El IPC chino subió un 2,6 por ciento en 2013 y se ralentizó medio punto en diciembre

Residentes realizan compras en un mercado en el centro de Pekín (China). Cifras oficiales indican que la inflación subió un 2,6 por ciento en 2013. EFE/Archivo Residentes realizan compras en un mercado en el centro de Pekín (China). Cifras oficiales indican que la inflación subió un 2,6 por ciento en 2013. EFE/Archivo

Residentes realizan compras en un mercado en el centro de Pekín (China). Cifras oficiales indican que la inflación subió un 2,6 por ciento en 2013. EFE/Archivo

La inflación en China, segunda economía mundial, fue del 2,6 % para todo 2013, muy por debajo del límite del 3,5 % que se fijó el Gobierno, y en diciembre fue del 2,5 %, medio punto menos que en noviembre, datos que alejan el riesgo de medidas monetarias restrictivas.La menor subida del último mes del año, según explicó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) al publicar los datos, estuvo motivada por el también menor incremento del precio de los alimentos, que en muchas zonas de China suponen hasta un tercio de la cesta de la compra.En concreto, los alimentos subieron un 4,1 % interanual en diciembre, por debajo del 5,9 % de noviembre.Por su parte, los precios de los productos no alimentarios se incrementaron un 1,7 % en diciembre, un 0,1 % más que el mes anterior.A pesar de la estabilización de la inflación a finales de este año, diversos analistas advierten de que el IPC chino podría acelerarse este 2014, cuando se comiencen a implementar algunas de las medidas anunciadas por el Gobierno, como la liberalización en el sector de la energía.Hoy también se publicó el dato del índice de precios de producción (IPP), que mide el crecimiento de los precios al por mayor, que cayó un 1,4 % interanual.Se trata del vigésimo segundo mes consecutivo de descensos, un dato "preocupante" para algunos expertos.La continua caída del IPP "refuerza la idea de que China ha invertido mucho en aumentar su capacidad manufacturera y es incapaz de conseguirle un rendimiento", aseguró a Efe Michael Pettis, profesor de la Universidad de Pekín y asociado de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional.En todo el año 2013, el IPP registró un caída del 1,9 % interanual.Tras los datos conocidos hoy, se espera que China publique mañana las cifras de las exportaciones e importaciones de 2013, y el próximo día 20 la tasa de crecimiento del PIB en el cuarto trimestre, así como la inversión y las ventas al por menor (indicador del consumo).A falta de que se publiquen estas cifras oficiales, se anticipa que la economía china creció un 7,6 % en 2013, de acuerdo con un informe gubernamental publicado por la prensa estatal en diciembre.Ello situaría el crecimiento de la segunda economía mundial por encima del objetivo marcado por el Gobierno, del 7,5 %.El dato, sin embargo, se colocaría por debajo del 7,7 % de crecimiento alcanzado en 2012, la tasa más baja registrada en la última década por la segunda economía mundial, que ahora trabaja por reconducir su economía hacia el consumo interno, tras décadas de dependencia de las exportaciones.Preguntado por el próximo dato del PIB, el profesor Pettis auguraba que China "en 2013 tendrá un crecimiento no muy por encima del 7 %, mientras que el PIB real probablemente será aún más bajo", poniendo en duda los datos oficiales."Lo importante -añadió- es que el crecimiento continuará bajando durante muchos más años".

La inflación en China, segunda economía mundial, fue del 2,6 % para todo 2013, muy por debajo del límite del 3,5 % que se fijó el Gobierno, y en diciembre fue del 2,5 %, medio punto menos que en noviembre, datos que alejan el riesgo de medidas monetarias restrictivas.La menor subida del último mes del año, según explicó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) al publicar los datos, estuvo motivada por el también menor incremento del precio de los alimentos, que en muchas zonas de China suponen hasta un tercio de la cesta de la compra.En concreto, los alimentos subieron un 4,1 % interanual en diciembre, por debajo del 5,9 % de noviembre.Por su parte, los precios de los productos no alimentarios se incrementaron un 1,7 % en diciembre, un 0,1 % más que el mes anterior.A pesar de la estabilización de la inflación a finales de este año, diversos analistas advierten de que el IPC chino podría acelerarse este 2014, cuando se comiencen a implementar algunas de las medidas anunciadas por el Gobierno, como la liberalización en el sector de la energía.Hoy también se publicó el dato del índice de precios de producción (IPP), que mide el crecimiento de los precios al por mayor, que cayó un 1,4 % interanual.Se trata del vigésimo segundo mes consecutivo de descensos, un dato "preocupante" para algunos expertos.La continua caída del IPP "refuerza la idea de que China ha invertido mucho en aumentar su capacidad manufacturera y es incapaz de conseguirle un rendimiento", aseguró a Efe Michael Pettis, profesor de la Universidad de Pekín y asociado de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional.En todo el año 2013, el IPP registró un caída del 1,9 % interanual.Tras los datos conocidos hoy, se espera que China publique mañana las cifras de las exportaciones e importaciones de 2013, y el próximo día 20 la tasa de crecimiento del PIB en el cuarto trimestre, así como la inversión y las ventas al por menor (indicador del consumo).A falta de que se publiquen estas cifras oficiales, se anticipa que la economía china creció un 7,6 % en 2013, de acuerdo con un informe gubernamental publicado por la prensa estatal en diciembre.Ello situaría el crecimiento de la segunda economía mundial por encima del objetivo marcado por el Gobierno, del 7,5 %.El dato, sin embargo, se colocaría por debajo del 7,7 % de crecimiento alcanzado en 2012, la tasa más baja registrada en la última década por la segunda economía mundial, que ahora trabaja por reconducir su economía hacia el consumo interno, tras décadas de dependencia de las exportaciones.Preguntado por el próximo dato del PIB, el profesor Pettis auguraba que China "en 2013 tendrá un crecimiento no muy por encima del 7 %, mientras que el PIB real probablemente será aún más bajo", poniendo en duda los datos oficiales."Lo importante -añadió- es que el crecimiento continuará bajando durante muchos más años".

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios