El FMI cree que la prima española podría tocar 750 puntos con políticas deficientes

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vitor Constancio, aconsejó hoy en Tokio a los países europeos que mantengan "mucha transparencia" a la hora de aplicar y explicar a los ciudadanos sus planes de ajuste.Con los recortes "mucha gente no entiende que pasa de repente, en particular en Europa, donde todo parecía ir bien antes y de pronto se detienen las entradas de capital", dijo Constancio durante un seminario en el marco de la asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) en la capital nipona.El portugués insistió en que, dentro de los planes de ajuste, "hay mínimos que deben protegerse".En su opinión, los ciudadanos europeos sí han comprendido que "parte del crecimiento" de sus países antes de la crisis "era claramente de algún modo artificial, no sostenible".Los planes de ajuste económico ante la crisis son "un reto muy difícil en términos de política económica", detalló el vicepresidente del BCE, que además consideró "absolutamente esencial" que las medidas se lleven a cabo a través de "conceptos de igualdad".Según Constancio, en Europa, al contrario que EEUU, existe ahora "un buen paquete de normas y compromisos a corto plazo", aunque es necesario que los países europeos se tomen "en serio" lo aprobado en el pacto fiscal, sobre todo lo que tiene que ver con déficit y objetivos en términos estructurales.Para el vicepresidente del BCE, otro gran reto es reforzar "la dimensión europea", ya que es necesario que se produzcan progresos en los compromisos de los países de la zona, como el de la unión bancaria."Eso incluye elementos que han sido pospuestos de algún modo, como la capitalización directa de los bancos por los organismos europeos" y la necesidad de avanzar "hacia una resolución a nivel europeo que complemente y haga más efectiva la supervisión de Europa", añadió.Costancio advirtió de que no se debe analizar a todos los países en Europa del mismo modo, ya que unos tienen aún margen de maniobra, otros tienen ciertos niveles de deuda y déficit fiscal, y existe un tercer grupo que "incluso ha perdido el acceso a los mercados", con lo que está "forzado" a la consolidación fiscal a corto plazo.En este sentido llamó a las autoridades europeas a continuar observando "la situación global" para seleccionar "la estrategia que al final sea exitosa", aunque sin olvidarse de que en caso de que el efecto general "frustre demasiado el crecimiento", incluso el logro del déficit fiscal "podría cuestionarse".

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vitor Constancio, aconsejó hoy en Tokio a los países europeos que mantengan "mucha transparencia" a la hora de aplicar y explicar a los ciudadanos sus planes de ajuste.Con los recortes "mucha gente no entiende que pasa de repente, en particular en Europa, donde todo parecía ir bien antes y de pronto se detienen las entradas de capital", dijo Constancio durante un seminario en el marco de la asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) en la capital nipona.El portugués insistió en que, dentro de los planes de ajuste, "hay mínimos que deben protegerse".En su opinión, los ciudadanos europeos sí han comprendido que "parte del crecimiento" de sus países antes de la crisis "era claramente de algún modo artificial, no sostenible".Los planes de ajuste económico ante la crisis son "un reto muy difícil en términos de política económica", detalló el vicepresidente del BCE, que además consideró "absolutamente esencial" que las medidas se lleven a cabo a través de "conceptos de igualdad".Según Constancio, en Europa, al contrario que EEUU, existe ahora "un buen paquete de normas y compromisos a corto plazo", aunque es necesario que los países europeos se tomen "en serio" lo aprobado en el pacto fiscal, sobre todo lo que tiene que ver con déficit y objetivos en términos estructurales.Para el vicepresidente del BCE, otro gran reto es reforzar "la dimensión europea", ya que es necesario que se produzcan progresos en los compromisos de los países de la zona, como el de la unión bancaria."Eso incluye elementos que han sido pospuestos de algún modo, como la capitalización directa de los bancos por los organismos europeos" y la necesidad de avanzar "hacia una resolución a nivel europeo que complemente y haga más efectiva la supervisión de Europa", añadió.Costancio advirtió de que no se debe analizar a todos los países en Europa del mismo modo, ya que unos tienen aún margen de maniobra, otros tienen ciertos niveles de deuda y déficit fiscal, y existe un tercer grupo que "incluso ha perdido el acceso a los mercados", con lo que está "forzado" a la consolidación fiscal a corto plazo.En este sentido llamó a las autoridades europeas a continuar observando "la situación global" para seleccionar "la estrategia que al final sea exitosa", aunque sin olvidarse de que en caso de que el efecto general "frustre demasiado el crecimiento", incluso el logro del déficit fiscal "podría cuestionarse".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios