Merkel, convencida de que la reducción de la burocracia va por buen camino

La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró hoy convencida de que en el objetivo de reducir la carga burocrática el país avanza "bastante bien" y también Europa "va por buen camino"."Hemos avanzado bastante bien en la reducción de cargas administrativas", declaró Merkel en su tradicional vídeomensaje de los sábados, aunque puntualizó que todavía "falta una pizca para alcanzar el objetivo de reducir un 25 % los costes derivados de la obligación de notificación e información estadística".Según la canciller, estos costes ascendían en 2006 a 49.000 millones de euros y la meta es reducir los mismos para las empresas una cuarta parta, es decir, más de 12.000 millones de euros, hasta finales de este año, para lo que aún faltan poco mas de mil millones."Ahora nos encontramos en la recta final, así que (del organismo que supervisa la reducción de la carga administrativa, que este miércoles presenta su informe anual), me espero elogios pero también un llamamiento a no perder de vista la meta en los últimos metros", agregó.Al mismo tiempo, la líder cristianodemócrata subrayó que la disminución de la carga burocrática debe "realizarse de forma paralela" a nivel nacional y europeo.En este sentido, Merkel alabó al Grupo de Alto Nivel de Partes Implicadas Independientes sobre Cargas Administrativas y a su presidente, el exprimer ministro bávaro Edmund Stoiber, por su compromiso por reducir la burocracia a nivel europeo y señaló que este organismo "ha presentado muchas, muchas propuestas".Con el tiempo, los eurocomisarios y la Comisión Europea ya no ven al grupo como a un enemigo, sino que existe "una relación de cooperación", agregó.Según la canciller, en el Parlamento Europeo existía la preocupación al principio de que la rebaja de la carga administrativa llevara a un empeoramiento de las normas para los ciudadanos."Pero creo que ahora también se han dado cuenta que de lo que se trata es de posibilitar realmente a las empresas un mayor crecimiento gracias a una menor carga burocrática, y en este sentido también Europa va por buen camino", afirmó.No obstante, Merkel dijo estar segura de que muchas personas consideran que continúa habiendo demasiada burocracia."Creo que se dice que ha habido progresos. Pero si se pregunta a las empresas y a los ciudadanos, probablemente dirán que todavía queda mucho por hacer", concluyó.

La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró hoy convencida de que en el objetivo de reducir la carga burocrática el país avanza "bastante bien" y también Europa "va por buen camino"."Hemos avanzado bastante bien en la reducción de cargas administrativas", declaró Merkel en su tradicional vídeomensaje de los sábados, aunque puntualizó que todavía "falta una pizca para alcanzar el objetivo de reducir un 25 % los costes derivados de la obligación de notificación e información estadística".Según la canciller, estos costes ascendían en 2006 a 49.000 millones de euros y la meta es reducir los mismos para las empresas una cuarta parta, es decir, más de 12.000 millones de euros, hasta finales de este año, para lo que aún faltan poco mas de mil millones."Ahora nos encontramos en la recta final, así que (del organismo que supervisa la reducción de la carga administrativa, que este miércoles presenta su informe anual), me espero elogios pero también un llamamiento a no perder de vista la meta en los últimos metros", agregó.Al mismo tiempo, la líder cristianodemócrata subrayó que la disminución de la carga burocrática debe "realizarse de forma paralela" a nivel nacional y europeo.En este sentido, Merkel alabó al Grupo de Alto Nivel de Partes Implicadas Independientes sobre Cargas Administrativas y a su presidente, el exprimer ministro bávaro Edmund Stoiber, por su compromiso por reducir la burocracia a nivel europeo y señaló que este organismo "ha presentado muchas, muchas propuestas".Con el tiempo, los eurocomisarios y la Comisión Europea ya no ven al grupo como a un enemigo, sino que existe "una relación de cooperación", agregó.Según la canciller, en el Parlamento Europeo existía la preocupación al principio de que la rebaja de la carga administrativa llevara a un empeoramiento de las normas para los ciudadanos."Pero creo que ahora también se han dado cuenta que de lo que se trata es de posibilitar realmente a las empresas un mayor crecimiento gracias a una menor carga burocrática, y en este sentido también Europa va por buen camino", afirmó.No obstante, Merkel dijo estar segura de que muchas personas consideran que continúa habiendo demasiada burocracia."Creo que se dice que ha habido progresos. Pero si se pregunta a las empresas y a los ciudadanos, probablemente dirán que todavía queda mucho por hacer", concluyó.

Más noticias

0 Comentarios