La FAO cree posible reducir el número de hambrientos a la mitad para 2015

Las cooperativas protagonizan hoy la celebración del Día Mundial de la Alimentación, por su contribución a mejorar la seguridad alimentaria y al desarrollo socio-económico, y que en el caso de España han dado muestras de su solidez a través de la exportación, que alcanzó los 4.750 millones de euros en 2011.Bajo el lema "Las cooperativas agrícolas alimentan el mundo", el Día Mundial de la Alimentación, promovido por la FAO, reconoce el papel de estas agrupaciones en todo el mundo en la reducción de la pobreza, la creación de empleo, la integración social y el desarrollo rural.Desde Cooperativas Agroalimentarias, han destacado en un comunicado que el movimiento cooperativo alimentario español demuestra su competitividad gracias al potencial de sus exportaciones, que suponen el 27 % de su facturación total.Han subrayado que las cooperativas permiten a los agricultores generar renta, mantener su actividad y, en muchos casos, son el único motor económico en el medio rural."Son, además, el elemento de conexión entre la producción y el mercado, por lo que se encuentran en una posición especialmente adecuada para garantizar las exigencias de calidad y seguridad alimentaria que resultan imprescindibles para el sector", han añadido.Las cien primeras cooperativas agrícolas de los Veintisiete, con una facturación de 195.000 millones de euros, crecieron un 14 %, pese a la crisis, lo que apunta a su dinamismo, según la misma fuente.En Europa hay unas 38.000 cooperativas agrarias, que representan la mitad de las transacciones de la industria agroalimentaria europea, dan empleo a cerca de 660.000 personas y generan una facturación de unos 360.000 millones de euros.Alrededor del 50 % de la producción agraria europea se recoge y comercializa a través de las cooperativas, una producción que alcanzó un valor final en el mercado de 360.000 millones de euros, el doble de la aportación de bienes primarios.Hay alrededor de 123 millones de socios de cooperativas en toda Europa, distribuidos en unas 160.000 empresas de todos los sectores, que dan empleo a 5,4 millones de ciudadanos.Según el informe Global 300, de la Alianza Cooperativa Internacional (ICA), las cooperativas representan el 10 % de la economía mundial y las principales del mundo, en todos los sectores, suponen una facturación combinada anual de más de un billón de dólares estadounidenses (unos 770.000 millones de euros).En su conjunto, las cooperativas de todo el mundo agrupan más de mil millones de socios, repartidos en 91 países, y proporcionan trabajo a 100 millones de personas, un 20 % de los puestos generados por multinacionales, según los datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).En nuestro país existen 3.918 cooperativas, con 1.160.337 socios, que facturaron 17.405 millones de euros -más de 20.000 millones si se tienen en cuenta sociedades donde el capital mayoritario es de cooperativas- y generaron 93.733 empleos directos entre 2010 y 2011.

Las cooperativas protagonizan hoy la celebración del Día Mundial de la Alimentación, por su contribución a mejorar la seguridad alimentaria y al desarrollo socio-económico, y que en el caso de España han dado muestras de su solidez a través de la exportación, que alcanzó los 4.750 millones de euros en 2011.Bajo el lema "Las cooperativas agrícolas alimentan el mundo", el Día Mundial de la Alimentación, promovido por la FAO, reconoce el papel de estas agrupaciones en todo el mundo en la reducción de la pobreza, la creación de empleo, la integración social y el desarrollo rural.Desde Cooperativas Agroalimentarias, han destacado en un comunicado que el movimiento cooperativo alimentario español demuestra su competitividad gracias al potencial de sus exportaciones, que suponen el 27 % de su facturación total.Han subrayado que las cooperativas permiten a los agricultores generar renta, mantener su actividad y, en muchos casos, son el único motor económico en el medio rural."Son, además, el elemento de conexión entre la producción y el mercado, por lo que se encuentran en una posición especialmente adecuada para garantizar las exigencias de calidad y seguridad alimentaria que resultan imprescindibles para el sector", han añadido.Las cien primeras cooperativas agrícolas de los Veintisiete, con una facturación de 195.000 millones de euros, crecieron un 14 %, pese a la crisis, lo que apunta a su dinamismo, según la misma fuente.En Europa hay unas 38.000 cooperativas agrarias, que representan la mitad de las transacciones de la industria agroalimentaria europea, dan empleo a cerca de 660.000 personas y generan una facturación de unos 360.000 millones de euros.Alrededor del 50 % de la producción agraria europea se recoge y comercializa a través de las cooperativas, una producción que alcanzó un valor final en el mercado de 360.000 millones de euros, el doble de la aportación de bienes primarios.Hay alrededor de 123 millones de socios de cooperativas en toda Europa, distribuidos en unas 160.000 empresas de todos los sectores, que dan empleo a 5,4 millones de ciudadanos.Según el informe Global 300, de la Alianza Cooperativa Internacional (ICA), las cooperativas representan el 10 % de la economía mundial y las principales del mundo, en todos los sectores, suponen una facturación combinada anual de más de un billón de dólares estadounidenses (unos 770.000 millones de euros).En su conjunto, las cooperativas de todo el mundo agrupan más de mil millones de socios, repartidos en 91 países, y proporcionan trabajo a 100 millones de personas, un 20 % de los puestos generados por multinacionales, según los datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).En nuestro país existen 3.918 cooperativas, con 1.160.337 socios, que facturaron 17.405 millones de euros -más de 20.000 millones si se tienen en cuenta sociedades donde el capital mayoritario es de cooperativas- y generaron 93.733 empleos directos entre 2010 y 2011.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios