Expertos proponen a la UE separar actividades de inversión de riesgo de la banca comercial

Un panel de expertos encabezado por el gobernador del Banco de Finlandia, Erkki Liikanen, recomendó hoy a la UE que se obligue a los bancos europeos a separar ciertas actividades de inversión de alto riesgo de la banca comercial para evitar futuras crisis y blindar a los contribuyentes y ahorradores.Liikanen y el comisario de Mercado Interior y Servicios Financieros, Michel Barnier, presentaron este martes en Bruselas ese documento, en el que se recogen las posibles reformas estructurales a aplicar al sector bancario de la Unión Europea.En la propuesta los expertos identifican cinco áreas en las que la Comisión Europea aún tiene margen para endurecer las legislaciones actuales y futuras para el sector financiero.Recomiendan en concreto la separación obligatoria de las operaciones por cuenta propia para las que las entidades arriesgan su propio capital de otras actividades de inversión de alto riesgo, así como la separación adicional de actividades en la futura regulación europea de reestructuración y liquidación bancaria.Los asesores también proponen enmiendas al uso de los instrumentos financieros afectados en un rescate interno, endurecer los requisitos de capital para carteras de negociación y créditos hipotecarios y fortalecer la gobernanza y el control de bancos.Barnier aseguró en conferencia de prensa que el informe será la "piedra angular" de su trabajo sobre nuevas o revisadas regulaciones.Los expertos se abstienen de recomendar la separación jurídica plena de la banca de inversión y de la rama comercial, alejándose así de las recomendaciones de la "Comisión Vickers" en el Reino Unido y de la "regla Volcker" en EEUU.En el primer caso se pide que la banca establezca antes de 2019 un "anillo de protección" en torno a su negocio comercial, que tendrá estatus legal propio y se gestionará de forma independiente a otras actividades más arriesgadas del banco, como las inversiones.En el segundo, la propuesta del expresidente de la Reserva Federal Paul Volcker forma parte de la "ley Dodd-Frank" aprobada tras la crisis financiera de 2008 y que prohíbe a los bancos hacer inversiones especulativas en beneficio propio.El panel de expertos europeos, formado por representantes de diferentes intereses que van desde clientes de servicios financieros a exbanqueros, reguladores y economistas, se limita en sus recomendaciones a las operaciones con valores y derivados realizadas por una entidad por cuenta de la propia sociedad, no de sus clientes, y a otras transacciones relacionadas.Los bancos deberían reubicar esas actividades en una entidad con propia estructura jurídica dentro del grupo.En la misma habría que incorporar cualquier préstamo, compromiso crediticio o exposición crediticia no garantizados a fondos de alto riesgo, vehículos de inversión estructurada y otras actividades y entidades comparables, así como inversiones de capital riesgo.La separación solamente tendría que ser obligatoria si las actividades mencionadas suman un importante porcentaje del negocio o si el volumen de las mismas puede ser considerado significativo desde el punto de vista de la estabilidad financiera.Cualquier banco tendría que separar ciertas actividades de su rama comercial si su cartera de negociación excede el umbral de entre el 15 % y el 25 % del total de los activos de la entidad o un volumen de 100.000 millones de euros, según los expertos.Otra de las recomendaciones destacadas de los asesores es que los banqueros reciban un porcentaje de su remuneración variable en bonos sujetos a quitas en un eventual rescate bancario interno.Los asesores recomiendan que la Comisión Europea estudie el impacto que tendría limitar al 50 % el monto de ingresos variables frente al sueldo fijo y la posibilidad de regular que los bonus no excedan el importe de dividendos distribuidos.Por otra parte, recomiendan que los organismos supervisores tengan "poderes sancionadores efectivos", lo que debe incluir una "inhabilitación de por vida" de ejecutivos responsables de excesos.Barnier afirmó que ahora tiene que "calibrar los diferentes elementos" del informe y escuchar en las próximas seis semanas las reacciones de los diferentes actores, como los Gobiernos, el Parlamento Europeo, consumidores, ahorradores y los propios bancos, y evaluar los próximos pasos.De momento, el primer ministro belga, Elio Di Rupo, ha saludado las recomendaciones del panel de expertos porque indican el camino por el que debe avanzar la UE en las reformas del sector financiero, y la presidenta de la Comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, Sharon Bowles, ha apoyado especialmente la separación de actividades y las restricciones a los bonus de los banqueros. EFE

Un panel de expertos encabezado por el gobernador del Banco de Finlandia, Erkki Liikanen, recomendó hoy a la UE que se obligue a los bancos europeos a separar ciertas actividades de inversión de alto riesgo de la banca comercial para evitar futuras crisis y blindar a los contribuyentes y ahorradores.Liikanen y el comisario de Mercado Interior y Servicios Financieros, Michel Barnier, presentaron este martes en Bruselas ese documento, en el que se recogen las posibles reformas estructurales a aplicar al sector bancario de la Unión Europea.En la propuesta los expertos identifican cinco áreas en las que la Comisión Europea aún tiene margen para endurecer las legislaciones actuales y futuras para el sector financiero.Recomiendan en concreto la separación obligatoria de las operaciones por cuenta propia para las que las entidades arriesgan su propio capital de otras actividades de inversión de alto riesgo, así como la separación adicional de actividades en la futura regulación europea de reestructuración y liquidación bancaria.Los asesores también proponen enmiendas al uso de los instrumentos financieros afectados en un rescate interno, endurecer los requisitos de capital para carteras de negociación y créditos hipotecarios y fortalecer la gobernanza y el control de bancos.Barnier aseguró en conferencia de prensa que el informe será la "piedra angular" de su trabajo sobre nuevas o revisadas regulaciones.Los expertos se abstienen de recomendar la separación jurídica plena de la banca de inversión y de la rama comercial, alejándose así de las recomendaciones de la "Comisión Vickers" en el Reino Unido y de la "regla Volcker" en EEUU.En el primer caso se pide que la banca establezca antes de 2019 un "anillo de protección" en torno a su negocio comercial, que tendrá estatus legal propio y se gestionará de forma independiente a otras actividades más arriesgadas del banco, como las inversiones.En el segundo, la propuesta del expresidente de la Reserva Federal Paul Volcker forma parte de la "ley Dodd-Frank" aprobada tras la crisis financiera de 2008 y que prohíbe a los bancos hacer inversiones especulativas en beneficio propio.El panel de expertos europeos, formado por representantes de diferentes intereses que van desde clientes de servicios financieros a exbanqueros, reguladores y economistas, se limita en sus recomendaciones a las operaciones con valores y derivados realizadas por una entidad por cuenta de la propia sociedad, no de sus clientes, y a otras transacciones relacionadas.Los bancos deberían reubicar esas actividades en una entidad con propia estructura jurídica dentro del grupo.En la misma habría que incorporar cualquier préstamo, compromiso crediticio o exposición crediticia no garantizados a fondos de alto riesgo, vehículos de inversión estructurada y otras actividades y entidades comparables, así como inversiones de capital riesgo.La separación solamente tendría que ser obligatoria si las actividades mencionadas suman un importante porcentaje del negocio o si el volumen de las mismas puede ser considerado significativo desde el punto de vista de la estabilidad financiera.Cualquier banco tendría que separar ciertas actividades de su rama comercial si su cartera de negociación excede el umbral de entre el 15 % y el 25 % del total de los activos de la entidad o un volumen de 100.000 millones de euros, según los expertos.Otra de las recomendaciones destacadas de los asesores es que los banqueros reciban un porcentaje de su remuneración variable en bonos sujetos a quitas en un eventual rescate bancario interno.Los asesores recomiendan que la Comisión Europea estudie el impacto que tendría limitar al 50 % el monto de ingresos variables frente al sueldo fijo y la posibilidad de regular que los bonus no excedan el importe de dividendos distribuidos.Por otra parte, recomiendan que los organismos supervisores tengan "poderes sancionadores efectivos", lo que debe incluir una "inhabilitación de por vida" de ejecutivos responsables de excesos.Barnier afirmó que ahora tiene que "calibrar los diferentes elementos" del informe y escuchar en las próximas seis semanas las reacciones de los diferentes actores, como los Gobiernos, el Parlamento Europeo, consumidores, ahorradores y los propios bancos, y evaluar los próximos pasos.De momento, el primer ministro belga, Elio Di Rupo, ha saludado las recomendaciones del panel de expertos porque indican el camino por el que debe avanzar la UE en las reformas del sector financiero, y la presidenta de la Comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, Sharon Bowles, ha apoyado especialmente la separación de actividades y las restricciones a los bonus de los banqueros. EFE

Más noticias

0 Comentarios