El Gobierno portugués aprueba los presupuestos del 2013 y modifica el de 2012

La propuesta de Presupuestos para 2013 del Gobierno portugués incluye una reducción en el subsidio que perciben los desempleados del 6 %, además de la ya anunciada subida de impuestos sobre la renta, según informaron hoy varios medios lusos.De acuerdo con esta "versión preliminar" de la propuesta, desvelada por la prensa portuguesa y que debe ser entregada el próximo lunes en el Parlamento, el aumento de las tasas afectará también a las rentas más bajas -las inferiores a 4.898 euros-, que pasarán a pagar un 14,5 %, tres puntos más que hasta ahora.El Ejecutivo luso, de signo conservador, pretende con estas medidas aumentar los ingresos públicos para rebajar su déficit en 2013 hasta el 4,5 % del PIB acordado con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que ya aceptaron flexibilizar el objetivo original, que pasaba por situarlo en el 3 %.También figuran en la lista de ajustes planteada por el Gobierno el recorte del subsidio por enfermedad en un 5 %, la eliminación de una paga extra a los funcionarios con salarios superiores a 1.100 euros -que en 2012 perdieron hasta dos sueldos mensuales- y una subida del impuesto sobre el tabaco.Las rentas serán gravadas además con una tasa adicional del 4 % de forma mensual durante el próximo año, mientras que las pensiones de más de 1.350 euros sufrirán recortes de entre el 3,5 y el 10 %, según este mismo documento.El Gobierno portugués ya anunció la semana pasada que propondría una nueva subida de impuestos para cumplir con sus objetivos de reducción del déficit, un incremento que el propio ministro de Finanzas luso calificó como "enorme" y del que hasta hoy no se empezaron a conocer más detalles.Inicialmente, el Ejecutivo propuso subir las contribuciones a la Seguridad Social -que afectaba a todos los trabajadores por igual independientemente de su sueldo-, aunque después de dos semanas de intensa presión social y ante la falta de acuerdo con los agentes sociales optó por dar marcha atrás.Durante los últimos días se celebraron varios consejos de ministros extraordinarios para perfilar el contenido de esta propuesta de Presupuestos, con reuniones de hasta veinte horas que no finalizaron hasta la madrugada de hoy.El documento llegará al Parlamento el próximo lunes, aunque su aprobación se da por segura en Portugal gracias a la mayoría absoluta que cuenta el Gobierno por la alianza entre socialdemócratas y democratacristianos.El país atraviesa su peor crisis económica desde la llegada de la democracia y se encuentra intervenido por la troika -formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional- desde mayo de 2011, que accedió a prestarle 78.000 millones de euros a cambio de un severo programa de ajustes.

La propuesta de Presupuestos para 2013 del Gobierno portugués incluye una reducción en el subsidio que perciben los desempleados del 6 %, además de la ya anunciada subida de impuestos sobre la renta, según informaron hoy varios medios lusos.De acuerdo con esta "versión preliminar" de la propuesta, desvelada por la prensa portuguesa y que debe ser entregada el próximo lunes en el Parlamento, el aumento de las tasas afectará también a las rentas más bajas -las inferiores a 4.898 euros-, que pasarán a pagar un 14,5 %, tres puntos más que hasta ahora.El Ejecutivo luso, de signo conservador, pretende con estas medidas aumentar los ingresos públicos para rebajar su déficit en 2013 hasta el 4,5 % del PIB acordado con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que ya aceptaron flexibilizar el objetivo original, que pasaba por situarlo en el 3 %.También figuran en la lista de ajustes planteada por el Gobierno el recorte del subsidio por enfermedad en un 5 %, la eliminación de una paga extra a los funcionarios con salarios superiores a 1.100 euros -que en 2012 perdieron hasta dos sueldos mensuales- y una subida del impuesto sobre el tabaco.Las rentas serán gravadas además con una tasa adicional del 4 % de forma mensual durante el próximo año, mientras que las pensiones de más de 1.350 euros sufrirán recortes de entre el 3,5 y el 10 %, según este mismo documento.El Gobierno portugués ya anunció la semana pasada que propondría una nueva subida de impuestos para cumplir con sus objetivos de reducción del déficit, un incremento que el propio ministro de Finanzas luso calificó como "enorme" y del que hasta hoy no se empezaron a conocer más detalles.Inicialmente, el Ejecutivo propuso subir las contribuciones a la Seguridad Social -que afectaba a todos los trabajadores por igual independientemente de su sueldo-, aunque después de dos semanas de intensa presión social y ante la falta de acuerdo con los agentes sociales optó por dar marcha atrás.Durante los últimos días se celebraron varios consejos de ministros extraordinarios para perfilar el contenido de esta propuesta de Presupuestos, con reuniones de hasta veinte horas que no finalizaron hasta la madrugada de hoy.El documento llegará al Parlamento el próximo lunes, aunque su aprobación se da por segura en Portugal gracias a la mayoría absoluta que cuenta el Gobierno por la alianza entre socialdemócratas y democratacristianos.El país atraviesa su peor crisis económica desde la llegada de la democracia y se encuentra intervenido por la troika -formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional- desde mayo de 2011, que accedió a prestarle 78.000 millones de euros a cambio de un severo programa de ajustes.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios