Merkel reconocerá en Atenas los esfuerzos griegos, pero sin aflojar la presión

El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, ha asegurado que el viaje mañana de la canciller federal, Angela Merkel, a Atenas, es un "acto de reconocimiento para el gobierno griego"."Es un gesto europeo, un acto de reconocimiento para el gobierno griego, que se encuentra bajo gran presión por su política de reformas", afirma Westerwelle en declaraciones que publica hoy el tabloide Bild.Tras subrayar que no piensa "dar por perdido" el país mediterráneo, el jefe de la diplomacia alemana asegura que "el gobierno griego debe y quiere hacer sus deberes. Los griegos merecen respeto"."Y merecen también que no les juzguemos en base a conocimientos incompletos, sino que esperemos al informe de la troika", formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), concluye Westerwelle.La canciller alemana, Angela Merkel, viaja mañana a Atenas por primera vez desde el comienzo de la crisis del euro para entrevistarse, entre otros, con el primer ministro griego, Andonis Samaras, e informarse sobre los esfuerzos del país heleno para superar su crisis financiera y presupuestaria.El viaje de Merkel tiene lugar poco antes de que la troika emitan su próximo balance sobre la situación de las reformas en Grecia, decisivo para el pago del siguiente tramo de ayudas a ese país.Merkel viajó por última vez a Atenas en 2007, mas de dos años antes del comienzo de la crisis del euro, en la que Grecia es el país, con diferencia, que mas se ha visto afectado por problemas de endeudamiento y presupuestarios.

El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, ha asegurado que el viaje mañana de la canciller federal, Angela Merkel, a Atenas, es un "acto de reconocimiento para el gobierno griego"."Es un gesto europeo, un acto de reconocimiento para el gobierno griego, que se encuentra bajo gran presión por su política de reformas", afirma Westerwelle en declaraciones que publica hoy el tabloide Bild.Tras subrayar que no piensa "dar por perdido" el país mediterráneo, el jefe de la diplomacia alemana asegura que "el gobierno griego debe y quiere hacer sus deberes. Los griegos merecen respeto"."Y merecen también que no les juzguemos en base a conocimientos incompletos, sino que esperemos al informe de la troika", formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), concluye Westerwelle.La canciller alemana, Angela Merkel, viaja mañana a Atenas por primera vez desde el comienzo de la crisis del euro para entrevistarse, entre otros, con el primer ministro griego, Andonis Samaras, e informarse sobre los esfuerzos del país heleno para superar su crisis financiera y presupuestaria.El viaje de Merkel tiene lugar poco antes de que la troika emitan su próximo balance sobre la situación de las reformas en Grecia, decisivo para el pago del siguiente tramo de ayudas a ese país.Merkel viajó por última vez a Atenas en 2007, mas de dos años antes del comienzo de la crisis del euro, en la que Grecia es el país, con diferencia, que mas se ha visto afectado por problemas de endeudamiento y presupuestarios.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios