millones de euros.Esta nueva filial, que tiene su sede en Múnich, en Alemania, y cuyo presidente es el alemán Bernhard Gerwert, nace con un plan de ajuste bajo el brazo con el que la empresa -según anunció el 9 de diciembre- pretende recortar 5.800 puestos de trabajo en los próximos año en España, Francia y Alemania.De acuerdo con ese plan que se está negociando con los representantes de los empleados, la disminución incluye la no renovación de 1.300 contratos temporales o la eliminación de 500 puestos en los servicios corporativos del grupo.Igualmente se propondrá la recolocación de 1.500 trabajadores en dos filiales con mayor actividad, la de aviones comerciales, Airbus, y la de helicópteros, Eurocopter.En espera de que el próximo día 13 la gran filial del nuevo Airbus Group publique sus resultados comerciales, ya se sabe que el pasado ejercicio superó en encargos la cifra de 1.400 aviones, lo que significa duplicar con creces el objetivo de 700 que se había fijado a comienzos de año.La duda que se desvelará ese día, es si se ha batido su anterior récord, de 2011, cuando consiguió pedidos netos (es decir, descontando las anulaciones) de 1.419 aparatos.Lo que sí que está ya claro es que estará muy por encima de los 914 que vendió en 2012 (833 netos) cuando fue vencido por Boeing, y que en 2013 volvió a situarse por delante de su eterno rival estadounidense.Las perspectivas son además positivas, ya que los análisis de la sociedad auguran que el incremento de la demanda de aviones va a continuar en los próximos años, ya que el alza del tráfico aéreo progresa a un ritmo superior al de la economía global.El principal vector de crecimiento son las clases medias de países emergentes como China e India, que están accediendo de forma cada vez más masiva a los viajes en avión.

Más noticias

0 Comentarios