Enders recibe el respaldo del consejo de EADS tras dejar la fusión con BAE

El consejo de administración de EADS manifestó hoy su "pleno respaldo" al presidente del grupo europeo de aeronáutica y defensa, Tom Enders, tras el abandono del proyecto de fusión con el británico BAE Systems por los obstáculos para poner de acuerdo a los tres Gobiernos implicados.Ese apoyo fue oficializado en una reunión de los administradores de EADS celebrada en Amsterdam, que estaba programado desde hace tiempo, pero que tuvo una orientación particular tras la decisión de ayer de renunciar a la unión con BAE Systems, explicó un portavoz de la compañía.El portavoz señaló que los administradores reiteraron su voluntad de seguir adelante con el programa "Vision 2020", que busca una diversificación de las actividades de EADS para desarrollar más la defensa y disminuir así el peso específico de la aviación civil (ahora su filial Airbus representa más del 75 % del negocio)."Vision 2020" pretende igualmente una mayor expansión geográfica por todo el mundo de EADS, que hasta ahora continúa muy centrada en Europa, y que pretende conseguir más contratos de defensa en Estados Unidos -principal mercado armamentístico- y en los países emergentes.En línea con esos objetivos, el consejo mostró su "pleno apoyo" a que Enders continúe liderando el grupo, según el portavoz.Esta posición de los administradores cobra particular relevancia en un momento en que el presidente podría aparecer debilitado al haber fracasado una apuesta estratégica como era el intento de unión con BAE Systems para crear el líder mundial de la aeronáutica y la defensa.Según su "número dos", Marwan Lahoud, responsable de la estrategia de EADS, tras el fiasco del proyecto con BAE Systems está el veto del Gobierno alemán, que temía que sus intereses quedaran diluidos en el conglomerado que se pudiera formar.EADS se constituyó en 2000 por la fusión del grupo alemán DASA, del francés Aérospatiale-Matra y del español CASA. Desde entonces hay un pacto de accionistas entre un bloque francés (con participación del Estado y de Lagardère) y otro alemán (ejercido por Daimler) que dispone de derecho de veto sobre las decisiones importantes.

El consejo de administración de EADS manifestó hoy su "pleno respaldo" al presidente del grupo europeo de aeronáutica y defensa, Tom Enders, tras el abandono del proyecto de fusión con el británico BAE Systems por los obstáculos para poner de acuerdo a los tres Gobiernos implicados.Ese apoyo fue oficializado en una reunión de los administradores de EADS celebrada en Amsterdam, que estaba programado desde hace tiempo, pero que tuvo una orientación particular tras la decisión de ayer de renunciar a la unión con BAE Systems, explicó un portavoz de la compañía.El portavoz señaló que los administradores reiteraron su voluntad de seguir adelante con el programa "Vision 2020", que busca una diversificación de las actividades de EADS para desarrollar más la defensa y disminuir así el peso específico de la aviación civil (ahora su filial Airbus representa más del 75 % del negocio)."Vision 2020" pretende igualmente una mayor expansión geográfica por todo el mundo de EADS, que hasta ahora continúa muy centrada en Europa, y que pretende conseguir más contratos de defensa en Estados Unidos -principal mercado armamentístico- y en los países emergentes.En línea con esos objetivos, el consejo mostró su "pleno apoyo" a que Enders continúe liderando el grupo, según el portavoz.Esta posición de los administradores cobra particular relevancia en un momento en que el presidente podría aparecer debilitado al haber fracasado una apuesta estratégica como era el intento de unión con BAE Systems para crear el líder mundial de la aeronáutica y la defensa.Según su "número dos", Marwan Lahoud, responsable de la estrategia de EADS, tras el fiasco del proyecto con BAE Systems está el veto del Gobierno alemán, que temía que sus intereses quedaran diluidos en el conglomerado que se pudiera formar.EADS se constituyó en 2000 por la fusión del grupo alemán DASA, del francés Aérospatiale-Matra y del español CASA. Desde entonces hay un pacto de accionistas entre un bloque francés (con participación del Estado y de Lagardère) y otro alemán (ejercido por Daimler) que dispone de derecho de veto sobre las decisiones importantes.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios