Ortega retrocede la medida de implementar el horario continuo a los empleados estatales

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Archivo El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Archivo

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. EFE/Archivo

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, retrocedió hoy en su decisión de retomar el horario continuo de trabajo de las instituciones del Estado, de las 07.00 a las 13.00 hora local (13.00 y 19.00 GMT), como medida para ahorrar energía eléctrica, y anunció que mantendrá el horario tradicional."Mientras se concluye un plan integral para la gestión pública eficaz, implica mantener el horario tradicional de trabajo y de atención al público, que va de 08.00 a las 17.00 hora local (14.00 y 23.00 GMT), incluyendo la pausa para el almuerzo", decretó Ortega en un comunicado, leído por la primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.El Ejecutivo anunció ayer que retomaría a partir de hoy un horario continuo de trabajo en las instituciones del Estado de seis horas de lunes a viernes, tal y como estuvo fijado entre julio de 2007 hasta abril del año pasado, como parte de las medidas de ahorro energético que propone el Gobierno.El repentino cambio de Ortega se produjo en medio de las críticas del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la principal cúpula empresarial del país.Antes de la nueva decisión del Ejecutivo, el Cosep pidió a Ortega reconsiderar la reducción de la jornada laboral en el Estado porque va en contra de la competitividad que desea alcanzar el país."Es una medida que no está siendo valorada en un contexto más amplio, probablemente tiene un ahorro en la factura de energía, pero un mayor costo en la sociedad, en la economía", advirtió el titular del Cosep, José Adán Aguerri.Aguerri alertó, además, que esta medida haría "que el Estado se convierta en un Estado de medio tiempo", una situación única en Centroamérica, y que la empresa privada tendría sólo cuatro horas para acudir a las instituciones públicas, por la discrepancia de horarios entre ambos sectores.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, retrocedió hoy en su decisión de retomar el horario continuo de trabajo de las instituciones del Estado, de las 07.00 a las 13.00 hora local (13.00 y 19.00 GMT), como medida para ahorrar energía eléctrica, y anunció que mantendrá el horario tradicional."Mientras se concluye un plan integral para la gestión pública eficaz, implica mantener el horario tradicional de trabajo y de atención al público, que va de 08.00 a las 17.00 hora local (14.00 y 23.00 GMT), incluyendo la pausa para el almuerzo", decretó Ortega en un comunicado, leído por la primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.El Ejecutivo anunció ayer que retomaría a partir de hoy un horario continuo de trabajo en las instituciones del Estado de seis horas de lunes a viernes, tal y como estuvo fijado entre julio de 2007 hasta abril del año pasado, como parte de las medidas de ahorro energético que propone el Gobierno.El repentino cambio de Ortega se produjo en medio de las críticas del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la principal cúpula empresarial del país.Antes de la nueva decisión del Ejecutivo, el Cosep pidió a Ortega reconsiderar la reducción de la jornada laboral en el Estado porque va en contra de la competitividad que desea alcanzar el país."Es una medida que no está siendo valorada en un contexto más amplio, probablemente tiene un ahorro en la factura de energía, pero un mayor costo en la sociedad, en la economía", advirtió el titular del Cosep, José Adán Aguerri.Aguerri alertó, además, que esta medida haría "que el Estado se convierta en un Estado de medio tiempo", una situación única en Centroamérica, y que la empresa privada tendría sólo cuatro horas para acudir a las instituciones públicas, por la discrepancia de horarios entre ambos sectores.

Etiquetas:

Más noticias

0 Comentarios