El IRS advierte a los inmigrantes recién llegados de estafa telefónica

Un hombre se asoma a las oficinas del Servicio de Ingresos Internos de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés). EFE/archivo Un hombre se asoma a las oficinas del Servicio de Ingresos Internos de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés). EFE/archivo

Un hombre se asoma a las oficinas del Servicio de Ingresos Internos de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés). EFE/archivo

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) ha vuelto a advertir a los contribuyentes de impuestos, en particular a los inmigrantes recién llegados a Estados Unidos, de que eviten ser estafados vía telefónica durante la actual temporada de declaraciones fiscales."Esta estafa ha estado afectando mucho a comunidades inmigrantes. Los estafadores llaman haciéndose pasar por el IRS y dicen a las víctimas que, si no pagan a la agencia con una tarjeta de prepago, serán deportados", informó a Efe Sara L. Eguren, portavoz del IRS.La funcionaria dijo que la dependencia federal sigue avisando a la comunidad en general sobre este tipo de estafas debido a que las personas más afectadas suelen ser aquellos que cuentan con menos conocimientos sobre tecnologías modernas, así como los inmigrantes recién llegados al país."No quiero especular, pero siempre hay estafas, es algo que pasa muy seguido", mencionó. "Tratan de atrapar a gente mayor que se ve sorprendida con cierta tecnología, o a gente que está reclamando un crédito, a comunidades de inmigrantes recién llegados, por ejemplo".Los estafadores les dicen a las víctimas que deben dinero al IRS y que deben pagarlo de manera inmediata mediante una tarjeta de débito prepagada o transferencia bancaria.Si la víctima se niega a cooperar, la amenazan con arrestarla, deportarla, o suspenderle su licencia de negocio o de conducir. En muchos casos, la persona que llama por teléfono se comporta de forma agresiva.De acuerdo con la información del IRS, los estafadores pueden ser capaces de saber los últimos cuatro dígitos del número de seguro social de la víctima.Para que la víctima piense que es un empleado del IRS quien lo está llamando, los estafadores copian el número gratuito del IRS para que aparezca en su identificador de llamada.Los estafadores a veces envían correos electrónicos falsos del IRS como apoyo a sus llamadas falsas para hacerlas pasar como reales.Las víctimas oyen ruido de fondo de otras llamadas que se están realizando que simulan ser un centro de llamadas.Después de amenazar a las víctimas con una sentencia carcelaria o con la revocación de su licencia de conducir, los estafadores cuelgan la llamada e inmediatamente llaman otros estafadores fingiendo ser de la policía local o del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV).El IRS informa que las víctimas de estos incidentes pueden comunicarlos al Treasury Inspector General for Tax Administration, (en inglés) al 1.800.366.4484.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) ha vuelto a advertir a los contribuyentes de impuestos, en particular a los inmigrantes recién llegados a Estados Unidos, de que eviten ser estafados vía telefónica durante la actual temporada de declaraciones fiscales."Esta estafa ha estado afectando mucho a comunidades inmigrantes. Los estafadores llaman haciéndose pasar por el IRS y dicen a las víctimas que, si no pagan a la agencia con una tarjeta de prepago, serán deportados", informó a Efe Sara L. Eguren, portavoz del IRS.La funcionaria dijo que la dependencia federal sigue avisando a la comunidad en general sobre este tipo de estafas debido a que las personas más afectadas suelen ser aquellos que cuentan con menos conocimientos sobre tecnologías modernas, así como los inmigrantes recién llegados al país."No quiero especular, pero siempre hay estafas, es algo que pasa muy seguido", mencionó. "Tratan de atrapar a gente mayor que se ve sorprendida con cierta tecnología, o a gente que está reclamando un crédito, a comunidades de inmigrantes recién llegados, por ejemplo".Los estafadores les dicen a las víctimas que deben dinero al IRS y que deben pagarlo de manera inmediata mediante una tarjeta de débito prepagada o transferencia bancaria.Si la víctima se niega a cooperar, la amenazan con arrestarla, deportarla, o suspenderle su licencia de negocio o de conducir. En muchos casos, la persona que llama por teléfono se comporta de forma agresiva.De acuerdo con la información del IRS, los estafadores pueden ser capaces de saber los últimos cuatro dígitos del número de seguro social de la víctima.Para que la víctima piense que es un empleado del IRS quien lo está llamando, los estafadores copian el número gratuito del IRS para que aparezca en su identificador de llamada.Los estafadores a veces envían correos electrónicos falsos del IRS como apoyo a sus llamadas falsas para hacerlas pasar como reales.Las víctimas oyen ruido de fondo de otras llamadas que se están realizando que simulan ser un centro de llamadas.Después de amenazar a las víctimas con una sentencia carcelaria o con la revocación de su licencia de conducir, los estafadores cuelgan la llamada e inmediatamente llaman otros estafadores fingiendo ser de la policía local o del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV).El IRS informa que las víctimas de estos incidentes pueden comunicarlos al Treasury Inspector General for Tax Administration, (en inglés) al 1.800.366.4484.

Más noticias

0 Comentarios